¿Un baño en la buhardilla? 

En una buhardilla también se puede hacer un cuarto de baño. Solo hay que analizar si hay un espacio mínimo y cuáles son las condiciones de toda la casa para la necesaria conexión a la red de desagüe general y a la acometida de agua potable.

La evacuación de aguas

Esta es tal vez la principal dificultad. Si únicamente quieres colocar una ducha y lavabo será más sencillo, pues solo tendrás que meter hasta el desagüe una tubería de 50 mm. Si además quieres instalar un inodoro, tendrás que prever espacio y posibilidades de conexión para una tubería de PVC de 110 mm.

Qué tuberías necesitas

  • PVC de 110 mm: necesarias para conectar el inodoro a la red general de saneamiento de la casa o del edificio.
  • PVC de 50/40/32 mm: para salidas de bañera, ducha, lavabo o bidé, tubería de 40 mm. Opcional, según el tipo de sanitario, puede ser de 32 mm para lavabo y bidé. Todas las tuberías se conectarán a una general de 50 mm que se llevará hasta la red de desagüe general.
  • Manguitos, codos, derivaciones, reductores, Ts: todos los accesorios para hacer las conexiones entre las distintas tuberías.
  • Bote sifónico: si hay espacio en el forjado lo más adecuado es poner un bote sifónico que recoja las aguas de lavabo, bidé y ducha o bañera para evitar malos olores. Si no, habría que poner sifones en cada uno de los elementos.

Materiales

  • Adhesivo para PVC para hacer todas las conexiones en este material y limpiador de PVC, imprescindible para hacer un buen sellado.

Herramientas

  • Como herramientas necesitarás todo lo básico para picar y hacer grietas o regatas en los forjados y muros, como cortafríos y maza; además, taladradora y sierra de arco para cortar el PVC. Son imprescindibles guantes y mascarillas para trabajar.

Por dónde hacer las conexiones

Lo primero que hay que intentar es colocar el nuevo cuarto de baño o de aseo en la vertical de alguno de los cuartos de baño de la planta de abajo. Así será más fácil. Las tuberías se podrían llevar a través del forjado, por el falso techo, por los muros de carga o paredes de un grosor mínimo para ocultar las tuberías y por el suelo hasta poder conectar con la red general. Hay que mirar los planos de la casa, si existen, o averiguar por dónde van las vigas o pilares, para evitar problemas en la distribución.

Un baño en la buhardilla

En casas unifamiliares podrías hacer la conexión también por el exterior de algún muro hasta una conexión con desagüe o alcantarillado.

La acometida de agua

Es imprescindible llevar la red de acometida de agua fría y agua caliente al nuevo cuarto de baño si con la caldera que hay instalada se puede llevar agua caliente al nuevo lugar. Si no es así, basta con llevar agua fría para conectarla a un nuevo termo, del que saldrá agua caliente para los grifos de ducha, lavabo y bidé. Estas tuberías es más fácil extenderlas de un sitio a otro, debido a su diámetro. Las puedes distribuir empotradas o por superficie.

Qué tuberías necesitas

  • Para bañera o ducha: tubería de 18 mm de cobre.
  • Para lavabo, bidé e inodoro: tubería de 12 mm de cobre.
  • Para posible cocina: si la extensión de la buhardilla permitiera la instalación de una cocina necesitas tubería de 15 mm para fregadero y electrodomésticos como lavavajillas y lavadora.  
  • Para termo eléctrico: tubería de 22 mm de cobre.

Para las conexiones

Piezas de cobre: para hacer correctamente las conexiones necesitarás numerosas piezas de cobre como curvas, codos, manguitos, Ts, curvas de desviación para superar otros tubos, reductores, racores locos curvos o rectos.

Piezas de latón: sirven para soldar a las tuberías de cobre y poder hacer las conexiones de los distintos aparatos sanitarios con sus respectivas llaves y latiguillos. Entre las piezas hay codos, Ts, entronques, machones reductores, tapones, alargaderas...

Llaves de corte: normalmente en escuadra. Sirven para unir la acometida de agua a cada sanitario, sin olvidar colocarlas en la acometida al nuevo termo, si lo instalas. De ellas salen los latiguillos que llevan el agua a los grifos. Son imprescindibles siempre, para poder acometer de manera sencilla y rápida las reparaciones o sustituciones de los aparatos sin tener que inutilizar toda la instalación.

Válvulas de corte

Es aconsejable que coloques dos válvulas de corte general de agua en algún punto de la entrada de los tubos de agua caliente y fría al nuevo cuarto de baño. De esta manera garantizas el cierre en caso de necesidad y no se alterará el suministro al resto de la casa.

Abrazaderas

Para fijar bien las tuberías a las paredes o soportes necesitas abrazaderas metálicas del grosor apropiado para cada tubo. Estas abrazaderas incorporan el tornillo que ha de insertarse en el taco. O directamente a la madera, si dejaras las tuberías vistas sobre las vigas, por ejemplo.

Herramientas y materiales para la instalación de tubería de cobre

Para la instalación del nuevo circuito de agua sanitaria necesitas las herramientas básicas del fontanero: sierras de arco para metal, cortatubos, taladradora, soldador, guantes, gafas protectoras, alicates pico de loro. Entre los materiales, además de los citados, no tienen que faltar las lijas, carrete de soldado de aleación estaño-plata, apto para la soldadura en tuberías de agua sanitaria y calefacción, y decapante.

Mejora el aislamiento de las tuberías: con tubo corrugado y coquillas

Para mejorar el aislamiento de las tuberías y no tener pérdidas de calor, son recomendables las coquillas de caucho o polietileno, según los casos, para aislar todos los tubos. En cualquier caso, opcionales son los tubos corrugados para forrar todas las tuberías de cobre, el de color azul para el agua fría y el de color rojo para el agua caliente.

¿Qué termo necesitas?

El nuevo termo que coloques ha de ser del tamaño adecuado para el uso que se va a dar a la nueva ducha o bañera. Depende fundamentalmente de las personas que lo vayan a usar. Para una sola persona bastará con uno de 50 litros si se tiene ducha y lavabo. De 75 litros, si van a ser dos personas las que habitualmente usen el nuevo baño.

Mejor un plato de ducha

Lo ideal es colocar un plato de ducha, aunque tuvieras espacio para una bañera y el forjado aguantara su peso. Para ello debes tener en cuenta el grosor del forjado existente, para que se pueda empotrar en él tanto la válvula de desagüe como las tuberías necesarias para la evacuación. Otra opción sería elevar el plato de ducha los centímetros necesarios para que la caída del agua fuera la correcta para desaguar sin problemas. En este caso, debes tener en cuenta la altura disponible en el cuarto de baño, considerando la inclinación de la cubierta.

Un baño en la buhardilla

Hay platos de ducha acrílicos, de porcelana y de resina.

Las válvulas de desagüe

En la instalación del plato de ducha nuevo hay que hacer una correcta impermeabilización.

Después de alisar la base del plato y hacer la preinstalación del sistema de desagüe y sumideros puedes extender en el suelo y en las paredes una lámina impermeabilizante colocada con mortero flexible.

Sobre ella podrás instalar después el plato y el nuevo revestimiento cerámico de las paredes.

Si hicieras un plato de ducha de obra con gresite, tienes que actuar de la misma manera, marcando la inclinación necesaria hasta el desagüe a la hora de hacer la base. Después de instalar la lámina, se colocan las mallas de gresite en todo la base y las paredes, sellando las juntas con mortero para juntas.

Cerramiento para el plato

El espacio dedicado para la ducha en el nuevo cuarto de baño debes aislarlo del resto. Como lo importante será el ahorro de espacio estas son las maneras más sencillas y apropiadas para hacerlo.

Con bloques de vidrio: una solución muy creativa. Dejas pasar la luz, pero guardas la intimidad en la ducha. Los muretes con este material se levantan fácilmente sin necesidad de apenas obra. Diseña el espacio y escoge entre la gran variedad de modelos, lisos, ondulados, de colores. Debes sellar bien las juntas.

Un baño en la buhardilla

Con  mampara: es la opción más sencilla. Debes tener en cuenta la altura que tienes para la nueva ducha. Muy importante conocer todas las cotas de la cubierta, tanto en la parte más baja como en la más alta, para saber qué modelo se adaptará mejor a cada caso. Hay mamparas frontales, cuadradas, rectangulares, angulares. Las hay acrílicas y de vidrio templado.

Paneles de ducha: esta es una solución muy apropiada para los espacios de la ducha en las buhardillas. Teniendo en cuenta la altura disponible, se colocan atornilladas a la pared correspondiente. Pueden ser fijos o batientes o una combinación de ambos, fijo y con pequeña hoja batiente. El panel puede hacer de pared y completarse el hueco con una cortina frontal.

Complementos para los sanitarios

  • Para inodoro: para colocar el inodoro y evitar olores tienes que colocar en el entronque con la bajante el correspondiente manguito que incorpora goma de sellado. Para ahorrar es interesante que lo dotes de pulsadores de doble descarga, para utilizar según cada caso.
  • Para el lavabo y bidé: el lavabo y bidé deben ir dotados de válvulas y sifones que eviten los malos olores. Los hay en PVC blanco, cromados y cromados para dejarlos a la vista.
Un baño en la buhardilla

Lavabos

Hay infinidad de lavabos para escoger según la decoración que se quiera dotar al baño de la buhardilla. De estilo clásico o rústico, de encastrar o sobreponer.

Un baño en la buhardilla

La grifería

  • Para la ducha: escoge grifos termostáticos para la ducha, así tendrás siempre la temperatura óptima durante el uso y ahorrarás agua y energía. El grifo de la ducha se complementa con el flexo, mango y soporte. Existen kit de ducha con barra para adaptar el mango a la altura de cada usuario. Los rociadores aportan mayor bienestar durante la higiene.
  • En lavabo y bidé: la opción más apropiada son los grifos monomando. Pero también puedes aportar un toque clásico a la decoración con grifería doble, para agua caliente y fría, en estilos retro y rústico.
Un baño en la buhardilla

Aireadores en los grifos

Para ahorrar agua, coloca aireadores tanto en los grifos de bide y lavabo y reductores de caudal en la toma de la ducha o bañera.

Accesorios de baño

La decoración del baño se complementa con numerosos accesorios: tienes muebles suspendidos o de pie de distinto tamaño para adaptarlos al hueco disponible; pueden incorporar el espejo o conseguirlo aparte. No debes olvidar las barras y asideros, jaboneras, escobillas, portarrollos, toalleros…

Un baño en la buhardilla