Un colgador multiusos de pared y estilo rústico

Ve pensando dónde colocarás este colgador de pared porque es tan práctico que encaja en el recibidor para dejar los pañuelos y bufandas, en el dormitorio o vestidor para organizar collares, cinturones y corbatas o en el salón para las revistas. Según el uso que le des, solo tienes que adaptar el tamaño y distancia entre barras. ¿Cómo hacerlo? Corta las barras del colgador de un listón de madera circular y únelas con cinta de rafia y corchetes, de manera que estos fijen la posición de cada barra. Con un par de trozos más de cinta, crea las tiras de las que colgar tu creación en la pared. Y ahora piensa en personalizarlo porque con otro tipo de cinta dejará de ser rústico y además puedes pintar de color las barras. Imaginación al poder. 

Descubre aquí el paso a paso.