Un nuevo concepto de árbol de Navidad: uno de madera

¿Y si este año optas por otro tipo de árbol de Navidad, menos voluminoso pero igual de decorativo? Estos árboles de madera que te proponemos hacer son perfectos para resaltar zonas que a diario pueden pasar desapercibidas, como el tiro de la escalera o un pequeño recibidor. Su gran ventaja estriba en que no se colocan en la pared y, por tanto, no restan espacio a tu salón. Para llevarlo a cabo, comienza por pegar los listones de madera en la pared en triángulo para darle la forma de árbol. A continuación, fijas unas hembrillas a diferentes alturas para, después, pasar el cordel que hará las funciones de ramas del árbol donde colgarás los adornos (bolas y estrellas con lazos). Por último, pega todos los elementos con silicona caliente y remata el árbol con guirnaldas luminosas. ¡Qué disfrutéis de una feliz Navidad!