Un perchero de moda ligero y en madera

¿Y si  montas tu perchero ligero para no quedarte colgada con el abrigo y la bufanda al llegar a casa? Es ideal para espacios reducidos o para viviendas que no tienen un recibidor porque se entra directamente al salón. Hay veces que menos es más y este es el mejor ejemplo: cuatro barras de madera (puedes escoger entre barras de cortinas o varillas estriadas) y tu maña son suficientes. Une las barras con tornillos o con cordel en el extremo superior; y, en el inferior, abre los listones y apóyalos en el suelo (te recomendamos que coloques tacos para evitar rozaduras y proteger el suelo). Píntalos del mismo color de la estancia para camuflarlo o de diferentes tonalidades para que centre las miradas. ¡Una pieza que conquista por su sencillez!