Fórmulas de armarios para pasillos estrechos. ¡Adiós al desorden!

Los percheros de las entradas suelen dar sensación de caos. Bufandas, abrigos colgados de cualquier manera, bolsos… Un armario ropero adaptado al espacio evitará esta sensación de desorden y protegerá las prendas. Escoge uno con poco fondo para no obstaculizar el paso y personaliza y decora sus puertas para crear un ambiente acogedor.

Al entrar en casa buscamos un ambiente relajado que nos confiera paz, tranquilidad y el equilibrio emocional que normalmente no tenemos cuando llegamos estresados después de un día de trabajo o de recados. Por eso, es tan importante equipar el pasillo con un armario que cuente con diferentes soluciones de almacenaje para albergar los distintos tipos de objetos y prendas que necesitamos guardar: zapatos, bolsos, chaquetas y demás complementos y accesorios.

Sácale el máximo partido al pasillo; una de las zonas más desaprovechadas y olvidadas. Existen opciones para todo tipo de espacios, en función del tamaño y de la forma, que tengas.

Una buena elección te facilitará la vida y simplificará uno de los grandes quebraderos de cabeza al llegar a casa: ¿dónde dejo todo?

Un práctico ropero para el pasillo

Armarios de pasillo que ocupan poco. Trucos para no “comerte” el espacio

El primer “mandamiento” a la hora de escoger un armario para el pasillo es que no sea muy grande. Los pasillos suelen ser estrechos, y a veces resultan oscuros. ¡Lo único que les falta es tener muebles que quiten espacio! Pero por otra parte, los armarios de pasillo permiten guardar las prendas del día a día y dar sensación de orden. Además, así estarán más protegidas. Las claves para acertar son:

  • Poco fondo. A no ser que tu pasillo sea muy grande (a partir de 1,50 m de ancho), elige un armario con un fondo máximo de 45 cm. Si no te caben las perchas, equípalo con percheros frontales extraíbles. Son barras perpendiculares al ancho del armario que se extraen para acceder a las prendas. 
  • Colores claros. Cualquier elemento que coloques en el pasillo restará luz. Por eso, si eliges un color claro para el armario, será visualmente más ligero. El blanco siempre funciona bien y ahora es tendencia el acabado satinado. Si además buscas unas puertas que hagan juego con las de la casa, crearás armonía y continuidad. 
  • Puertas correderas. Es la mejor opción para armarios de pasillo porque no ocupan espacio al abrirse. Si tienes sitio, las puertas abatibles te permitirán colocar accesorios (corbateros, ganchos para bolsos…) que aumentan la capacidad del armario. Para aligerar el espacio, escoge puertas con cristal o espejo. Los espejos reflejan la luz y duplican visualmente los ambientes.
Un práctico ropero para el pasillo

¿Poca luz en el pasillo? Viste el armario con puertas de espejo

Aunque un pasillo tenga poca luz, no hay por qué renunciar a un armario. Pero sí hay que tener cuidado con el diseño: algunos materiales y colores restan luz, haciendo que el espacio sea aún más oscuro. En este sentido, lo mejor es apostar por el cristal y el espejo. El cristal amplía visualmente el espacio y aligera las puertas más pesadas. Los modelos de madera con cristal en la parte superior siempre quedan bien; y si quieres, puedes escoger puertas de cristal ahumado para evitar que se vea el interior del armario.

Un práctico ropero para el pasillo

¿Quieres más luz? Entonces, las puertas de espejo serán tus aliadas para triunfar. Los armarios con espejo de los años 80 y 90 vuelven a estar de moda. Además de reflejar el pasillo y dar la sensación de que es mucho más grande, te servirán como espejo de cuerpo entero para darte los últimos toques antes de salir. Esta idea te puede ser útil también para renovar un armario de pasillo anticuado y oscuro. Si las puertas son lisas, decóralas con lámina de espejo autoadhesiva… ¡Y verás qué cambio!

Y si eso no es suficiente, equipa los armarios con más luz

Al colocar armarios en pasillos, principalmente si son muy estrechos, debes tener en cuenta también que la zona debe tener una buena iluminación para poder ver perfectamente todo el interior del armario hasta cualquier rincón por pequeño que sea para poder optimizar el espacio al máximo posible. Si el pasillo no tiene las luminarias adecuadas o son muy tenues, puedes optar por alternativas que se instalan dentro del armario. Las hay que se encienden de forma automática cuando abres la puerta o las hay manuales para encenderlas tú mismo y que no tengas ningún problema al acceder al interior.

Un práctico ropero para el pasillo

Armarios empotrados, perfectos para pasillos estrechos

Un armario empotrado en el pasillo es la solución ideal. No ocupan espacio y resultan elegantes y discretos. No todos los pasillos permiten esta opción: solo la podrás elegir si tu pasillo tiene como mínimo 140 cm de ancho. Pero si el espacio es irregular (hay algún saliente o retranqueo), no dudes en sacar partido a ese hueco inservible creando un armario a la medida. Solo tendrás que colocar una barra, una cajonera y unas baldas y cerrar el hueco con puertas correderas. 

Un práctico ropero para el pasillo

Nuestro consejo

Antes de montar el armario, corta y quita el rodapié de la zona del armario. Forra las paredes con contrachapado melaminado de 5 mm (lo puedes pegar con adhesivo de montaje). Así protegerás la ropa de la humedad y el polvo.

Para las puertas correderas, te recomendamos que elijas sistemas con doble carril: superior e inferior. Son mucho más seguras, duraderas y fiables. Busca unas puertas que cubran la altura de suelo a techo (suele estar entre 210 y 240 cm), coloca los carriles y los rodamientos y encájalas. Verifica siempre que las puertas están niveladas y a plomo, y corrige las irregularidades girando los tornillos de los rodamientos.

Unifica las puertas del armario y las de tu casa

Los armarios de los dormitorios dan más opciones decorativas que los del pasillo. Como los espacios son más amplios, puedes jugar con colores, texturas, telas, papel pintado… En el pasillo se agradece un estilo más discreto que ocupe poco visualmente hablando. 

Un práctico ropero para el pasillo

Una buena opción para crear armonía y unificar es escoger unas puertas de armario similares a las de la casa. Si tienes que renovar las puertas de paso, aprovecha para esmaltar las del armario con el mismo color y acabado. Y si vas a comprar el armario, intenta que las puertas sean lo más parecido posible en color y acabado a las del resto de la vivienda: lisas o con entrepaños, con tiradores similares (dorados, plateados o en acero mate)…