Un tablero para cada uso

La madera es un material noble, natural y de gran belleza que está muy presente en nuestras casas: superficies y revestimientos, muebles, complementos, etc. Un tablero es mucho más que una tabla de madera. Se trata de una pieza compuesta de varias tablas, o de materiales de origen vegetal, que tiene forma de plancha y que se utiliza para múltiples aplicaciones dentro y fuera del hogar.

Existen muchos tipos de tableros que varían en su composición, en el formato, el color, el acabado, etc. Cada uno de ellos está especialmente diseñado para un uso determinado, ya sea panelar una superficie o construir un mueble. Si lo tuyo es el bricolaje, trabajar con madera (o con materiales derivados de ella) será toda una experiencia. Descubre qué tipo de tableros debes elegir en función del trabajo que vayas a realizar o cuál es el tablero que necesitas en cada momento para decorar tu casa.

Un tablero para cada uso

Tableros para construir, panelar y aislar

Tanto si necesitas construir con madera, forrar o panelar una superficie, o aislar un espacio, necesitarás unos tableros determinados con ciertas cualidades adecuadas al uso en cuestión. Existe una amplia variedad de tableros entre los que puedes elegir.

Un tablero para cada uso

Para construir

  • Tablero MDF (O DM). Son lo que se conoce como tableros de densidad media y están compuestos por partículas muy pequeñas (polvo) de fibras vegetales, prensadas y aglutinadas como en el caso del aglomerado. El MDF es un material bastante pesado, que soporta bien el desgaste y que es más resistente que el aglomerado. Puede utilizarse en construcción para multitud de proyectos (como este de construir casetas infantiles para el jardín), ya que es fácil de manipular y taladrar. Además, ofrece muchas posibilidades decorativas ya que se puede pintar y barnizar.

Existe el MDF hidrófugo, cuyas partículas diminutas han sido compactadas con una cola específica que mejorar su resistencia a la humedad.

  • Contrachapado. Los tableros contrachapados están formados por chapas de madera superpuestas que se pegan entre sí de modo transversal, alternando la dirección de la veta en cada capa. Entre sus cualidades destacan su gran ligereza y su alta resistencia. Existen contrachapados con diferentes acabados. Incluso hay un tipo, el contrachapado fenólico que incorpora resinas fenólicas especiales que lo hacen más resistente y capaz de soportar la humedad.
  • Tablero alistonado. Se trata de un tipo de tableros que están formados por tablas o listones de madera maciza. Aunque tiene diversas aplicaciones, se utiliza en construcción, ya que resulta bastante ligero y resistente. Un ejemplo son los tableros que se emplean en los encofrados de estructuras de hormigón. Puede ser de diferentes maderas: pino, abeto, roble, abedul, etc.
  • Tablero OSB. El tablero OSB (Oriented strand board ) o tablero de virutas orientadas está formado por virutas y láminas finas de madera prensadas y aglutinadas con un producto específico. En este caso, las capas que lo componen muestran diferentes orientaciones. Es un material muy utilizado en construcción (tabiques, cubiertas, etc.).
Un tablero para cada uso

Para panelar

  • Aglomerados. Además de los tipos de tableros anteriores, los de aglomerado son perfectos para panelar o forrar cualquier superficie, y también se emplean en construcción. Están compuestos por partículas de madera de pequeño tamaño que se prensan con una cola aglutinante especial. El resultado son piezas resistentes y sólidas, que suelen utilizarse como material de construcción, como soporte de otros tableros en muebles o para el interior de puertas.

Existen diferentes tipos de aglomerado: crudo (sin tratamiento), hidrófugo (lleva un tratamiento que mejora se resistencia a la humedad) y melamina (el aglomerado se recubre con una lámina de material plástico que puede presentar diferentes acabados).

Los tableros de melamina son muy adecuados, por ejemplo, para forrar el interior de los armarios o las paredes y el techo de una buhardilla.

Un tablero para cada uso

Para aislar

  • Para construir, para panelar y para aislar. Los tableros que hemos mencionado hasta ahora también pueden emplearse para aislar un espacio determinado. Para este uso es mejor utilizar las versiones hidrófugas (de aglomerado, contrachapado, ), ya que son más resistentes frente a la humedad. Se trata del MDF y los aglomerados hidrófugos, así como del contrachapado fenólico.
Un tablero para cada uso

Tableros para hacer muebles

Entre los diferentes materiales que se emplean habitualmente para hacer piezas de mobiliario, los tableros son de los más empleados. Pero no todos los tipos de tableros que hemos visto antes son adecuados para la construcción de muebles.

  • Tableros alistonados. Para este uso, además de los contrachapados y el MDF, resultan muy prácticos los tableros alistonados de madera maciza, ya que permiten muchas posibilidades decorativas. Además, muestran la belleza natural de la madera, por lo que quedan perfectos simplemente barnizados o con algún acabado con pintura.
  • Melamina. Es también un material muy adecuado para hacer muebles. Se trata de un tablero de aglomerado revestido con una lámina de melamina que muestra el acabado: puede ser una imitación del aspecto de la madera, un color o efecto determinado, etc.
  • Tableros OSB. Son perfectos para la construcción de piezas de mobiliario, ya que son resistentes y fáciles de taladrar. Además, admiten multitud de acabados y decoraciones con pintura o barniz.
  • Madera en bruto. Se trata de tableros de madera de roble maciza y rústica, con los que se pueden realizar un montón de proyectos geniales: estantes y baldas, bancos y percheros, cabeceros de cama, etc. Gracias a este tipo de tableros es posible fabricar muebles muy decorativos al más puro estilo raw. Los encuentras disponibles en diferentes formatos y medidas.
  • Tableros para mesas. Toda una colección variada y especial de tableros de madera maciza para construir mesas. Son tapas muy decorativas que se pueden combinar con distintos tipos de patas para lograr el resultado que tú quieres: mesas de comedor de aire rústico, mesas de centro de marcado estilo industrial, consolas para el recibidor, etc. Puedes elegir el tipo de madera (pino, fresno, roble, etc.) y si quieres que esté tratada o al natural, así como las dimensiones del tablero. ¿Quieres fabricar tu propio escritorio o mesa de estudio? No te pierdas estas propuestas.
Un tablero para cada uso

Tableros para manualidades

  • Los tableros son un elemento clave en el mundo de las manualidades, ya que ofrecen la oportunidad de realizar numerosos proyectos DIY muy creativos, como este para realizar casitas decorativas para la habitación de los niños. En este apartado, los materiales que triunfan son el aglomerado crudo, los contrachapados, los tableros alistonados y la melamina.
Un tablero para cada uso