Una barra para hacer más cómoda la cocina

¿Y si empiezas el día con buen pie desayunando en tu propia barra? Despierta con los aromas de un sabroso café y una crujiente tostada y disfruta de tan suculentos manjares en una sencilla barra improvisada con unos tableros de madera maciza de pino. Monta la estructura con tubillones y tornillos para encajar los laterales y las bases. Después, haz cajones que puedes complementar con un tirador o bien cortando un rebaje en la propia madera para poder abrirlo. Dentro podrás colocar accesorios que servirán para dividir el interior del cajón y organizar los manteles y servilletas que necesitas para degustar tus platos. ¡Bon appetit!