Una cabina de ducha para el jardín o la terraza

¿Y si te instalas una ducha en el jardín para sofocar el calor de los días de verano? ¡Disfrutarás más del verano! En poco espacio y con tan solo unos paneles de madera, para preservar la intimidad, puedes crear tu propia cabina. Conecta la manguera a la ducha y fija unos postes al suelo con la ayuda de unos herrajes. Une los paneles de ocultación a los postes y clava la ducha al suelo. Por último, coloca una tarima de madera, para evitar resbalones, y aporta el toque final con una cortina. ¡Ya no hay excusa para refrescarse en los días de sol!