Transforma una cama infantil en una casita

¿Y si trasladas el modelo de las casitas de cuentos a la habitación del más pequeño de la casa? Una cama infantil tiene que ser de todo menos aburrida y tiene que representar el espíritu fantasioso de sus soñadores huéspedes. Por eso, este trabajo te resultará muy gratificante. Sigue estos pasos: monta la estructura con rastreles, primero el rectángulo que hará de techo y que debes atornillar a la estructura de la cama mediante unos postes verticales; después, sobrepón el tejadillo, a dos aguas como las casitas tradicionales. A partir de aquí personaliza tu dosel al gusto del peque de la casa: puedes escoger borduras para revestir la cama y pintar el dosel del color deseado.