Crea una casita para tu mascota debajo de la escalera

¿Y si aprovechas el espacio de debajo de la escalera para hacer a tu mascota su dulce morada? ¿Alguna vez has pensado que esa zona está hueca y desaprovechada? Si es así, sácale partido. Ponte manos a la obra: abre la puerta, con una sierra de calar si la pared es de cartón yeso o con un martillo y cortafríos, si está hecha de ladrillo, y recíbela con yeso. Déjala lista para entrar a vivir revistiendo el suelo (te recomendamos el vinílico que se coloca y se limpia fácilmente) y las paredes (mejor si es pintura lavable). ¡Tu fiel amigo te agradecerá que le hayas construido su caseta!