¡Tu cocina, de puertas abiertas! Gana en amplitud

Lejos quedan los días en los que las cocinas se escondían en el sótano, formando un mundo aparte en el que los empleados permanecían separados de los señores por barreras invisibles. Hoy día, la cocina el centro neurálgico de los hogares, generador de vida familiar y de momentos inolvidables. Al prescindir de un tabique o sustituir un muro por un tabique de cristal puedes crear espacios amplios, luminosos y cómodos. Lugares donde el trabajo se convierte en diversión, la comida en ingrediente para la creatividad, y los fogones de toda la vida en un imán que atraerá a su alrededor a todos los miembros de la familia.

Pon una barra alta y un taburete

Ocupan muy poco y añaden un rincón para desayunar de lo más irresistible

Ver productos

Tu pequeña gran cocina

Una cocina pequeña puede ser el lugar donde te abstraes para crear tus mejores platos, acompañado de música relajante y (tal vez) de una copa de ese vino que guardas solo para ti… Una iluminación acertada, una distribución de esas que logran que “todo fluya” y muebles prácticos que te harán la vida más fácil son las claves para vivir momentos felices en tu cocina-mini. Ahora, mírala de forma objetiva: ¿qué crees que podrías cambiar? Coge un papel y un lápiz y traza un plano sencillo, o apunta las ideas que se te ocurran. A ver qué te sugieren las que hemos pensado nosotros:

  • Asegúrate de que tu cocina tiene flow: la zona de cocción, la de lavado y preparación de los alimentos y la de almacenaje y frío deben crear un triángulo práctico y cómodo.  
  • Escoge una luz general agradable y neutra, como la del sol que entra por las ventanas a primera hora de la mañana. Además, pon lucecitas estratégicas sobre la encimera, en el rincón para desayunar… Es lo mejor para crear ambiente.
  • ¡Despeja la encimera! Ese microondas que ocupa toda la esquina o ese exprimidor de zumo que va de acá para allá estarían mejor si encontrasen su propio lugar. Pon el micro en un mueble a la medida, mejor sobre el horno (en columna), y guarda los pequeños electrodomésticos bien organizados, en un sitio donde los alcances con facilidad.

¡Inspírate con nuestras cocinas!

Abrir tu cocina al salón o al comedor para compartir momentos, ganar sensación de amplitud y que todo el mundo quiera estar en ella es posible.

VER COCINAS

Cocinas con frentes de armarios de suelo a techo 

Una pared al completo con muebles. De suelo a techo. Un frente dedicado a la organización. Este tipo de solución de mobiliario es perfecto en cualquier cocina, pero realmente atractivo en espacios abiertos (el famoso open-concept de los norteamericanos) donde la cocina se comunica directamente con el salón y/o el comedor. ¿Te imaginas una cocina así? Comunicada con el salón y con una preciosa isla rematada por una encimera espectacular? Sin duda, es la cocina de los sueños de cualquier familia, pareja o single con vocación de chef. Ojo, porque puede quedar igual de impresionante si sustituyes la isla por una mesa de comedor, mucho más económica.

Cocinas abiertas al salón

¿Cocina-pasillo? ¡Dale una oportunidad!

Son prácticas, acogedoras y estilosas. Las cocinas tipo pasillo, inicialmente, no tienen muchos fans… Pero son las más habituales. Una cocina de este tipo puede quedar preciosa y ser de lo más funcional si la equipas con buenas soluciones. ¿Qué tal si despejas una de las paredes y quitas los armarios superiores, dejando solo los muebles bajos y la encimera? Verás cómo el espacio respira, sobre todo si pintas la pared de un color claro y luminoso. Si tienes luz suficiente, coloca un estante de cristal y vístelo con plantas verdes trepadoras, como potos o la famosa “planta del dinero”. Habrás llenado tu cocina de vida en un santiamén… Coloca los electrodomésticos en la pared donde está el fregadero, y reserva la otra para armarios de menor fondo si tienes espacio, que te servirán como despensa, o para colocar una barra de desayunos.

Cocinas abiertas al salón

Grandes cocinas para familias XXL. El lugar donde todos quieren estar

¿A que la cocina de tus sueños se parece un poco (o mucho) a esta? Un lugar muy especial para compartirlo con la familia y los amigos, montones de armarios con un look actual, electrodomésticos de última generación… Si el espacio de tu cocina es grande y tienes la posibilidad de unirla al salón o comedor, ahora, te damos algunas sugerencias para que quede fantástica sin que te cueste mucho:

  • Gris grafito, crema, arena…  Pinta las puertas de tus muebles (si no puedes cambiarlos) con un esmalte especial y el resultado te dejará sin palabras. Y si cambias los tiradores, ¡imagínate!
  • Hay alfombras especiales de PVC que aguantan cualquier limpieza, incluso se pueden colocar en el exterior. Pon una bajo la mesa: crearás una separación visual muy atractiva y darás personalidad a ese lugar.
  • Elige lámparas de estilo industrial para el techo, sobre la mesa o la isla. También puedes escoger unas bombillas tipo Edison con cordón grueso y conectarlas a la misma toma, colgándolas luego a distintas alturas. Una solución preciosa, actual y asequible que levantará pasiones.
Cocinas abiertas al salón

Tu cocina, tu laboratorio. ¿Qué necesitas para empezar a crear?

La respuesta es bien sencilla: al igual que un científico no puede avanzar sin su instrumental, ningún chef puede desarrollar su creatividad sin los básicos de la cocina. Los electrodomésticos y el fregadero conforman el auténtico corazón de este espacio, los que le dan su razón de ser. Imagínate una cocina sin frigorífico, placa, horno o pila: ya no es una cocina, ¿verdad? A la hora de cambiar o comprar electrodomésticos, ten en cuenta aspectos como el tamaño, el consumo y la estética. Hoy, las cocinas bonitas y elegantes cuentan con electrodomésticos eficientes que te ayudarán a poner tu granito de arena en el cuidado del medioambiente.

Cocinas abiertas al salón

La luz que entra por la ventana es una de las cosas que más belleza aporta en cualquier espacio. La cocina agradece este detalle de manera muy especial, reflejando la luz en los cromados y los cristales. Si pones el fregadero bajo la ventana, se convertirá en el centro de atención y te invitará a soñar contemplando las vistas mientras limpias y recoges. De metal, de cuarzo y resina, acrílicos o antiguas pilas de mármol recicladas: hay un modelo para cada cocina, cada gusto y cada estilo.

Cocinas abiertas al salón

Un, dos, tres, al escondite inglés

¿Te imaginas una cocina con todos los utensilios recogidos, las cazuelas fuera de la vista y las encimeras despejadas y relucientes? Ya solo falta la jarra repleta de zumo de naranja y un vaso muy tentador… Este efecto tan total lo lograrás solo de una manera: manteniendo el orden. ¡Qué fácil es decirlo…y qué difícil conseguirlo! Y sin embargo, mira a tu alrededor: seguro que hay montones de espacios de almacenaje, o de rincones donde crearlos. Pero solo con sitio para guardar no lograrás ese feeling de orden y concierto que tanto deseas: también necesitas seguir unas buenas prácticas. Recoger todos los “cacharros” mientras cocinas, doblar los trapos y colgarlos de un ganchito o barra, vaciar el lavaplatos y guardar todo al mismo tiempo… Son costumbres que se van adquiriendo hasta que se convierten en rutina. Cuando menos te lo esperes, ¡verás qué poco te cuesta tener tu cocina en perfecto orden!

Cocinas abiertas al salón

Dicho esto, una pequeña ayudita nunca viene mal, ¿verdad? Existen muebles, ideas y soluciones fantásticas que contribuyen a mantener el espacio despejado y cómodo. Fíjate qué idea: una mesa abatible para desayunar o comer, que como por arte de magia desaparece en la pared. El lugar perfecto para relajarte por las tardes, cuando llegas de trabajar y antes de que te abrace el sofá… O para salir del mundo de los sueños a paso relajante por la mañana, con esa taza de café humeante que desprende aroma por toda la casa. ¿Hay invitados y tienes que cocinar a tope? Recoge la mesa y tendrás espacio para transitar. Y si la vuelves a bajar, ¡encimera extra! 

Encimeras abatibles

Pueden convertirse en mini barras de desayuno muy prácticas y decorativas

Ver productos

Ahora me ves, ahora no me ves. Los armarios de esquina, las baldas extraíbles, los cajones para cazuelas, las rejillas… El fascinante mundo de los accesorios para muebles de cocina está esperando a que lo lleves a tu hogar, para hacer tu vida y tus recetas mucho más fáciles. El espacio de tus muebles parecerá multiplicarse: ¡nunca te hubieras imaginado que tendrías tanto sitio para guardar! Y tan solo colocando un cajón aquí y una bandeja allá. Merece la pena hacer una pequeña inversión para tenerlo todo tan bien ordenado: lo agradecerás muchísimo.

¡Isla a la vista! La estrella de una cocina gourmet 

Pasan los años, las tendencias en decoración vienen y van, pero todos queremos una isla de cocina. Tienen tanto encanto y son tan prácticas… Ellas solas convierten cualquier cocina en un lugar donde se respira lujo. Y por si fuera poco añaden espacio de almacenaje, superficie de trabajo extra y esa zona de entretenimiento que siempre habías deseado. Tu isla de cocina será la frontera sutil y airosa que separará el comedor o tu salón de la cocina; al mismo tiempo, reunirá a tus amigos y familiares alrededor de tus mejores recetas. ¿Tienes espacio? ¡Piénsatelo! Y si no lo tienes muy claro, no te preocupes: fíjate en cuántas ideas te propone Ana M. Quesada para que no te quedes si tu isla particular. ¡Nos encantan! 

Cocinas abiertas al salón

Los mejores ingredientes para una cocina de ensueño

Un espacio bien organizado, huecos para almacenar, una distribución inteligente, luz, cariño y buenas vibraciones. Es todo lo que necesitas para abrir tu cocina a la creatividad, la alegría y la buena compañía. Conviértela en el corazón de tu casa y empezarás a disfrutarla como se merece.

Cocinas abiertas al salón