Una cocina renovada con color y sin obras

¿Qué hacer cuando la cocina es oscura y se ve antigua? Marga no se conformó con la cocina que se encontró en el piso que adquirió. No podía cambiarla, pero estaba segura de que tenía solución. Ella la visualizó con color así que se puso manos a la… ¡nada de obras! Solo pintura y algún que otro cambio, como una nueva encimera, suelo y tiradores. Su duda es si conseguiría renovar y actualizar su aspecto o al final seguiría viéndose oscura y anticuada. ¡Nada más lejos de la realidad!

¡Como nueva y sin obras! Sí, hay cambios y un trabajo y dedicación detrás del aspecto que luce la cocina de Marga, pero no hay obras como tal. No se ha picado ni tirado ningún tabique ni azulejo. Y sin embargo, parece más grande. Es el efecto de la luz, ahora es más luminosa al desaparecer los elementos más oscuros tanto en los revestimientos como en el mobiliario. Y el color le da vida. Marga tenía claro que quería actualizar la imagen de su cocina pero no podía cambiar los muebles. Además, eran de buena calidad y estaba segura de que podía reaprovecharlos. Y lo consiguió.

El primer paso fue pintar los azulejos de la pared con esmalte para azulejos, lavable y de alta cubrición. Eligió un tono neutro que aportase luminosidad. Esta decisión junto con el cambio de suelo transformó por completo la base de la cocina. Ya parecía más moderna y luminosa. En el suelo, un vinílico que se coloca con adhesivo sobre el suelo existente. El acabado que eligió imita las baldosas cerámicas.

Y la transformación más impresionante es la del mobiliario. Marga decidió pintar los frentes de los muebles con una pintura especial para muebles de cocina. Para los módulos bajos, un tono más intenso pero alegre en azul. Y para los superiores, blanco. Solo tuvo que aplicar la pintura especial, dejar secar y terminar con un barniz protector ultrarresistente y lavable.

Una cocina renovada con color y sin obras

Como la encimera también resultaba oscura, mejor una laminada con acabado madera, que aporta calidez. 

Los complementos que rematan el conjunto

Y aunque el cambio era evidente, Marga quiso sustituir los antiguos tiradores por otros de estilo rústico pero que encajan en esta cocina de aire actual. Un pequeño y económico cambio que se nota mucho.

¿Qué falta? Tamizar la luz y vestir la ventana con una solución práctica y cálida: una veneciana de lamas de madera.