Una corona navideña que ahora es colgante

¿Y si reciclas tu corona y la conviertes en un objeto de decoración colgante? Engalana tu salón comedor de una forma no muy vista en la mayoría de las casas. Y es que tradicionalmente las coronas adornaban las puertas pero, a partir de ahora, estarán presentes en las comidas familiares colgadas del techo, de una lámpara o una viga. Ata la corona con una soga que te permitirá colgarla y apresúrate a colocar todos aquellos adornos que desees. Te recomendamos que alternes bolas con otros elementos diferentes en forma, tamaño y altura para hacer el conjunto más llamativo. Celebra las tradiciones con tu propio sello de identidad.