En madera y a medida: así es esta habitación infantil

Son el rey o la reina de la casa. ¡No cabe duda! Ellos se merecen lo mejor. ¿Por qué no hacerle una habitación a medida en madera y única? Inspírate en este cuarto infantil, copia sus ideas y ponte manos a la obra. En LEROY MERLIN además de proponerte ideas y soluciones para ese mundo en miniatura que es la habitación de tus hijos, te cortamos los tableros y listones a la medida que nos pidas. Así solo tendrás que llegar, unir y ¡a disfrutar!

Una habitación infantil con varias zonas

No necesitas demasiado espacio para organizar la habitación con varias zonas. Aquí, a continuación de la cama se ha creado un rincón multitarea con un escritorio para pintar y después un espacio de almacenaje y manualidades. La cama ocupa al menos los 1,90 o 2 metros de largo que tiene un colchón para cama individual, más el grosor de los listones que forman la estructura. Bastan 60 cm para la mesa y al menos 1,50 m para el módulo de almacén. Además, como aquí, puedes rentabilizar el espacio de las paredes con baldas colocadas a diferentes alturas. Por supuesto, no podía faltar un armario, aunque el de este cuarto no se parece a los diseños convencionales.

Toma nota de este truco decorativo: los revestimientos de las paredes (papel pintado y pintura) también ayudan a delimitar espacios y son muy decorativos.

Una habitación infantil en madera

Sssshhh, zona de descanso

Para uno o para dos. ¿Qué necesitas? Esta solución de litera permite que la habitación la compartan dos niño. Pero si te gusta esta idea y solo tienes un pequeño en casa, reserva la parte superior de la estructura para la cama y crea debajo una cama para invitados o un refugio en el que leer, por ejemplo, con estantes en las paredes para los cuentos, una lamparita y muchos cojines. Seguro que también se convierte en su escondite preferido. Fíjate en el detalle de la barra de la que cuelga una cortina. Así podrá ocultarse tras ella y pensará que nunca le encontrarás. Para darle forma a este mueble necesitarás listones y un tablero de madera que será la base del colchón superior. Coloca los peldaños de la escalera a una distancia que le permita a tu hijo subir cómodamente según la edad que tenga. 

Una habitación infantil en madera

No olvides echar un vistazo a los textiles de LEROY MERLIN para vestir la ventana y la cama y escoge un juego y cojines que coordinen con el papel pintado que delimita la zona de descanso con una franja en la pared. 

El rincón de trabajo

¡Qué original! Con solo 4 tableros podrás dar forma a una mesa en forma de casita y los lápices… perfectamente ordenados en una chimenea. Todo en madera, por supuesto. Este espacio se completa con una balda en la pared, pintada en color rojo, de la que cuelga un contenedor con pinturas y tijeras. Todo está a mano. Además, puedes instalar una cuerda de un extremo a otro de la balda como expositor para sus dibujos. Si eres muy manitas, atrévete incluso a dar forma tú mismo a una original silla.

Una habitación infantil en madera

Reserva un espacio en la pared para aplicar pintura de pizarra y que esa zona se convierta también en un lienzo para que tu hijo dibuje. 

Mucho almacén y todo en orden

¡Cuántas ideas en tan poco espacio! Esta solución os va a encantar a ambos: a ti por las soluciones de orden que propone y a tu pequeño porque lo tendrá todo a mano y le encantará el rollo de papel continuo para dibujar sin parar. 

Una habitación infantil en madera

Se trata de crear una zona de almacenaje que sirva de estantería para cuentos y libros, también juegos, y en la que puedas colocar cajas para los juguetes de menor tamaño. Todo a su alcance de manera que le ayudes a ser independiente en las tareas de orden. La composición está enmarcada por listones en la pared que forman la silueta de una casita. Decora la pared con varios papeles pintados de las colecciones de LEROY MERLIN inspiradas en los más pequeños. 

Para su ropa: un armario bajo el tejado

Sigue dando rienda suelta a tu creatividad con este armario hecho por ti con varios tableros. Así toda la habitación estará coordinada. Es una solución económica que deja la ropa de fácil acceso para el niño. Haz una estructura en forma de casita con un punto de luz en el tejado,  varias baldas en las que colocar cajas y una barra de lado a lado para la ropa colgada en perchas. Basta con un fondo de 40-50 cm para que entre la ropa de un niño. La barra debe estar situada a 1 metro del suelo. 

Una habitación infantil en madera

Deja todos los muebles en madera natural, combina con algún estante pintado en color -como se ha hecho en este proyecto- o pinta todo del tono que prefieras. Aquí, decide tú cómo quieres sorprender a tu hijo.