Tipos de mamparas según diferentes necesidades

Las mamparas de ducha son un elemento imprescindible para completar tu baño. Su elección no ha de deberse solo a su lado estético y decorativo, sino que es importante conseguir que hagan de tu espacio de ducha un lugar más cómodo, seguro y funcional. Es una solución duradera y más higiénica que las cortinas. La variedad de productos hace que haya un modelo de mampara adecuado para cada necesidad y caso concreto. El tipo de apertura es fundamental y para escogerlo debes tener en cuenta el tamaño del plato y del baño y el espacio con el que cuente. Te ayudamos a escoger un tipo de mampara para cada necesidad, para cada cuarto de baño.

CAMBIA BAÑERA POR DUCHA

Dale espacio a tu baño y gana en practicidad. ¡Consulta a nuestros expertos!

Pide presupuesto

Responde a esta pregunta: ¿qué necesidad tienes?

Tanto si estás pensando en reformar tu baño como si simplemente quieres darle un nuevo aire, es importante que tengas clara cuál es la función que va a desempeñar en él la mampara. Existen muchos tipos de mamparas dependiendo de la necesidad que tengas en tu baño. A continuación te ofrecemos cuatro soluciones para cuatro necesidades diferentes. Encuentra la que mejor se adapta a tu situación.

Para gustos y necesidades... ¡mamparas!

¿Quieres que combine con el resto de la decoración? ¿Te gustaría cambiar su acceso porque no cuenta con la suficiente amplitud? Inspírate con esta galería de baños con zona de ducha y mamparas de todo tipo.

VER MAMPARAS DE DUCHA

1. Buscas una mampara de baño decorativa

¿Te preocupa la estética del espacio y quieres que la mampara se convierta en un elemento que acapare las miradas? Sabes que la elección de la mampara ayudará a definir el estilo decorativo de tu baño y es un elemento muy importante que te hará decantarte por un modelo, color o acabado determinado. Por supuesto, no renuncias a la calidad y a que la mampara cumpla su función primordial: evitar salpicaduras de agua. 

Una mampara para cada necesidad

2. Quieres que el acceso sea fácil y cómodo

Está claro, tú buscas funcionalidad ante todo. Tu principal necesidad es que la mampara se adapte al espacio que tienes en el baño de manera que el acceso sea cómodo y seguro para todos los días, independientemente de la distribución de los sanitarios y muebles. Aunque la ducha quede en un espacio reducido, no renuncias a una mampara adaptada que evite cualquier obstáculo a la hora de acceder al interior de la ducha o bañera. Por supuesto, para ti es muy importante que sea un producto, ante todo, seguro.

Una mampara para cada necesidad

3. Buscas una mampara de baño que sea estándar

Es la solución más práctica para completar la zona de la ducha: una mampara de baño estándar. Este hecho evita complicaciones y te aseguras que la mampara estará en tu casa casi con inmediatez porque son productos de rápida disponibilidad. El precio también está controlado.

Otro hecho que puede llevarte a buscar una mampara estándar es que cuentas con un espacio de ducha abierto en el baño y que te permite instalar una mampara de este tipo (por ejemplo, una ducha que solo necesita un panel fijo de cristal sin puertas). Buscas comodidad, sencillez y estética.

Una mampara para cada necesidad

4. Una solución a medida para tu ducha

Puede ocurrir que precises de una mampara a medida para que se adapte perfectamente a una distribución, a una ubicación o a una forma del plato específicas. En tu caso, lo que necesitas es una mampara única y personalizada. Para ello, es muy importante tomar las medidas de forma que el modelo de mampara que elijas se adapte perfectamente a la situación con la que cuentas.

Este tipo de mampara permite también configurar no solo las medidas o sistema de apertura, sino el tipo de vidrio y su decoración, los perfiles, los tiradores, aspectos relacionados con la seguridad… En LEROY MERLIN trabajamos con proveedores destacados como Profiltek (Vanguard), Obercris, Duscholux y Glassinox para dar forma a lo que quieres.

Una mampara para cada necesidad

En LEROY MERLIN encontrarás la mampara perfecta que se adapte a tus necesidades y a las de tu baño. Algunas de ellas están disponibles en stock y para otras será necesario realizar el pedido. Además, cuentas con una amplia gama con modelos que se agrupan en las categorías básica, media, superior y Premium según si el uso es ocasional o intenso, o si la mampara se va a instalar en una primera residencia o en una casa vacacional o de alquiler, por ejemplo.

Aspectos a valorar al elegir la mampara

El diseño de la mampara

Cuando hablamos de diseño de una mampara de baño o ducha entran en juego conceptos como la perfilería (¿de qué material? Aluminio o acero inoxidable) o el acabado. Las más actuales apenas cuentan con perfiles visibles, sin tornillería y con rodamientos ocultos. Los vidrios –que tienen diferentes grosores y que deben ser templados por seguridad- no solo pueden ser transparentes (el acabado espejo gana adeptos). ¿Sabías que incluso se pueden personalizar con imágenes de alta resolución? Además el tirador de las puertas de la mampara también define el estilo.

TENDENCIA DECORATIVA

Las mamparas con perfiles en color negro están de moda

Ver mamparas

¿Qué hace que una mampara sea más confortable que otra?

La altura de la mampara influye en el mantenimiento de la temperatura interior y esto aporta más confort sobre todo en baños más fríos. Para algunas personas, ese confort está relacionado también con la intimidad que le ofrece una mampara con cristales serigrafiados o acabados al ácido, de manera que si alguien accede al cuarto de baño durante la ducha el interior no queda totalmente expuesto. También una mampara ofrece un mayor nivel de confort si no cuenta con un perfil interior o las puertas tienen un cierre progresivo.

La durabilidad de una mampara: elementos que influyen

El tiempo de vida de una mampara está relacionado con la calidad de algunos elementos que la integran. Por ejemplo, los rodamientos pueden ser de diferente tipología: simple, doble, integrado y oculto sin perfil, visto inferior o superior, rodamiento simple XL… Éstos soportan determinado número de ciclos de apertura. Los vidrios también tienen diferentes espesores, que los hacen más o menos resistentes a los golpes. Una mampara puede tener sistema antivuelco o cierre progresivo que evita golpes y por tanto alarga la vida de los cristales. En LEROY MERLIN te asesoramos sobre cada aspecto en función de tu necesidad y de lo que busques para tu baño.

Una mampara para cada necesidad

La limpieza de la mampara

No es una cuestión menos importante, ya que la mampara se usa a diario y la limpieza ha de ser cómoda. Para ello, hay vidrios que incorporan tratamientos antical que evitan que se queden las manchas de agua. También hay rodamientos denominados declipsables que permiten sacar la hoja de la guía en mamparas de apertura corredera para limpiar fácilmente con seguridad. En LEROY MERLIN adaptamos la mampara a cada caso, incluso con modelos de mayor altura para evitar salpicaduras y mantener el baño más limpio.

Tipo de mampara según la forma del plato de ducha

El plato de ducha puede ser cuadrado, rectangular o semicircular (una de las esquinas es circular). Puede quedar entre dos paredes o que linde con tres de ella. Si el plato está situado entre dos paredes, la mampara en función del espacio y tamaño del baño puede ser un panel fijo (si al menos quedan 70 cm para entrar y el cristal cubre 1 m de ancho); una mampara con puerta corredera o abatible; o bien una mampara de baño de apertura angular si el plato es cuadrado o semicircular.

Una mampara para cada necesidad

En el caso de platos de ducha que quedan entre tres paredes la mampara ha de ser frontal con apertura abatible o corredera o bien panel fijo abierto.

Tipo de mampara según su apertura

La apertura viene definida por el espacio que queda delante de la zona de entrada. La apertura debe facilitar el acceso y hacerlo seguro. Se recomienda que quede un cuadrado despejado de al menos 60 x 60 cm delante de la entrada al plato de ducha.

La apertura de las hojas puede ser corredera o abatible (o pivotante). Las correderas son idóneas para baños pequeños o con poco espacio disponible alrededor del acceso. Las puertas plegables y batientes también son una opción (se pliegan sobe sí con varios paneles y se abren hacia el interior del plato), al igual que los paneles abiertos (un panel fijo sin puerta). La apertura angular permite el acceso al plato por uno de los vértices del mismo (para zonas de ducha que quedan entre dos paredes).

Lo hacemos por ti

En LEROY MERLIN te instalamos la mampara. ¡No te pierdas detalle!

Solicita presupuesto