¡Pon una mesa en la cocina!

Comer, charlar o trabajar. Todo es posible con un mini rincón de comedor. ¿Cómo imaginas el tuyo? ¿Barra o mesa? ¿Taburetes o sillas? Por pequeño que sea tu espacio, hay un office para ti.

Gana un pequeño espacio para comer en la cocina

Una tabla o encimera y un par de taburetes y ya tienes un espacio para desayunar, picar algo rápido o consultar el ordenador mientras preparas la comida. Una barra que también podrás usar como superficie extra de trabajo cuando lo necesites. Tienes muchas opciones que ocupan poco espacio y a las que sacarás mucho partido. Una buena solución para mantener el estilo es que la zona de comer sea del mismo material que la encimera. Pero te puedes atrever a cambiar de acabado. Y si cuentas con algo más de espacio, crea una zona de comedor con mesa o con una mesa adosada a la isla de cocina, por ejemplo.

Una mesa en la cocina

La mesa de la cocina, mejor con iluminación cálida

Cuida la iluminación de tu zona de comedor. Aquí puedes escoger lámparas más decorativas que funcionales y elegir una luz cálida y ambiental. Si eliges lámparas colgantes colócalas a 70-80 cm de la mesa para que la luz no deslumbre. Piensa si vas a usar la zona como espacio de trabajo, entonces puedes instalar un foco en la pared.

Una mesa en la cocina

Mesa de barra de cocina

Si tu vivienda es pequeña y tienes una cocina abierta al salón, reserva un sitio para construir una barra. Es una gran solución para delimitar ambos espacios, además de conseguir una zona para comer de manera informal y un lugar de almacenaje extra. Y si quieres darle un toque decorativo y original utiliza friso de madera. Lograrás un estilo industrial acorde con el resto de la decoración.

Una mesa en la cocina

Mesa de cocina plegable

Si hay una pared sin aprovechar en tu cocina, pero no tienes espacio suficiente para tener siempre una mesa, puedes hacer tú mismo una plegable. Solo necesitas unas bisagras de piano, un tirador, unos tacos para fijarlo a la pared y los tableros que en LEROY MERLIN cortamos a la medida que necesites. Hay multitud de colores y acabados para elegir, pero también puedes decorarlo con pintura de pizarra y magnética. Una solución muy práctica ideal para aprovechar al máximo el espacio en cocinas pequeñas.

Una mesa en la cocina