Unos divertidos muñecos de papel y cartón

Deja que unos simpáticos duendecillos ocupen cada rincón de la casa. Los más pequeños querrán crearlos sin parar. Con esta idea os esperan tardes muy entretenidas y creativas. Rescata tubos de cartón (del papel higiénico, de cocina o papel aluminio), restos de papel pintado, algunas cartulinas, cintas, pompones… ¡y empieza el corta y pega! Corta los tubos según la altura que quieres que tenga el duende. Sobre él, pega una tira de papel que será el traje. Dibuja los ojos, nariz y boca y después ponle el sombrero cónico, hecho con cartulina. Remata con bolitas de fieltro o pompones y pégalas también a modo de piececillos. Pega un adorno de Navidad como una mini piruleta y estarán listos para custodiar la casa esta Navidad. Sigue los detalles del proceso en este paso a paso.