Viste tu mesa de blanca Navidad

¿Y si trasladas el espíritu más invernal de la nieve a tu mesa de Navidad? La mesa es la protagonista indiscutible de las reuniones familiares. Todo gira alrededor de ella y, como buen anfitrión, desearás que luzca impoluta. La idea preferida por los amantes del blanco, símbolo de pulcritud y elegancia, es la que te mostramos. Por una parte, prepara el sitio de los comensales: decora las servilletas como adornos específicos para ello y coloca encima los cubiertos. Por otra parte, viste el resto de la mesa con un centro compuesto por una bandeja de espejo, bolas y figuritas navideñas. Concluye personalizando cada sitio con el nombre de cada invitado y un adorno especial. Verás cómo deslumbrarás a todos.