Cómo elegir casetas de jardín

Mejora el orden en tu jardín, gana espacio de almacenaje, habilita una zona de juego exterior para los niños o amplía tu casa con una caseta de exterior. Fabricadas en madera, metal o resina, las casetas de jardín son una solución funcional que, en el caso de las de resina y metal, no requiere mantenimiento.

Cómo elegir casetas de jardín

Las claves

Antes de elegir las dimensiones de la caseta piensa en todo lo que vas a guardar en ella o en el uso que le vas a dar (almacenar, garaje o espacio de ocio).

Cómo elegir casetas de jardín

Fíjate en si la caseta incluye suelo o no. Las casetas de metal y algunas de resina no lo llevan incorporado.

Las casetas de resina son las más fáciles de montar.

Uso de las casetas

Las casetas de exterior pueden cumplir diferentes funciones:

  • Almacenar muebles, barbacoas, maquinaria de jardín, herramientas, piscinas hinchables...
  • Garaje. Proteger los vehículos o las bicicletas.
  • Ocio. Crear un espacio de juegos para los niños, un taller de bricolaje o un cuarto de invitados.

Tamaño de la caseta

Debes pensar en todos los objetos que vas a guardar en la caseta sin olvidarte de los pequeños elementos: muebles de jardín, herramientas de mano, maquinaria, bicicletas… 
Si tienes previsto guardar objetos de grandes dimensiones como por ejemplo un tractor, elige una caseta de dos puertas en lugar de una para asegurarte de que cabe. 
Antes de elegir las dimensiones te recomendamos que delimites con una cuerda el espacio exterior que quieres que ocupe.
Calcula los metros cuadrados que tienes útiles, para comprar una caseta adaptada al espacio.

  • Hasta 4m2:: Puedes utilizarla para guardar sillas de jardín, herramientas
    o para usar como caseta para animales.
  • Hasta 10m2: En ellas podrás guardar la barbacoa, un banco de trabajo
    y maquinaria de jardín como, por ejemplo, un cortacésped.
  • Hasta 16m2: Usalas para guardar mobiliario de tamañao medio como una mesa o sofá de jardín,
    tumbonas plegables, carretillas y maquinaría de jardín como tractores o motoazadas.
  • Hasta 40m2: Imprescindibles y económicas si quieres tener una habitación 
    de invitados extra o garaje.
  • Casetas para niños: Las casetas de jardín infantiles garantizan un cuarto de juegos seguro para los niños en el jardín.
Cómo elegir casetas de jardín

 

Materiales de las casetas

Madera. Antes de elegir fíjate en si la caseta incluye suelo o no. Dentro de las casetas de madera distinguimos dos tipos:

  • Madera tratada con un producto insecticida y fungicida. Tiene un color verdoso y resiste bien la humedad. Puedes decorarla directamente.
  • Madera sin tratar. Precisa un tratamiento (barniz o lasur) de todas las piezas individualmente antes o después del montaje para protegerla de los hongos, la humedad y los insectos xylófagos.

Metal. Las casetas de metal galvanizado –resistente a los golpes y a la corrosión- apenas requieren mantenimiento (se limpian con manguera). No incluyen suelo y no están indicadas para zonas con aire salino o expuestas a fuertes vientos porque son muy ligeras.

Resina. Las ventajas de las casetas de resina son su facilidad de instalación y nulo mantenimiento. Además son resistentes al aire salino, a la incidencia de los rayos UV del sol y a la condensación. La mayoría incluyen el suelo, aunque hay excepciones: podrás consultar antes con tu vendedor en tu tienda LEROY MERLIN.

Montaje de las casetas

Todas las casetas, incluso las que incorporan suelo, deben instalarse sobre una superficie firme, nivelada y con un buen drenaje. No coloques tu caseta directamente sobre tierra o césped por lo que, si es necesario, haz una solera de hormigón adecuada para colocar la caseta. Deja una distancia mínima de 50 cm entre las paredes de la caseta y cualquier muro seto o macizo floral para evitar la humedad.

Cómo elegir casetas de jardín

Madera. Las casetas de madera se pueden instalar por ensamblaje de tableros de madera o de lamas machihembradas.

  • Ensamblaje de madera panelada. Es más fácil y rápido de montar: los paneles preensamblados, de entre 12 y 16 mm,  se unen entre sí.
  • Lamas machihembradas. El montaje es más lento y complejo aunque el espesor de la madera (de 19 a 44 mm) garantiza una mejor resistencia y aislamiento térmico. El montaje, además, ofrece un acabado más estético.
  • En las casetas de madera es muy importante la correcta instalación del tejado, con sus correspondientes paneles y el material de aislamiento que lo protege de la lluvia y la humedad.
  • Si instalas la caseta en zona de fuertes vientos, interesa fijar la caseta al suelo con soportes metálicos, para dotarla de mayor estabilidad.

Metal. El montaje consiste en la unión de paneles de metal mediante perfiles y tornillos.

Resina. Las casetas de resina permiten un montaje rápido y sencillo que puedes hacer tú mismo ya que las paredes vienen preensambladas. No necesitan mucha tornillería y algunas de ellas se montan mediante un sistema de clics.

Tipos de casetas: ¿con puertas y ventanas?

En la elección ten en cuenta también el tamaño de los objetos que vas a guardar para optar por una o dos puertas, si quieres que tenga ventanas o no y si prefieres que sean dobles o simples. Las ventanas, además, pueden incluir contraventanas o jardineras.
Algunos modelos de casetas incorporan un porche que puedes utilizar a modo de terraza o como espacio cubierto para guardar la leña.

Cómo elegir casetas de jardín

Accesorios de las casetas

  • Anexo caseta. Porche para utilizar como leñero, cochera, espacio para animales, para bicicletas...
  • Prolongación de caseta. Para prolongar el espacio útil junto a la caseta.
  • Terrazas y porches. Su función es decorativa y sirven para aumentar el espacio, a través de una zona exterior. 
  • Iluminación. Puedes instalar un foco, led o tubo fluorescente alimentado por un panel solar. 
  • Otros complementos. Kits de estanterías para casetas, anclajes o suelo para casetas de metal.

Mantenimiento y limpieza de las casetas de madera

La madera sin tratar necesita un tratamiento inicial previo para proteger la madera de los hongos, ácaros, insectos xylófagos, etc.

En caso de que la madera ya esté tratada es necesario aplicar un protector que deje respirar la madera. No tapa la veta y los encontrarás de diversos colores. Asimismo, puedes decorar la caseta con pinturas especiales para madera que la protegen de los rayos UV, de la intemperie y de la polución.

  • Realizar un mantenimiento periódico según la calidad de la madera elegida (consultar las indicaciones del fabricante).
  • Repetir el tratamiento de la madera para protegerla frente a ataques de agentes externos, según las indicaciones del fabricante del producto.