Cómo elegir antiplagas y repelentes

Desde la primavera y a medida que suben las temperaturas proliferan las plagas e insectos como las hormigas, los caracoles o los roedores que pueden “colonizar” el interior de tu hogar o dañar las plantas y verduras de tu jardín, tu terraza o tu huerto. Conoce las diversas soluciones para ahuyentar o acabar con estas plagas según el lugar (interior o exterior) y el tipo de insecto o animal de que se trate.

Cómo elegir antiplagas y repelentes

Para acabar con las plagas en el interior del hogar

Hormigas, cucarachas, chinches, tijeretas y otros insectos y animales rastreros pueden instalarse en almacenes, garajes o en el interior de la vivienda a través de balcones y terrazas, de los zócalos o de las rendijas en las puertas de entrada.

  • Hormigas, cucarachas, chinches, tijeretas, moscas y mosquitos…
    • Granulado. Microgránulos que se aplican en la zona de paso de las hormigas. Las insectos transportan el producto al hormiguero y la plaga se da por terminada cuando muere la abeja reina al cabo de un par de días.
    • Líquido. Las soluciones líquidas se pulverizan para ahuyentar a los insectos tanto voladores como rastreros. En el caso de los insecticidas líquidos debes repetir la aplicación una vez terminado el periodo de eficacia que suele ser unas 8 horas.
  • Roedores (ratas, ratones y topillos)
    • Pasta. Cebo en pasta o en bloque que acaba con los roedores en caso de ingesta. Este tipo de antiplagas se debe colocar en todos los lugares donde se evidencia la actividad de las ratas y ratones (excrementos, huellas, presencia de agujeros…). Revisa los cebos para confirmar que han consumido el producto y reponlo si fuera necesario hasta que se mantenga sin cambios.
    • Cepos. Método tradicional con un muelle que atrae al roedor y lo caza. La principal ventaja de estos cepos es que son reutilizables.
    • Ultrasonidos. Aparato que ahuyenta a roedores cucarachas por ultrasonidos. Puedes encontrarlos eléctricos (para conectar a un enchufe) o a pilas. Es un sistema cómodo y seguro que no precisa recambios ni lleva productos químicos. Tiene un radio de acción de 20 m2.
Cómo elegir antiplagas y repelentes

Para acabar con las plagas en el jardín y la terraza

Mantén tus cultivos y frutos libres del ataque de pájaros y otros insectos como avispas y abejorros. Las hormigas, babosas y caracoles dañan también las plantas y flores del jardín ya que mordisquean las hojas y los tallos tiernos. Los limacos tienen predilección por las bulbosas como dalias, tulipanes o begonias.

  • Pájaros
    • Tiras espantapájaros. Cintas de aluminio que se adhieren al tallo de los árboles y plantas. Emiten reflejos y sonidos -por el efecto de la luz y la brisa- que ahuyenta a los pájaros. Cada cierto tiempo conviene cambiarlas de lugar para que las aves no se habitúen a ellos.
    • Varillas. Estructura con varillas de acero o plástico que evita que las palomas se posen y depositen sus excrementos.  
  • Babosas y caracoles
    • Granulado. Gránulos que eliminan los caracoles y babosas. Lee bien las instrucciones del fabricante porque en función del tipo de producto puede aplicarse en pequeños montoncitos en el suelo o de forma circular alrededor de la planta. Conviene que el suelo esté un poco húmedo, por eso se recomiende regar ligeramente el suelo antes de usar

Si tienes mascotas o niños: los anticaracoles a base de fosfato férrico son inocuos para humanos y animales domésticos. Además no dejan rastro de babas ni de limacos muertos.

  • Insectos
    • Cintas encoladas. Anchas tiras con adhesivo que se colocan en el tronco de los árboles y atrapan a los insectos (hormigas, procesionaria…) que trepan por él. No lleva insecticida.
Cómo elegir antiplagas y repelentes

Insecticida ecológico: los insecticidas líquidos a base de piretrina son ecológicos, biodegradables y aptos para la agricultura ecológica. Actúan sobre hormigas, pulgones, mosca blanca, cochinillas… Se desaconseja su uso en periodo de floración porque puede afectar a las abejas, necesarias para la polinización.

Para ahuyentar a los perros y gatos

Todos los productos para alejar a los perros y gatos del huerto, jardines o de zonas a donde no queremos que accedan (puertas, esquinas, caminos asfaltados, etc.) son repelentes. Los geles, gránulos, líquidos o polvos liberan un aroma que ahuyenta a los animales pero son inocuos en caso de ingesta.

También existen aparatos a pilas que alejan a los animales a través de ultrasonidos inaudibles para el ser humanos.