Cómo elegir un escarificador

Es conveniente que empieces por comprobar el estado del suelo, eliminando hojas y ramas que empezarán a cubrir tu césped y tus plantas. Una vez hecho esto, es recomendable que pienses en las ventajas que te puede proporcionar un esacarificador a la hora de embellecer y sanear tu césped.

Cómo elegir escarificadores

Resumen

El escarificador es una herramienta para mantener y cuidar tu césped.

Su trabajo consiste en airear y sanar el terreno, para eliminar los restos de musgos, plantas y raíces.

Puedes escarificar con un rastrillo en terrenos muy reducidos, pero si tienes un jardín pequeño, mediano o grande, te interesará hacerte con un escarificador, ya que ahorrarás tiempo y esfuerzo.

Los hay eléctricos y de gasolina: Los eléctricos están indicados para terrenos pequeños y medianos; Los de gasolina para jardines de gran extensión.

El escarificador

Los escarificadores son un equipo que facilita la tarea de mantenimiento del césped.

Consta de un tambor rotativo, que puede ser de púas o cuchillas, y que al girar arrancan las raíces muertas, el musgo y otras impurezas del suelo. Así permiten que el césped respire y que los nutrientes penetren hasta las raíces.

Lo recomendable es llevar a cabo la tarea de escarificación al menos dos veces al año, en primavera y otoño, para permitir que el nuevo césped crezca sano y vigoriso. Así se airea la tierra, se oxigena el césped y se nutren las raíces.

Cómo elegir escarificadores

Tipos de escarificadores

Existen varios tipos de escarificadores, algunos se utilizan de forma manual y son semejantes a un rastrillo, solo que están provistos de ruedas y  llevan cuchillas. 

Pero también los hay automáticos (eléctricos o de gasolina). Estos incorporan unos rodillos que eliminan de la superficie del suelo el material sobrante que impide la correcta transpiración del césped.

También pueden clasificarse en función de su mecanismo:

Los de púas airean el terreno eliminando los restos y malas hierbas superficialmente y los de cuchillas, además de airear, realizan cortes en el terreno para facilitar la entrada de nutrientes.

Es conveniente que regules la profundidad de corte a la hora de escarificar, para no remover demasiado las raíces y así eliminar únicamente aquello que sobra o perjudica el correcto desarrollo del césped. 

Un escarificador es una herramienta imprescindible para el mantenimiento de cualquier jardín y su utilización no requerirá que emplees demasiado tiempo ni esfuerzo.  Podrás comprobar en pocos días los resultados de haber limpiado la superficie, cuando el césped crezca de nuevo con fuerza y resistencia.

Cómo elegir escarificadores