Cómo elegir robots cortacesped

Cómo elegir robots cortacésped

Los robots cortacéspedes son un aliado para el cuidado del césped de nuestro jardín, sin apenas esfuerzo y sin necesidad de supervisar la tarea que desempeña. Estos modelos de última generación cortan el césped de forma autónoma mientras tú haces otras tareas en casa o incluso durante tu ausencia. Estas máquinas siguen un área de trabajo delimitada por cables, funcionan automáticamente una vez hayan reconocido la superficie sobre la que tienen que cortar el césped, por lo que se convierten en el ayudante perfecto para disponer del césped perfecto en todo momento, ahorrándote tiempo y trabajo en el mantenimiento del jardín.

La superficie a cortar (tamaño y características del terreno) es el principal aspecto que se ha de tener en cuenta para elegir el cortacésped.

ROBOT CORTACÉSPED

Deja que el robot haga el trabajo de mantenimiento del césped por ti

Ver productos

Características y ventajas

Los robots cortacésped son modelo de innovación dentro de la maquinaria para el jardín. Las características de estas herramientas facilitan el mantenimiento del césped y lo convierten en una herramienta muy ventajosa por sus peculiaridades específicas que resumimos a continuación:

- Son completamente autónomos. Estos robots cortan el césped, evitando los obstáculos del terreno, y regresan solos a la base de carga. Además, si necesitan cargar la batería en mitad de la tarea vuelven a la estación de carga y cuando la batería está completa regresan al punto del jardín donde habían parado de cortar. Del mismo modo, también estos robots detienen su trabajo cuando detectan lluvia.

- La autonomía de la batería de estos equipos es muy alta. Estos robots funcionan con baterías que se recargan en una toma de corriente. Cuando el robot detecta que está a punto de descargarse se dirige automáticamente a la base de recarga.

- Son programables. Los robots cortacésped posibilitan decidir qué días y a qué horas se quiere cortar la hierba. Permite configurar calendarios distintos en función de las estaciones del año. La pantalla es muy intuitiva para programar el cortacésped fácilmente.

- Tienen un bajo consumo.

- Son muy silenciosos, en comparación al cortacésped tradicional.

- La facilidad de uso permite que puedas cortar el césped con mayor frecuencia, lo que supone un mantenimiento más eficaz de la pradera de tu jardín. Dispone de varias alturas de corte para poder ajustarla a la más conveniente en cada momento.

- Su pequeño tamaño facilita el almacenaje incluso en espacios reducidos.

Cómo elegir robots cortacesped

- Son seguros. Cuando el robot detecta que la cuchilla se levanta del suelo (cuando se voltea, por ejemplo) deja de funcionar por cuestiones de seguridad. También hay modelos que garantizan la seguridad contra los robos porque dispone de un sistema de alarma que se desactiva con un código PIN.

- Los robots cortacésped cuentan con sistema mulching, gracias al cual la máquina tritura finamente la hierba segada muy fina para poder reutilizarla como abono natural para el propio césped.

Cómo elegir robots cortacesped

Cómo funciona un robot cortacésped

Los robots cortacésped están compuestos por la propia máquina, una estación de carga, unos cables guía -imprescindible para delimitar el trayecto que tiene que hacer el robot para llegar a la estación- y cable periférico -necesarios para definir el espacio que se quiere segar-.

La estación de carga es la base donde la máquina se recarga y donde vuelve cuando su batería se está agotando. Además, la estación es el cerebro del robot puesto que es la encargada de enviar la señal para que el robot se ubique en el espacio del jardín y realice su trabajo correctamente. Esta estación de carga tiene que colocarse en el límite de la zona de corte, en una zona plana y nivelada, a ras de suelo, con un espacio libre determinado (especificado en cada caso por el fabricante) a su alrededor y preferiblemente en una zona de sombra.

Para que el robot sepa qué superficie tiene que segar, se vale de unos cables perimetrales que hay que enterrar (a unos 5 cm de profundidad como máximo) en los límites del césped que se quiere cortar. Este cable sirve para que el robot lo recorra la primera vez y realice el mapa del jardín, que quedará grabado en su memoria. También hay que delimitar las zonas que queremos que evite el robot como árboles, estanques, zona con flores… Si el jardín cambia de superficie (porque haya algún arbusto o se elimine algún obstáculo) o se cambia de vivienda se puede reconfigurar de nuevo, colocando el cable perimetral según el nuevo diseño y permitiendo al robot que haga un “mapeo” nuevo.

¿CÓMO FUNCIONA?

Instala tú mismo el robot cortacésped que elijas

Ver paso a paso

¿Quiénes deberían elegir un robot cortacésped para su jardín?

- Todos aquellos que tengan un césped de grandes dimensiones para poder hacer la siega lo más frecuentemente posible.

- Quienes necesitan ahorrar tiempo y esfuerzo evitando hacer el trabajo de cortar el césped. El robot lo hará de manera autónoma sin necesidad de ninguna ayuda externa.

- Elegir un robot cortacésped también es una gran opción para las personas que tienen alergias porque les evita la tarea de realizar el mantenimiento y el corte de las hierbas continuadamente e impide la necesidad de tener contacto con los restos de la vegetación.

- Para viviendas que son segunda residencia, en la que no se vive en grandes periodos de tiempo y que, por tanto, necesitan un mantenimiento del jardín a remoto. Esto se puede conseguir con robots que se controlan a través de cualquier teléfono inteligente (smartphone). 

Cómo elegir robots cortacesped

¿Cómo saber qué robot cortacésped elegir?

Los aspectos que se deben tener en cuenta para escoger un robot cortacésped para el jardín son:

- El tamaño del césped sobre el que se va a trabajar. Los robots son ideales para grandes superficies (como jardines de hasta 1.000 m2).

- El ancho de corte del cortacésped. Existen diferentes anchos de cuchilla. A mayor anchura de la cuchilla, mayor capacidad de corte en una sola pasada. Es fundamental elegir el ancho de corte acorde al tamaño de la superficie en la que se va a trabajar.

- La potencia. Cuanta más potencia en vatios tenga el motor, más superficie podrá cortar la máquina sin necesidad de parar. Normalmente la potencia es proporcional al ancho de corte, es decir, que la potencia aumenta a medida que lo haga el ancho de la cuchilla. Para conseguir una mejor eficiencia de la máquina y no forzar su uso, lo recomendable es sumar un 20% al tamaño del césped, es decir, que si tu jardín mide 500 m2, escojas un modelo preparado para poder segar 600 m2.

- La duración y calidad de la batería. Es un factor relevante para que la tarea de la siega se haga en el menor tiempo posible. Este aspecto cobra una mayor importancia si el jardín es muy extenso o si tiene mucha pendiente puesto que la máquina tendrá que forzar más el motor para realizar todo el trabajo. En estos casos, lo más adecuado es elegir un robot con batería de iones de litio, tecnología que garantiza una recarga más rápida y una alta durabilidad.

- Las peculiaridades del terreno: si es plano o irregular.

Cómo elegir robots cortacesped

- En caso de que sea irregular, el grado de inclinación de la zona. Cada modelo de robot especifica la pendiente sobre la que puede llegar a trabajar: hay máquinas que pueden llegar a librar una pendiente de hasta el 50%.

- Robots con funciones especiales. Para quienes quieran una herramienta de siega conectada, deben saber que existen modelos de robots que pueden manejarse directamente mediante un smartphone -a través de una app- lo cual hará aún más fácil su uso y se podrá tener un control total y constante, en tiempo real, sobre el corte del césped tanto si se encuentra en la misma casa o si está fuera de ella.

Cómo elegir robots cortacesped

Consejos de uso y mantenimiento

  • Aunque los robots cortacésped sean capaces de funcionar incluso con lluvia, se recomienda cortar el césped cuando la hierba esté seca, ya que si no se correría el riesgo de que aparecieran hongos.
  • Leer las indicaciones del fabricante. Cada robot permite una altura máxima recomendada a la que puede cortar el césped. Si el césped está más alto de lo especificado, se recomienda utilizar primero un cortacésped convencional.
  • Cambiar las cuchillas cuando indique el fabricante: puede variar entre una vez al año, coincidiendo con el inicio de la temporada de siega, o dos veces al año, dependiendo del modelo.
  • Limpiar la máquina y las cuchillas en los tiempos que recomienda el fabricante para garantizar un corte eficiente. Con un uso continuado, se aconseja eliminar el polvo y las hebras una vez al mes, especialmente de la zona de las ruedas para que el robot pueda moverse satisfactoriamente; para ello puedes ayudarte de un soplador de aire.
  • Los robots cortacésped están equipados con un botón de parada de emergencia manual para garantizar la seguridad en caso de fallo o problemas.
  • Al final de la temporada o si no se va a usar el robot durante periodos prolongados, se recomienda guardar la máquina y, sobre todo, la batería en un lugar protegido, seco y limpio.
Cómo elegir robots cortacesped