Cómo elegir mosquiteras

¿Buscas una mosquitera para proteger las ventanas, puertas o balcones de tu casa de los incómodos insectos? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo elegir mosquiteras. Las partes que tiene, los tipos que hay, forma de instalación y detalles que marcan la diferencia. Toma nota de todo y ¡no te pierdas detalle!

Cómo elegir mosquiteras

Partes de una mosquitera

1. La malla

  • De poliéster o fibra de vidrio: el material más empleado y recomendable es la fibra de vidrio. Es más resistente que el poliéster, por lo tanto dura más. Lo más habitual es que sea de color gris y el negro. Algunas mosquiteras permiten mayor visibilidad o luminosidad que otras. Incluso puedes encontrar mallas con protección solar, que filtran la entrada de sol y, por tanto, el calor. Además, te ofrecen intimidad, porque la visibilidad desde el exterior es reducida.
  • De aluminio: las mallas de aluminio son robustas, muy resistentes y durables. Sin embargo, como es un material más rígido, no es apto para mosquiteras enrollables o plegables. Son recomendables cuando hay mascotas en casa: así aunque arañen la tela, no podrán dañarla.
Cómo elegir mosquiteras

2. La estructura

El material más habitual para la estructura es el aluminio, por ser ligero y resistente. Se utiliza para todo tipo de mosquiteras: fijas, abatibles, correderas y enrollables. Un factor importante en el que tienes que fijarte es el espesor: cuanto más grueso, más robusto. Esto es importante, sobre todo, en mosquiteras de grandes dimensiones. Por ejemplo: una mosquitera abatible para una puerta de entrada. Si es un aluminio lacado (los hay de distintos colores), cuanto más capas tenga, mejor. Lo más seguro es verificar que tenga la certificación Qualicoat. Esto garantiza que los materiales y el proceso de fabricación cumplen con unos requisitos de calidad. Como resultado, el lacado es muy durable y resistente a los efectos del sol: no se desprenderá ni perderá color con el paso del tiempo.

Si por el contrario prefieres que tu mosquitera tenga un aspecto mate y áspero, elige el aluminio anodizado. Este tratamiento aporta durabilidad. En este caso, es importante que tenga el certificado Qualanod.

Más allá del aluminio, también puedes encontrar mosquiteras con la estructura de otros materiales. Hay mosquitera fijas, con fijación magnética (con imanes) al marco de la puerta o la ventana. Tienen perfiles flexibles de PVC. También dispones de mallas mosquiteras sin estructura: la tela se fija al marco con una  cinta autoadhesiva. Es la opción más económica y fácil de instalar.

Cómo elegir mosquiteras

3. Sistemas de fijación

Enrollables a presión, fijas magnéticas o con clips, cortinas adhesivas… Las mosquiteras ya vienen con sistemas de fijación fácil. Así no hay que perforar para insertar tornillos.

  • Si la ventana no tiene hueco suficiente, opta por una que permita la fijación frontal en la pared.
  • Las mosquiteras correderas van sobre sus propias guías o las de la ventana. Fíjate en la calidad de los rodamientos.
Cómo elegir mosquiteras

Tipos de mosquiteras

Existen mosquiteras para puertas, balconeras y ventanas. Y las hay con distintos sistemas de apertura: correderas, enrollables, fijas, abatibles, extensibles y de cortina. La elección depende de lo que busques y de las características de tu puerta o ventana.

¿Prefieres crear tú mismo una mosquitera casera? Aquí te contamos cómo hacerlo paso a paso. Los marcos, la tela y todo lo que necesites está en tu tienda LEROY MERLIN.

  1. Mosquiteras correderas: Es una de las opciones más extendidas, tanto para puertas como para ventanas. Necesitas contar con un carril para su deslizamiento: aprovecha el que tiene tu puerta o ventana corredera. La puedes desplazar fácilmente a un lado u otro para pasar o asomarte.
  2. Mosquiteras enrollables: Funcionan con un sistema similar al de las persianas. Las hay enrollables vertical y horizontal. Son muy cómodas y tienen una ventaja importante: ocupan muy poco espacio. Se recogen totalmente cuando no las necesitas porque quedan ocultas en su cajón. Y permiten el paso.
  3. Mosquiteras fijas: Son aptas para todo tipo de ventana o puerta. Protegen de la entrada de insectos de forma permanente. Suelen tener el marco rígido de aluminio o PVC. Aunque también las hay con marcos flexibles de PVC que se fijan con imanes al marco de la puerta o la ventana. O incluso, puedes optar por mallas mosquiteras recortables a medida que se fijan al marco con velcro o cinta adhesiva. Más fácil, imposible.
  4. Mosquiteras abatibles: Son una opción válida para todo tipo de puertas y ventanas. También puedes recortarla a medida, si necesitas adaptarla al marco de tu puerta o ventana.
  5. Mosquiteras extensibles: Si tiene una puerta o ventana con persiana, una mosquitera extensible puede ser tu solución. Cubre el hueco inferior que queda libre cuando bajas la persiana parcialmente. Se encaja (sin necesidad de fijaciones) en el mismo rail de la persiana.
  6. Cortinas mosquiteras: Son de instalación súper sencilla. Suelen disponer de sistemas de fijación adhesiva para no taladrar el marco. Además son adaptables al hueco de la puerta. Están cocebidas para que no se vuelen con el viento y, a la vez, para que no se cuelen los insectos: algunos modelos, por ejemplo, cuentan con imanes para cerrar los distintos cuerpos de la tela mosquitera.
Cómo elegir mosquiteras

Otros tipos de mosquitera

  • La solución más sencilla: mosquiteras a medida

¿La forma más fácil de hacerte con la mosquitera perfecta para tu puerta o ventana?  Encargar tu mosquitera a medida. Primero elige el tipo de mosquitera. A continuación, mide el hueco y pásanos las medidas. Una vez que tienes tu mosquitera en casa, solo queda ensamblar las piezas y colocarla en su sitio siguiendo las instrucciones. Si tienes dudas, puedes consultar los vídeos que incluimos en la explicación de cada tipo de mosquitera.

  • Una opción muy práctica: mosquiteras en kit

¿Una fórmula económica y muy interesante para hacerte con tu mosquitera? Escoge tu modelo preferido online o en tu tienda más cercana. En este consejo te contamos todo lo que conviene saber sobre los tipos de mosquiteras. Todas vienen en prácticos kits listos para montar y se pueden adaptar a la medida de tu puerta o ventana. Mide el hueco y elige una mosquitera de la medida más cercana a la que necesitas, pero un poco más grande. Ponte en plan manitas: solo necesitarás una sierra para cortar los perfiles y un cúter para cortar la tela. Lo siguiente: encajar las piezas y, por último, fijar tu mosquitera al marco de la ventana. 

Cómo elegir mosquiteras

Cómo elegir el tipo de malla

¿Dudas entre dos mosquiteras similares? Toca examinar la malla.

  • Material. El más empleado y recomendable es la fibra de vidrio. Es más resistente que el poliéster, por lo tanto dura más. Otra buena opción son las de aluminio de toda la vida: robustas, muy resistentes y durables. Sin embargo, como es un material más rígido, no es apto para mosquiteras enrollables o plegables. Eso sí: son perfectas cuando hay mascotas en casa. Aunque arañen la tela, no podrán dañarla.
  • Color. Los más habituales son el gris y el negro. Elígelo a tu gusto. Pero fíjate en un detalle importante: algunas mosquiteras permiten mayor visibilidad o luminosidad que otras. Depende del tejido de la malla, si lo ves de cerca, notarás las diferencias.
  • Tratamientos especiales. Las mallas antipolen actúan además como filtro anticontaminación. Si buscas esta característica, es recomendable  que tenga la certificación ECARF (del Centro Europeo por la Fundación de Investigación sobre Alergias). También las hay con protección solar, que filtran la entrada de sol y, por tanto, el calor. Además, te ofrecen intimidad, porque la visibilidad desde el exterior es reducida.
Cómo elegir mosquiteras

La toma de las medidas

¿Vas a encargar una mosquitera a medida? ¿O prefieres comprar una en kit y adaptarla tú mismo? En cualquier caso necesitas saber las medidas exactas del hueco de tu puerta o ventana.

Es preciso tomar las medidas en varios puntos del perfil. Sólo necesitas un metro. En cada tipo de mosquitera te mostramos cómo hacerlo. 

Cómo elegir mosquiteras

Más detalles a tener en cuenta

Para que una mosquitera te dure mucho tiempo, es necesario que también las pequeñas piezas de montaje sean de calidad: esquinas para perfiles, pletinas... Comprueba que sean de metal o PVC. Los plásticos de mala calidad pueden amarillear, deformarse o romperse con el paso del tiempo o el uso. Además, ten en cuenta más detalles según el tipo de mosquitera que elijas:

Mosquiteras correderas. Para que deslicen correctamente sobre las guías, comprueba la calidad de los rodamientos.

Mosquiteras con marcos de aluminio. La tela se suele fijar a presión en el marco: los perfiles tienen ranuras para insertar felpudos y junquillos de goma. Son importantes para que la tela no se mueva con el viento y no se formen huecos por donde podrían colarse los insectos.

Mosquiteras enrollables. Fíjate en la fijación de la malla al perfil tirador. Puede ir pegado o termo-adherido, más resistente a las posibles roturas por el uso. Además, comprueba que las guías por los que desliza la malla incluyen felpudos anti-viento. Esto ayudará a evitar que la malla se salga. También son importantes los reductores de velocidad. Este pequeño mecanismo hace que la mosquitera se recoja de manera más lenta. Así se evitan roturas por golpes. Además son más cómodas de manejar.