Cómo elegir pérgolas de madera

Estas estructuras permiten crear espacios resguardados en jardines, patios, terrazas o zonas de aparcamiento. Las hay de varios tipos, según donde se la quiera colocar y el uso que se le dé. Se pueden instalar en solados o bien en terrenos que estén nivelados y compactados adecuadamente. En cuanto al tamaño y el tipo de madera, también hay diversas opciones para elegir.

Cómo elegir pérgolas de madera

Tipos y usos

Hay dos tipos de pérgolas:

  • Pérgolas independientes. Tienen, al menos, cuatro postes. Se suelen utilizar para crear espacios protegidos en el jardín o terraza, como cenadores o comedores al aire libre. También se utilizan como cocheras independientes.
  • Pérgolas adosadas. Se anclan a una pared o a la fachada de la vivienda y cuentan con dos postes o más. Las hay de grandes dimensiones para crear un porche o una cochera.
Cómo elegir pérgolas de madera

Recuerda que las pérgolas deben instalarse en superficies niveladas y firmas. Si quieres instalarla sobre césped pregunta en tu tienda Leroy Merlin sobre los anclajes específicos para este tipo de suelos.

Medidas habituales

Las medidas más comunes de las pérgolas son de aproximadamente: 3 x 3 m, 3 x 4 m y 4 x 4 m. También las hay más grandes, con postes extras.

Una buena solución si se quiere cubrir una superficie mayor es realizar una composición uniendo dos o más pérgolas del mismo modelo. En tu tienda LEROY MERLIN hay módulos de 3 x 3 m y de 3 x 4 m de distintos acabados y modelos, perfectos para combinar. Otra opción es solicitar una solución a medida.

Si prefieres hacer la pérgola tú mismo, puedes adquirir todos los elementos que la componen en tu tienda: pletinas de soporte, postes, escuadras, vigas y travesaños.

¿Madera maciza o laminada?

Madera maciza. Se suelen utilizar sobre todo maderas de coníferas (como el pino o el abeto).

  • Madera laminada. Está compuesta por varias secciones de madera termoselladas. La madera laminada es más resistente y estable que la madera maciza de pino o abeto. Gracias a esta resistencia, se encuentran pérgolas de madera laminada de mayores dimensiones, con perfiles (postes, vigas y travesaños) más gruesos.
Cómo elegir pérgolas de madera

Por su gran resistencia, las vigas de madera laminada se utilizan en el mundo de la construcción para crear todo tipo de estructuras.

Tratamiento de la madera

Las pérgolas de madera de pino o abeto (maciza o laminada), suelen estar preparadas para el exterior con tratamientos autoclave que las protegen del ataque de insectos y hongos.

El tratamiento en autoclave puede ser de tipo III o IV 

Mantenimiento: una vez adquirida la pérgola de madera, es recomendable aplicar un tratamiento protector una vez al año. Conviene dar primero una mano de fondo con un producto protector y 

Accesorios de las pérgolas

Algunas pérgolas incluyen tejado, toldo o cortinas. Otras no, pero vienen preparadas para su colocación.

Para el techo

Si adquieres una pérgola sin techo o toldo, tienes varias opciones para protegerte del sol e, incluso, de la lluvia:

  • Mallas de sombreo. Es un sistema práctico y económico que protege del sol. Se recomienda elegir las de poliéster, más resistente que la rafia.
  • Cañizos. Una opción natural y decorativa, que se integra perfectamente en la decoración del jardín, para disponer de sombra.
  • Policarbonato. Lámina rígida y traslúcida. Protege de la lluvia y destaca por su resistencia al impacto y a los rayos UV, aunque no da sombra. Para ello, se puede combinar con mallas de sombreo o cañizos.
  • Toldos para pérgolas. Una solución muy estética. Los hay de dos tipos: fijos o plegables, que permiten regular la entrada del sol. Pueden ser de poliéster o de tela acrílica:
Cómo elegir pérgolas de madera

1. Poliéster. A mayor grosor de la tela, mayor resistencia. Para su limpieza basta con un cepillado suave con un poco de jabón. Protege del sol, pero no de la lluvia.

2. Tela acrílica. Más resistente y durable que el poliéster. Protege del sol y la lluvia. Además, suele incluir tratamientos anti UV, antisuciedad, repele las polillas que pueden comerse la tela, así como la aparición de hongos.

Comprueba siempre que el toldo es compatible con el modelo de pérgola que hayas elegido.

Recuerda retirar o recoger el toldo en caso de viento o tormenta.

  • Techado con tablones de madera. Es un sistema resistente y estético que brinda protección total frente al sol. Para conseguir estanqueidad frente a la lluvia, conviene cubrirlo con tela asfáltica (viene en distintos colores) o colocar una cobertura ligera, como tégola americana o paneles imitación teja.

Para los laterales

Puedes dejar los laterales de tu pérgola abiertos o colocar cortinas, estores, mosquiteras o, incluso, hacerte con un panel “paraviento”.

Cómo elegir pérgolas de madera