Cómo elegir piscina

De superficie o enterrada: ¿cómo elegir tu piscina?

Instalar una piscina en el jardín es una opción con la que pasarás ratos de ocio muy agradables durante el verano; además se convertirá en un elemento muy importante de tu hogar. Antes de decidirte por una, debes barajar todas las opciones que hay y elegir en función de los metros de los que dispongas, del uso que le vayas a dar y, por supuesto, de tu gusto personal.

Cómo elegir piscinas

Preguntas que debes hacerte antes de elegir una piscina

  • ¿Tienes el espacio suficiente? Si te decantas por instalar una piscina enterrada debes tener en cuenta que necesitarás, al menos, un espacio de aproximadamente 8x3 metros. Además, es necesario que tus espacios de exterior tengan lugar suficiente y estén acondicionados para introducir la maquinaria necesaria.
  • ¿Con qué presupuesto cuentas? Del presupuesto para invertir dependerá mucho el tipo de piscina que vayas a instalar, recuerda que las piscinas enterradas son más caras que las de superficie.
  • ¿Quieres una piscina para toda la vida? En este caso cualquiera de las de obra será una opción ideal. Pero si tienes pensado dejar la piscina solo de forma temporal es recomendable que instales una de superficie.

Tipos de piscinas    

Según su tipo de instalación podremos diferenciar principalmente los siguientes tipos de piscinas:

1. Piscinas enterradas

Son las piscinas que se instalan en la tierra, el espacio que vaya a ocupar la piscina ha de excavarse previamente en el suelo. Requieren una instalación más compleja, pero a cambio ofrecen más prestaciones, son más duraderas y permiten adaptarlas a todo tipo y tamaño de terrenos. Debes decidir cuidadosamente la zona del jardín en la que quieres instalarla, ya que va a ser el lugar en el que permanecerá siempre.

Instalación: necesitas una licencia de obra previa para empezar el trabajo. El montaje debe llevarse a cabo por profesionales que tengan la maquinaria adecuada y que te ofrezcan todas las garantías.

El vaso de la piscina es donde va a estar contenida el agua de la piscina. Hay tres tipos de piscinas enterradas: el vaso en una piscina enterrada puede ser de obra, de poliéster o de paneles y estructura metálica.

  • De obra

Son fabricadas de hormigón totalmente o con suelo de hormigón y paredes de obra con bloques de ladrillo, materiales que ofrecen la mayor resistencia. El revestimiento que pongas en la superficie es lo que va a garantizar su impermeabilización; puedes optar por liner, gresite, cerámica. En el revestimiento, los fabricantes recomiendan un grosor mínimo de 10 cm en las paredes y 20 cm en el suelo.

Cómo elegir piscinas

Ventajas: son las más duraderas (por lo que compensa la alta inversión que hay que hacer); se pueden adaptar por completo a tus preferencias en cuanto al diseño y acabados.

  • De poliéster

Las piscinas de poliéster son de una sola pieza, compuestas de un vaso prefabricado de láminas de resinas sin juntas que se coloca sobre el terreno excavado a medida y nivelado; la superficie es lisa lo que evita las incrustaciones y la acumulación de algas, hongos... Por eso puede permanecer vacío largas temporadas y se ahorra en consumo de productos químicos. Al ser de poliéster está reforzado con fibras de vidrio muy resistentes.

Cómo elegir piscinas

Además, soporta la presión del terreno sin riesgo de fisuras. En el caso de que sufriera algún desperfecto, se puede reparar con el mismo material.

Ventajas: son el tipo de piscina enterrada más fácil de instalar porque el vaso es de una sola pieza prefabricada; son más sencillas de mantener y de limpiar; también, las más baratas de entre las piscinas enterradas.

Las hay de diferentes tamaños, medidas y colores.

  • De paneles

Hay dos tipos de paneles: fabricados con perfiles y paneles de polímeros y los hechos con acero -también hay paneles de acero con tratamientos anticorrosión-. Las piscinas de paneles tienen algo de holgura para adaptarse a los posibles cambios del terreno.

Cómo elegir piscinas

Instalación: se puede combinar con estructura parcial de hormigón, por ejemplo. Como en el caso de las piscinas de poliéster, únicamente hay que preparar el terreno y nivelarlo para poder instalarlas. El revestimiento más apropiado es el liner o el liner armado.

Ventajas: resistentes a la humedad, a los efectos de los rayos UV, a la corrosión, a los agentes químicos y a los cambios ambientales.

¿Cómo instalar piscinas enterradas?

En función de cada tipo de piscina enterrada la instalación será de un modo específico. Consiste en elegir y excavar el terreno, colocar el liner y elegir el vaso de la piscina y el revestimiento. 

El liner es una lona de PVC reforzado muy moldeable y que se adapta perfectamente a las paredes y al suelo de la piscina mediante propia presión del agua. También se puede hacer un vaciado de aire con un aspirador entre el vaso y el liner. Una solución más resistente es el liner armado, que incluye una fina armadura que se coloca con calor en la obra. Tiene imitaciones de gresite u otros materiales. Es importante comprobar que los productos de limpieza son compatibles.

Las piscinas de Leroy Merlin incluyen el montaje de las piscinas de poliéster.

2. Piscinas de superficie

Las piscinas de superficie son aquellas que se colocan por encima del suelo, por lo que no requieren obras y quedan expuestas por completo a las inclemencias del tiempo. Para mejorar la estética final de tu piscina puedes completarla con paneles exteriores más decorativos.

Puedes elegir entre piscinas de superficie fijas o desmontables; la forma -pueden ser redondas, ovaladas, octogonales y rectangulares-.

Cómo elegir piscinas

Ventajas: son la opción más económica para disfrutar de una piscina en tu jardín; no requiere obras; al encontrarlas de varios tamaños pueden adaptarse a tamaños reducidos.

Pueden ser:

  • De plástico

Son las piscinas hinchables y tubulares. Se pueden almacenar fácilmente y cambiar de ubicación de un año a otro. Para instalarla debes colocar una manta o tapiz protector en el suelo que debe ocupar toda la base de la piscina y dejar un margen extra de medio metro aproximadamente; después extender el que será el vaso de la piscina y dejarlo a la intemperie el tiempo que indique el fabricante.

Cómo elegir piscinas

 

  • De acero

Destacan por tener una estructura robusta (a diferencia de as de plástico). Los acabados o revestimientos exteriores que puedes elegir son variados: pueden ser galvanizadas de acero azul, blanco, imitando a madera, piedra, celosía, ratán e incluso pueden tener paneles de madera de hasta 45 mm de grosor… haciéndola más decorativa. Al igual que las de plástico necesitas un tapiz protector en el suelo. A partir de ahí, deberás montar la estructura con los tubos, perfiles, patas, correas de la lona…

Cómo elegir piscinas

¿Cómo instalar piscinas de superficie?

Instalación: necesitas nivelar y compactar bien el terreno para que soporte el peso del agua y esté la piscina equilibrada. Puedes poner una base sólida de cemento u hormigón si lo prefieres. La colocación puede llevar un solo día (alrededor de 3 horas).

Para su instalación deberás tener cerca una toma eléctrica (para el uso del skimmer -sistema de filtrado-); una toma de agua; y un desagüe.