Cómo elegir limpiafondos de piscina

El agua de tu piscina está constantemente recibiendo polvo, hojas o semillas que no siempre se quedan en la superficie; muchas acaban adheridas a las paredes y al fondo, ensuciándolos y volviéndolos resbaladizos.

Cómo elegir limpiafondos

Escoger un buen limpiafondos es básico para mantener limpia tu piscina, cuidar el sistema de depuración y garantizar la calidad del agua durante toda la temporada.

Existen limpiafondos manuales, automáticos, hidráulicos... para todo tipo de necesidades y tamaños de piscina.

Los robots (limpiafondos eléctricos) se encargan de limpiar la piscina automáticamente, liberándote de esa tarea. Para elegir el adecuado tienes que tener en cuenta las dimensiones, profundidad, la forma, el tipo de revestimiento de las paredes y el suelo…

En general, se recomienda el uso de recogehojas e insectos para evitar que la suciedad más grande la recoja el limpiafondos.

La limpieza del suelo y las paredes de la piscina es una tarea básica y laboriosa. Para que ese trabajo no te quite tiempo de disfrutar de un baño en la piscina existen diferentes tipos de limpiafondos en función de tus necesidades concretas.

Tipos de limpiafondos

  • Manual

Los limpiafondos manuales son una opción asequible aunque exige más tiempo, esfuerzo y consumo de agua ya que al usarlos la piscina pierde agua. La primera limpieza, al inicio de temporada, para poner a punto la piscina, hay que enviar el agua directamente al desagüe, para evitar que vaya con toda la suciedad al filtro. Posteriormente, en las siguientes limpiezas de mantenimiento el agua ya se puede depurar en el filtro y, por tanto, ya no se pierde agua.

Cómo elegir limpiafondos

Para poner en marcha los limpiafondos hay que seleccionar el modo de aspiración en la depuradora y acoplar cepillo, mango y manguera, conectando esta última al skimmer o boquilla de aspiración. Después de su uso es necesario reequilibrar el pH y el contenido de cloro.

  • Automático. Dentro de la categoría de los limpiafondos automáticos hay varios tipos:

Hidráulico

Utilizan la energía del sistema de depuración de la propia piscina. Son capaces de moverse de forma autónoma aunque están pensados para vasos planos o con poca pendiente. Hay limpiafondos hidráulicos que funcionan por aspiración. Su rendimiento depende de la potencia de la bomba. Necesitan una potencia mínima de ¾ cv para poder funcionar.

Es necesario ajustar la llave de aspiración hasta conseguir que el limpiafondos funcione correctamente evitando que no avance o se quede pegado por tener demasiada potencia de aspiración.

Los de aspiración se conectan a la toma del limpiafondos o skimmer y son empujados por el sistema de filtración. El limpiafondos conduce los residuos al prefiltro de la bomba y al filtro. Hay que limpiar regularmente el prefiltro y el filtro. Son los más básicos y sencillos de manejar, no necesitan instalación ni programación.

Cómo elegir limpiafondos

Eléctricos

Son totalmente autónomos y programables, ya que no necesitan conectarse al sistema de depuración de la piscina. Se conectan directamente a la red, son silenciosos y aptos para todo tipo de piscinas. Se mueven sobre ruedas u orugas por el fondo y las paredes de la piscina. 

Algunos modelos incluyen ciclos o programas en función del tamaño y suciedad de la piscina, y la mayoría pueden adosarse a las paredes para limpiarlas.

Cómo elegir limpiafondos

La suciedad se acumula en su propio filtro que debe ser vaciado y lavado periódicamente. 

Otra de sus ventajas es que devuelven a la piscina el agua que procesan, de modo que no hace falta rellenarla ni ajustar los niveles de PH o cloro. 

Se pueden usar para piscina con superficie cerámica o plástica. Son los más avanzados.

De batería

Algunos incorporan una batería recargable que les proporciona una cómoda autonomía. Son muy prácticos para piscinas elevadas y sin depuradoras como las desmontables o hinchables. Al igual que los eléctricos, devuelven a la piscina el agua que aspiran.

Cómo elegir limpiafondos

Limpieza

La limpieza del suelo y de las paredes depende de:

  • De la superficie de la piscina a limpiar: 
    • Suelos: todos los limpiafondos sirven para limpiar el suelo de la piscina.
    • Paredes: pueden utilizarse limpiafondos eléctricos o hidráulicos. Hay limpiadores eléctricos que solo limpian las paredes hasta media altura y otros que limpian hasta la línea de flotación de la piscina.
  • De la forma de la piscina:
    • En las características de cada limpiafondos se especifica si puede limpiar piscinas con los bordes del fondo redondeados o cuadrados.
  • De las escaleras:
    • Si tiene escaleras de obra tienes que elegir un limpiafondos manual o que funcione con pilas.
    • Si las escaleras están puestas al borde, no habrá problemas con el limpiafondos.