Cómo elegir nebulizadores

La nebulización es una solución muy eficaz para refrigerar el jardín durante los meses de calor mediante una agradable bruma y para reducir la sequedad ambiental. Este sistema pulveriza gotas de agua que al entrar en contacto con el aire absorben el calor, haciendo más agradable el entorno.

Cómo elegir nebulizadores

¿Qué es un sistema de nebulización y para qué sirve?

Se trata de un circuito de tuberías con boquillas que proyectan una neblina refrescante tanto para las personas como para las plantas. Cuando el clima es seco y la temperatura supera los 30ºC, puede rebajarla más de 10ºC; si hay humedad ambiental, unos 7ºC.

La pulverización del agua a altísima presión permite conseguir unas gotas muy finas que al evaporarse captan energía del aire en forma de calor produciendo una reducción de la temperatura. Es el mismo proceso que permite al cuerpo humano refrescarse mediante la transpiración o sudoración, que al evaporarse se lleva el calor; cuando la humedad ambiental es alta esa reducción es menor.

Cómo elegir nebulizadores

Tipos de nebulizadores

Existen dos tipos de nebulizadores que se diferencia básicamente en el tamaño de las gotas:

  • De baja presión: indicados para jardines, terrazas e invernaderos domésticos. Funcionan con una presión mínima de 3,5 bares y pulverizan unas pequeñas gotas (de unas 300-400 micras de diámetro). Los kits de nebulización domésticos para porches, terrazas y pérgolas son muy económicos y sencillos de instalar y desinstalar: pueden conectarse al grifo y actuar con la presión habitual de la red doméstica.
  • De alta presión: indicados para uso profesional como instalaciones públicas... Necesitan una bomba de agua ya que trabajan con una presión a partir de 70 bares. Esta presión permite atomizar el agua y transformarla en gotas más pequeñas y finas (inferiores a 50 micras) que no llegan a mojar.
Cómo elegir nebulizadores

Ventajas de colocar nebulizadores de baja presión

  • Climatizan la terraza o jardín. Reducen la temperatura ambiente hasta 10°C.
  • Son un sistema que apenas gasta energía y agua. Un nebulizador con 6 toberas de 0,3 mm consume aproximadamente 3 litros de agua por hora.
  • Son fáciles de instalar. Los kits incluyen todo lo necesario para su montaje.
  • Mejoran la calidad del aire y atrapan el polvo, el polen y otras partículas en suspensión del aire. Las personas con alergias, sensibilidad al polen u otras partículas en suspensión se benefician enormemente de la nebulización.
  • Eliminan los olores desagradables y purifican el aire circundante y el ambiente del jardín, porche o terraza.
  • Reducen la presencia de mosquitos.
  • Son respetuosos con el medio ambiente. No emiten gases contaminantes ni tóxicos.
  • Permiten su programación. Algunos incluyen un temporizador con el que se puede seleccionar la frecuencia del pulverizado.
Cómo elegir nebulizadores

Otros usos de los sistemas de nebulización

  • Jardinería y paisajismo. La nebulización produce una beneficiosa humedad ambiental que alivia a las plantas de la sequedad y el calor y permite cultivar especies tropicales en climas cálidos pero secos. Según el tamaño del jardín puede ser necesario incorporar una bomba eléctrica que asegure una presión homogénea en todo el circuito.
  • Decoración de jardines y piscinas. Combinando nebulizadores e iluminación led se consiguen juegos de luces y bruma muy sugerentes.
  • Viveros e invernaderos. Se puede instalar el circuito en altura para generar humedad o a baja altura como un banco de riego. La humedad favorece el enraizamiento de los semilleros, el desarrollo de las plantas y el control de algunas plagas asociadas al calor y la sequedad como la araña roja.
  • Granjas de animales, cuadras de caballos, perreras. En estos casos, los nebulizadores procuran un mayor bienestar a los animales y redunda en un efecto positivo en la producción.
Cómo elegir nebulizadores

Consejos de uso y mantenimiento de nebulizadores

  • Utiliza agua potable para garantizar la salubridad del sistema. Si quieres utilizar agua de un pozo o aljibe debe pasar por un tratamiento depurativo previo.
  • Si lo que quieres es refrescar el ambiente, no mantengas el nebulizador encendido de forma continua. A mayor humedad del ambiente, menor rendimiento del nebulizador.
  • Al terminar el periodo estival conviene retirar las boquillas y cerrar los orificios con tapones. Si vas a dejar instalado el circuito vacíalo completamente para que no se deteriore con las heladas.
Cómo elegir nebulizadores