¿Cómo elegir tu toldo?

● 12 minutos de lectura        ● Cómo elegir    

Los toldos en terrazas, ventanas o balcones protegen la vivienda del sol, del calor y del exceso de claridad en determinadas épocas del año. Además, ayudan a ahorrar energía. Haciéndote con unos toldos para casa podrás disfrutar al máximo de tu jardín o terraza resguardándote de los rayos solares y las miradas indiscretas.

Cómo elegir un toldo

Para elegir el toldo más adecuado debes tener en cuenta distintos factores: el lugar donde lo vas a colocar, el tipo de toldo que mejor encaja con tu tipo de vivienda y, por supuesto, las distintas telas y colores existentes. Te damos las claves con nuestros expertos.

> Toldos: la solución que se adapta para mejorar el confort térmico en tu hogar

¿Por qué debes poner un buen toldo? Ventajas

  •  El toldo hace de escudo térmico regulando la temperatura interior de las estancias manteniéndola gracias al control de la radiación solar, lo que mejora el confort.
  • Reduce el consumo energético al permitir disminuir el uso de calefacción y climatización, logrando un confort térmico adecuado. Así se consigue una vivienda más sostenible porque al no gastar tanta energía se reducen las emisiones de CO2.
  • Te permite disfrutar más y durante cualquier hora del día de un espacio sombreado añadido en tu terraza o jardín al resguardo del sol, el viento y la lluvia y, con la ventaja añadida, de que puedes modular el acceso o no del sol sin perder espacio útil en tu exterior. Así ganarás un espacio habitable para hacer lo que te gusta: comer al aire libre, descansar en tus muebles de jardín, disfrutar de tus exteriores con el frescor que ofrece la sombra del toldo…

Tipos de toldos según su ubicación

1. Toldo de brazo extensible

Son toldos enrollables y de brazos extensibles, que pueden alcanzar hasta una inclinación de 90 grados consiguiendo así una gran precisión y estabilidad. El toldo se queda recogido de tal manera que ahorra espacio en la fachada. 

Es el toldo más polivalente ya que es ideal para balcones, terrazas, patios, jardines y locales comerciales. Para tomar las medidas necesitas el ancho del hueco y la salida que queramos, teniendo en cuenta que ningún modelo de toldo de brazo articulado puede tener una salida mayor a la anchura. 

Estos toldos de brazo extensible pueden llevar led incorporado discretamente para iluminar la zona de debajo del toldo, un plus muy práctico y atractivo.

2. Toldo de brazo punto recto

Toldo ideal para cubrir ventanas, va fijado encima de la ventana y sus dos brazos fijos van anclados a los laterales de la ventana, puede fijarse en cualquier posición de apertura llegando a tener una apertura de hasta 180 grados. Ofrece muy poca resistencia al viento. Esta solución es válida también para balcones, fijando los brazos a la barandilla. Para la toma de medidas será necesario el ancho y el alto de la ventana.

Cómo elegir un toldo

3. Toldo estor

Son toldos con brazos abatibles fijados a la barandilla y tienen 2 posiciones:

  • Proyectado: facilita la visión hacia el exterior y la entrada de aire.
  • Dejado en caída: proporciona mayor protección frente al viento y la lluvia y permite un mayor cerramiento para la toma de medidas.

En ancho mediremos el ancho del balcón y en alto, la altura de la barandilla al techo.

Cómo elegir un toldo

También has de decidir si vas a instalarlo a una pared, que es la colocación más habitual, o a la pared y el techo. Estos llevan un soporte para fijar el toldo al techo de un voladizo o de un balcón, por ejemplo.

Las medidas del toldo

Existe una gama muy amplia de toldos con medida estándar. Una solución que se adapta a la mayoría de los huecos, ya que están disponibles desde los 2,5 m hasta los 6 m en intervalos de 0,5 m. Además de estar disponibles en distintos colores de estructura y tela, calidades…

Pero también puedes optar por confeccionar uno a medida, que se adapte a tus necesidades adecuando el tamaño exacto a tu hueco disponible y personalizándolo.

La superficie del toldo siempre tendrá que ser mayor que la zona que se quiere sombrear.

A la hora de elegir el ancho y la profundidad a la que se despliega el toldo (llamada salida o proyección del toldo), ten en cuenta que la incidencia del sol suele ser de forma oblicua la mayor parte del día. Unos cálculos orientativos podrían ser:

- Para un balcón podría ser suficiente un toldo que tenga una proyección de 2 m, que dará una sombra de 1 m aproximadamente.

- Para una terraza se podría elegir un toldo con proyección de 3 metros para disfrutar de unos 2 m de sombra.

Como la superficie de sombra es aproximada porque depende de la orientación de la vivienda, el nivel de insolación y la hora del día, debes tener en cuenta que:

  • Las fachadas orientadas al Norte reciben el nivel más bajo de radiación al principio de la mañana y en la parte final de la tarde.
  • Las fachadas al Este reciben el sol a mediodía.
  • Las fachadas al Sur, durante todo el día.
  • Las fachadas al Oeste, a mediodía y por la tarde.
LO HACEMOS POR TI

Si necesitas un toldo a medida, puedes personalizarlo en nuestro configurador

Ver servicio

¿Qué tipo de estructura quieres para tu toldo?

Todos los toldos pueden tener una estructura sin cofre o con cofre.

- Sin cofre: el mecanismo y la tela quedan expuestos a la intemperie. Es una solución básica y asequible. En este caso, se recomienda que, durante los meses de menos uso, se proteja con una funda.

- Con cofre: cuando el toldo está totalmente recogido, tanto el armazón (brazos articulados) como la tela se quedan guardados. Así quedan protegidos de las inclemencias del tiempo y esto le proporciona una mayor durabilidad al toldo. Por ello se recomienda su uso en orientaciones expuestas y en zonas climáticas más frías y con lluvia.

En los toldos para terraza, además de con o sin cofre, se puede elegir una tercera opción que es con semicofre.

- Con semicofre: una vez recogido, la tela queda protegida. Solo queda expuesto a la intemperie el faldón o remate final del toldo en caso de que lo tenga y los brazos quedan recogidos bajo el semicofre (pero no en su interior).

DA VIDA A TU TERRAZA O JARDÍN

Descubre cómo instalar por ti mismo un toldo en kit

Ver paso a paso

¿Cómo escoger la tela de tu toldo?

- Poliéster. Es la opción más asequible. Se aconseja para usos esporádicos o intermedios por ser sensible a los rayos solares.

- Acrílica. Es una tela muy resistente a los rayos UV. Sus colores se mantienen intactos durante más tiempo. Evita el efecto invernadero, así como el deslumbramiento y el calor. Es una tela hidrófuga por lo que repele el agua y evita que aparezcan manchas de moho o humedad.

- Microperforada. Es una opción menos frecuente que permite que, por unos pequeños agujeros, salga el calor que se queda bajo el toldo.

Asimismo, puedes escoger el color de la tela para dar el toque estético a tu fachada y de la estructura o armazón -blanco o gris antracita-.

¿Cómo quieres manejar tu toldo?

- Manual. Ideal para toldos pequeños y medianos que no necesite esfuerzo. Es el tipo de apertura más económico.

- Motorizado. Algunos toldos llevan un motor para poder automatizar su funcionamiento y regular la velocidad de recogida de la tela. Se puede accionar mediante interruptor en la pared o mediante mando a distancia. En caso de optar por un modelo motorizado, debes saber que hay sensores que recogen el toldo automáticamente en caso de lluvia, sol y/o viento.

EL EXPERTO TE AYUDA A ELEGIR

"Un buen toldo regula la temperatura y ayuda a ahorrar energía"

Juan Vicente, experto en Jardín de Leroy Merlin Massanassa, te explica las características de los toldos para elegir el mejor para tu hogar.