Cómo elegir revestimiento de pared adhesivo

Viste las paredes de tu casa con revestimientos de pared para darles el toque decorativo que necesitan. Existe un amplio abanico de posibilidades, estilos, colores y decorados para que elijas el que mejor combine con tu habitación.

Instalar revestimiento mediante adhesivo es una solución sencilla y decorativa que no necesita de obras y están pensados para todas las estancias de la casa, incluidas las que tienen humedad como baños y cocinas. Sirve también para instalar en techos.

Las claves

La instalación de revestimiento mediante adhesivo es fácil y no requiere ningún tipo de obra. Basta con pegar con masilla o adhesivo de doble cara.

Los revestimientos de PVC y vinilo pueden colocarse también en zonas húmedas como baños y cocinas.

Usos y ventajas

  • Uso estético. Permiten decorar la estancia donde se instalan sin ningún tipo de obra. Se pueden conseguir diferentes acabados en función del tipo de revestimiento y estilo que elijas: imitación de madera, metal, cerámica, textil. Con el revestimiento se pueden recubrir paredes y techos.
  • Uso funcional. Permite tapar los desperfectos que tenga una pared o disimular o proteger una pared de humedades; proteger la superficie de golpes y manchas; además, el uso de este elemento permite hacer habitables estancias como buhardillas o trasteros.
  • Multiusos. Se puede instalar en toda la casa y además en las estancias húmedas. Consigue un acabado muy realista, imitando de forma muy acertada a todos los materiales.

Material

Los revestimientos adhesivos pueden destinarse tanto a zonas secas como húmedas. Existen revestimientos adhesivos de dos tipos de materiales: PVC y vinilo.

El PVC y el vinilo son materiales con poder aislante tanto acústico como térmico, gracias a su material y estructura.

Su principal ventaja es que es un revestimiento muy apropiado para zonas con humedad como pueden ser el baño o la cocina, ya que este material no permite la formación de moho o la acumulación de gérmenes. Incluso si se trata de espacios poco ventilados.

Su uso está recomendado para cualquier tipo de estancia (recibidores, despachos, habitaciones, salones, baños y cocinas). Otro de sus usos más habituales es para revestir el techo. 

Pueden imitar la madera, la cerámica, la estética del metal, cemento, textil… Los hay tanto para usar como revestimiento interior como para exterior.

Su mantenimiento es sencillo: se limpia con una esponja y limpiador doméstico.

En cuanto a sus particularidades, el PVC permite elegir formatos más grandes (suelen ser lamas grandes), lo cual facilita su colocación en superficies de gran tamaño como paredes completas. Por su parte, el vinilo tiene un mejor comportamiento acústico.

Instalación adhesiva

La forma de colocación es muy fácil y no requiere obra. El tiempo estimado de montaje es de 30 minutos por metro cuadrado.

  • El revestimiento adhesivo de PVC se instala por machihembrado. Este sistema consiste en encajar las lamas entre ellas. Para ello debes colocar la parte hembra siempre en sentido en el que avanza el montaje. Para pegar el revestimiento a la pared puedes usar adhesivo de montaje como adhesivo de doble cara o masilla.
  • El revestimiento adhesivo de vinilo es autoadhesivo. Esto significa que se instala con el autoadhesivo de la parte trasera de la propia lama. Es necesario añadir a la base autoadhesiva más puntos de adherencia aplicando adhesivo en los agujeros de la lámina que cubre la loseta para mejorar la fijación. Retira con cuidado la lámina protectora y procede a pegar el revestimiento. Coloca las losetas apoyándolas siempre en el borde de las anteriores.

Tipos de colocación con adhesivo

Puedes elegir la colocación de los revestimientos en función del efecto que quieras conseguir y de tus gustos personales. 

  • Vertical

Este tipo de instalación permite alargar visualmente la estancia.

  • Horizontal
  • Media altura

Se trata del revestimiento que no cubre la pared completa; solo reviste la mitad de la superficie dejando a la vista la parte superior.

Debes saber...

La superficie tiene que estar limpia, seca y libre de muebles o sanitarios, accesorios murales, enchufes, etc.

En el caso del revestimiento vinílico, puedes aplicar una imprimación a la pared antes de colocar el revestimiento para que el adhesivo se agarre mejor. Es opcional, recomendado sobre todo para paredes que suelan tener polvo.

Debes evitar que las juntas de las lamas coincidan en el mismo punto en cada fila o columna.

Recuerda que debes poner los perfiles para las terminaciones de la superficie y perfiles para rematar los ángulos de las esquinas.

Una vez instalado el revestimiento ya puedes colocar elementos decorativos sobre la pared como percheros, muebles, cuadros… Solo es necesario usar tacos y tornillos específicos que atraviesen la lama para penetrar en la pared.