Cómo elegir puertas de armario

¿Tienes un armario nuevo y necesitas elegir sus puertas? ¿Tus viejas puertas no te gustan, están estropeadas o te apetece renovarlas? Las puertas de armario son un elemento decisivo a la hora de ahorrar espacio en la habitación, decorarla o renovar el mobiliario de tus aposentos.

Cómo elegir puertas de armario

Para disponer de unas puertas de armarios nuevas tienes la opción de adquirir los modelos existentes para armarios modulares o crear el tipo de puerta que mejor se adapte a tu estilo y a tu espacio (abatibles, plegables o correderas) por especial que sea (buhardillas, espacios reducidos, bajo escaleras…).

¿Quieres unas puertas de armario estándar?

Justo en el momento antes de decidir qué puertas quieres debes tener en cuenta una serie de aspectos para que tu elección sea la perfecta a tus necesidades. En primer lugar, tienes que escoger el acabado que más se ajuste a tus gustos decorativos. La combinación del armario con el resto de la decoración de la estancia es importante ya que, normalmente, el armario es uno de los elementos más imponentes dentro de un dormitorio.

Cómo elegir puertas de armario

Podrás escoger entre una variedad de colores derivados de la madera (wengué, cerezo, roble, acacia…) o decantarte por los tonos neutros como el blanco, aluminio o crema y otros con más personalidad como el berenjena, moka, fresno o lino Cancún que emula al tejido.

¿De qué espacio dispones para abrir el armario?

El modo de apertura de las puertas del armario está condicionado por el espacio que dispongas en la habitación, ya que unas ocupan más sitio que otras al abrirse. Puedes decantarte por una de estas opciones: 

  • Puertas abatibles. Se abren en un ángulo de 90º, por lo que deberás disponer de 50 a 70 cm libres entre el armario y otros elementos de la estancia para facilitar su apertura. Se abren por medio de bisagras, que se instalan fácilmente y de manera rápida. Las puertas abatibles permiten acceder a todo el interior del armario de forma cómoda, para tenerlo todo a mano y a la vista.
  • Puertas plegables. Compuestas por varias hojas que se pliegan entre sí con los herrajes de un kit de plegado. Se pueden plegar a derecha o a izquierda o a ambos lados, según sea el tamaño del mueble y el número de horas necesario para cerrarlo por completo. Se colocan en los costados de los módulos del armario. Su ventaja principal es que ocupan menos espacio al abrirlas que las abatibles y permiten un mejor acceso al interior del armario que las correderas. Encontrarás puertas estándar de 30 o 40 cm, con las que podrás construir puertas plegables de 60 y 80 cm. Al igual que las abatibles, las puertas plegables permiten acceder a todo el interior del armario de forma cómoda, para tenerlo todo a mano y a la vista.
  • Puertas correderas. No ocupan espacio al abrirlas, ya que se desplazan de un lado al otro en el frente del armario sobre rodamientos y guías que van colocadas en la parte superior e inferior, según los modelos. Existen hojas de 61 y 81 cm de ancho para hacer las composiciones que necesites en tu armario. Existen guías de 120 a 240 cm. Lo más apropiado es colocar un set de frenos en las puertas para conseguir un cierre más suave y permita que los rodamientos duren más. Si tu armario es en L o en U, puedes también colocar puertas correderas, con los correspondientes kit de guías esquineros. A diferencia de las anteriores, las puertas correderas permiten acceder solo a la parte del armario que queda visible al abrir la puerta.
Cómo elegir puertas de armario

¿Y si creas tú mismo las puertas para el armario?

Si las medidas de tu armario no se ajustan a los tamaños estándar puedes recurrir a la opción de diseñar tú mismo la puerta. La tarea para puertas correderas será muy sencilla.

Solo necesitarás tomar las medidas de tu armario (el alto y el ancho). Eligiendo tus puertas a medida podrás acceder a tamaños más grandes o más pequeños que los habituales. La máxima altura que encontrarás en tableros de MDF es 250 cm; y el mayor ancho, 200 cm. (Debes saber que la medida estándar es 244 x 122 cm). Después elige el modelo y el color de los perfiles (clásico, moderno, con tirador…) y hacerte con el kit de perfiles y guías, que se ofrecen en diferentes colores (roble, cerezo, wengué, aluminio, blanco) y medidas variadas para que se adapten al tamaño que necesites ya que se pueden cortar a medida.

Escoge uno o varios tableros de 10 mm de grosor del material que más te guste para tus puertas. Las posibilidades son muy variadas: de melamina, de PVC, de DM pintado o lacado, revestido con telas o papel pintado….  También puedes utilizar vidrioplástico para crear tus puertas siempre y cuando no superen el grosor de 10 mm.

Solo queda que selecciones el tipo de montaje que quieres: liso, tipo japonesa (necesitarás un perfil en H) o combinado.

Cómo elegir puertas de armario

Con todos los materiales solo queda que te pongas manos a la obra en la instalación.