Cómo elegir pintura antihumedad

Cómo elegir pintura antihumedad. Soluciones para paredes con humedades o manchas

Las manchas de humedad suelen ser habituales en algunas casas y son un verdadero quebradero de cabeza. Si no se tratan bien pueden provocar mayores daños posteriores a nivel estético como goteras, moho… y perjuicios en la salud como problemas respiratorios o reacciones alérgicas.

Las diferentes pinturas antihumedad sirven para mejorar el ambiente de la casa tras haber tenido problemas de humedades.

Cuando en casa detectes una humedad, ya sea en el interior o en el exterior, debes actuar con celeridad para atajar el problema: primero detectando la causa de la humedad, después reparando y solucionando el problema y, por último, aplicando la pintura correcta para que no vuelvan a aparecer más manchas. En este sentido, se recomienda pintar con el impermeabilizante toda la superficie y no solo la zona dañada para evitar posibles desperfectos en el futuro.

PINTURAS ANTIHUMEDAD

Revisa todas las alternativas para combatir las humedades en cada situación

Ver todas las soluciones

 

¿Qué tipos de humedades pueden aparecer?

Lo primero que hay que saber para reparar o acabar con una humedad es diagnosticar de qué tipo de humedad se trata. Las humedades pueden aparecer por causas distintas: por condensación, por filtración o por capilaridad.

- Por condensación. Estas humedades, tan frecuentes en muchos hogares, no se generan desde el exterior sino desde el interior de la vivienda. Este caso sucede cuando el muro o los cerramientos (puertas y ventanas) no están bien aislados térmicamente, eso provoca que en invierno las paredes estén muy frías y, en contacto con el calor y los vapores calientes que se generan dentro de la vivienda, se evaporen y surjan manchas en el interior de la casa.

Para solucionarlo lo que habrá que hacer es mejorar el aislamiento del muro y aumentar la ventilación. Si es difícil ventilar la estancia (por ejemplo, si es un baño sin ventana) la solución pasa por instalar un extractor de aire o un deshumidificador de ambientes. Si es posible también ayudaría sustituir las ventanas por unas con rotura de puente térmico y los burletes de las ventanas para una mayor estanqueidad.

- Por filtración. Se produce porque el muro no está bien impermeabilizado. Derivado de ello aparecen manchas en el interior de la vivienda que proceden del exterior. Por ejemplo, de un escape de agua en una tubería o a causa de la lluvia.

La solución en estos casos es impermeabilizar la fachada desde fuera.

- Por capilaridad. Se produce a través de los cimientos en contacto con el terreno si no están bien aislados. La humedad encuentra en los cimientos un punto de acceso y lo normal es que veas sus efectos en las paredes de sótanos o garajes, aunque puede llegar a subir a plantas altas por el interior de los muros. Las sales minerales que hay en el suelo se elevan por las paredes y se acumulan en la superficie, creando marcas blanquecinas (del salitre) y desprendiendo la pintura antigua, papeles pintados u otro revestimiento que se encuentre a su paso.

Para solucionarlo hay que romper esa vía de ascenso del agua con un material impermeabilizante en todo el perímetro de la casa, sobre los cimientos, en la base de los muros.

Cómo elegir pintura antihumedad

 

¿Cómo reconocer el tipo de humedad?

Fija un trozo de papel de aluminio con adhesivo en la superficie dañada y déjalo pegado varias horas o incluso algún día completo. Al retirarlo puede suceder:

- Que el agua esté presente en la cara vista, la que está al descubierto, es decir, en la parte que no está unida a la superficie o muro. En esta ocasión el agua viene del interior de la casa.

- Que el aluminio tenga humedad entre el aluminio y la superficie o muro. En ese caso el agua procede del exterior.

AverIgua qué tipo de humedad hay en tu casa y actúa rápidamente contra ella para combatirla lo antes y mejor posible.

HAZLO TÚ MISMO

Aprende a solucionar un problema de humedades

Ver consejo

 

¿Dónde necesitas usar la pintura antihumedad?

Pinturas para el interior de la casa

Para los tabiques interiores hay diferentes alternativas para aislarlos y recubrirlos con la finalidad de evitar los cercos de humedad y moho en las paredes, además de los malos olores causados por la humedad. La elección de un tipo de pintura depende del daño que tengas en las paredes. Las diferentes soluciones de impermeabilización interior se clasifican en:

- Pintura antihumedad: pintura blanca, se puede aplicar incluso en paredes húmedas garantizando su efectividad.

- Pintura antimoho: pintura mate para evitar que aparezca moho. Está especialmente recomendada para lugares con poca, nula o mala ventilación, calefacción o insuficiente aislamiento térmico. Te enseñamos a acabar con el moho de las paredes de tus habitaciones.

- Pintura antimanchas: pintura que sirve para borrar cualquier tipo de mancha, ya sea de humedad seca, humo, grasa, rotulador…

Cómo elegir pintura antihumedad

 

Soluciones para exteriores

Para paliar las humedades desde el exterior de la vivienda, hay que recurrir a pinturas antigoteras e impermeabilizantes para fachadas, tejados, cubiertas, terrazas y suelos de exterior que evitan la entrada de agua.

Los problemas de impermeabilización más habituales en el exterior de las viviendas son grietas, mala impermeabilización de las fachadas o tejas o canalones rotos.

Los aspectos más relevantes a la hora de elegir una pintura impermeabilizante de exterior son la durabilidad (cada cuanto tiempo hay que volver a aplicar la pintura a la superficie) y la transitabilidad (si la zona es accesible y frecuentada por personas o no).

Ten en cuenta que las soluciones son diferentes si se trata de una fachada o una cubierta o tejado, ya que la primera es impermeable al agua, pero deja transpirar el vapor, mientas que la segunda es impermeable tanto al agua como al vapor.

Conoce qué tipo de pinturas impermeabilizantes de exterior existen y cuál es la apropiada para tu vivienda:

- Pintura impermeabilizante acrílica: son las pinturas hechas con base de agua por lo que se diluyen y limpian con agua, por tanto, para limpiar los útiles de pintura (rodillo, brochas…) solo se necesita agua y jabón. Son productos más naturales, inoloros, sostenibles y ecológicos, más fáciles de usar y de secado rápido. Además, tienen propiedades de aislante térmico. Ofrecen variedad de colores y acabados para poder darle la estética deseada.

Uso recomendado: para zonas de poco tránsito dada su baja resistencia punzante.

- Antigoteras o membrana de poliuretano: su composición a base de resinas le otorga alta resistencia, transitabilidad, impermeabilidad, durabilidad y resistencia al roce, a la exposición de los rayos solares y al amarillamiento. Existe con acabado mate o brillo para escoger la preferida e incluso con texturas. El poliuretano es más resistente y duradero que el caucho.

Uso recomendado: en terrazas, porches, balcones… cualquier superficie que forme parte de las áreas habitables de la vivienda y zonas de tránsito habitual.

- Impermeabilizante de caucho acrílico: es un revestimiento plástico compuesto por un refuerzo de fibras. Destaca por su gran viscosidad, su durabilidad y por su alta reflexión solar que permite que los rayos del sol reboten contribuyendo a reducir la sensación térmica en hasta un 20% con el consiguiente ahorro energético que conlleva.

Uso recomendado: idóneo para aplicar sobre fachadas, terrazas o tejados de exterior poco transitadas.

- Silicona líquida impermeabilizante: tiene una base de silicona que lo convierte en el producto con mayor elasticidad, de modo que resiste las temperaturas extremas tanto las bajas (hasta los -20 grados) como las altas (hasta los 80 grados) y resiste muy bien los rayos UV. Es la solución con mayor capacidad de impermeabilizar, pero no se puede pisar bajo ningún concepto. Su función es detener las fugas y prevenir las filtraciones. Se puede aplicar sobre superficies húmedas.

Uso recomendado: su uso está limitado a partes no pisables por lo que se suele aplicar para sellar canalones, grietas, juntas, el contorno de las chimeneas y demás rincones.

- Pintura antisalitre. La pintura para suelos y muros que resisten condiciones de extrema humedad es una pintura de tipo antisalitre. Se trata de una pintura transpirable (que deja respirar a la superficie), que protege y aísla contra la humedad de condensación y salitre creando una barrera que impide que se forme moho y que elimina las manchas de humedad. No necesita aplicar una imprimación previa y se puede tintar y también pintar por encima de ella si se quiere. Se suele aplicar sobre superficies de cemento, ladrillo y hormigón. Es una pintura al disolvente por lo que los útiles de pintar deben limpiarse con disolvente o aguarrás una vez concluya la aplicación.

Uso recomendado: Sirve para solucionar los problemas de humedad especialmente en zonas donde haya humedad en el ambiente -como aseos o cocinas, sótanos, bodegas o bajos de vivienda-. Se puede aplicar en suelos, muros y cubiertas.

Cómo elegir pintura antihumedad
PINTURAS IMPERMEABILIZANTES

5 tipos de pinturas para tratar humedades

Ver consejo

 

¿Sabías qué la pintura impermeabilizante tiene otra función?

La pintura impermeabilizante de exteriores, aparte de para impermeabilizar, se puede usar para proteger una fachada de indeseables pintadas. Esta pintura impide que penetre o se filtre la pintura de un grafiti, por ejemplo. De este modo la pintura sobrepuesta quedará solo en la superficie facilitando así su limpieza.

Cómo elegir pintura antihumedad