Cómo elegir pintura para hierro

Cómo elegir pintura para hierro

El hierro y el metal son de los materiales más utilizados en la fabricación de estructuras, puertas y muebles, sobre todo los que son específicos de exterior, ya que se trata de materiales muy resistentes a las inclemencias meteorológicas.

Para cuidar el aspecto y prologar la vida útil de ese tipo de elementos metálicos, de hierro y aluminio que habitualmente están expuestos a la intemperie y a un mayor desgaste, es imprescindible tratarlos con productos específicos para su cuidado y mantenimiento como son las pinturas para hierro y metal dado que ofrecen una fuerte protección frente al óxido que debilita estos materiales. Así se garantiza una mayor durabilidad y el buen estado de nuestros enseres.

Fácil de aplicar, la pintura para metales es ideal para dar una segunda vida y un aspecto renovado a unas puertas o portón exterior, a las contraventanas y barandillas, a los muebles del jardín… Hay diferentes tipos para proporcionarles la protección y la decoración que deseas, elígelos de acuerdo a tu zona climatológica, al metal y al uso que tenga el elemento.

PROTEGE TUS METALES

Da una segunda vida a tus metales con pintura específica

Ver productos

 

Características de las pinturas para hierro y metales

Para poder disfrutar de tus elementos de metal y hierro en perfecto estado debes conocer las propiedades de los productos y aplicarlos correctamente.

- Se usa para proteger, mantener y decorar metales, hierro, forja, acero, aluminio…

- Sirve para aplicar sobre objetos que van a estar en el interior y también para los que ocuparán espacios exteriores como verjas, bancos, puertas y cancelas de exterior, canalones, marcos, etc.

- Tienen alta resistencia a la intemperie, a los climas extremos, a los cambios de temperatura y a la humedad.

- Pueden ofrecer una alta durabilidad y garantizar una protección de hasta 15 años según el producto escogido.

- Ofrecen diferentes acabados y una multitud de colores.

- Se aplican fácilmente con brocha, rodillo, pincel o pistola.

- Antes de su aplicación las superficies a pintar deben ser preparadas: han de estar limpias de cualquier suciedad, grasa, sin óxido suelto (se recomienda lijarlas previamente o cepillarlas con cepillo de acero para eliminar los restos de pintura y óxido anteriores) y totalmente secas para que la pintura se adhiera correctamente.

- Dependiendo del estado del hierro o metal se puede aplicar directamente la pintura o aplicar una capa de imprimación primero.

- Se recomienda aplicar dos capas del producto para un acabado perfecto, siempre respetando los tiempos de secado entre ambas manos.

En el caso del aluminio es un metal que no se oxida y tampoco tiene grasa, pero necesita aplicar una capa de imprimación, previa a la pintura para metales para que el producto se adhiera correctamente.

Cómo elegir pintura para hierro

 

¿Pintura al agua o al disolvente?

Todas las pinturas y esmaltes pueden clasificarse en dos tipos según la base de su composición: al agua o al disolvente.

- Pinturas o esmaltes al agua o acrílicos. Los productos con formulación al agua se diluyen y limpian con agua. Esto facilita la limpieza de las herramientas usadas para su aplicación -como pinceles, brochas, rodillos- y de tus propias manos si te has manchado al necesitar solamente agua y jabón. Son productos más naturales, sostenibles y ecológicos, más fáciles de usar, su secado es más rápido y eso también agiliza el proceso de repintado de varias capas, inoloros. Por su composición más natural, su durabilidad puede ser algo menor que las pinturas con base disolvente. Pueden ser una gran elección para aplicar sobre hierro y metales que van a estar en espacios interiores. Su nivel de densidad y resistencia es medio, adecuado para climas suaves y objetos de un uso medio.

- Pinturas o esmaltes al disolvente. Los productos con formulación a base de resinas y compuesto sintéticos necesitan disolvente o aguarrás para limpiar los restos de pintura de los utensilios para pintar y los que queden en las manos tras su aplicación. Son productos muy duraderos y con una alta resistencia -incluida a los rayos solares y a los golpes-. Aptos para elementos metálicos expuestos especialmente a zonas exteriores. Su tiempo de secado es algo mayor que las pinturas acuosas.

 

¿Cuándo elegir pinturas antioxidantes?

La oxidación es el resultado de una reacción química que ocurre cuando el hierro u otro metal queda expuesto prolongadamente al aire y al agua y deteriora el aspecto del objeto metálico. Por tanto, el óxido es el mayor enemigo los elementos metálicos no tratados que tenemos en nuestra casa no solo porque deteriora su aspecto exterior sino porque también debilita el material internamente si se extiende.

Para paliar estos daños existen pinturas antioxidantes que protegen los metales específicamente de la corrosión que se puede aplicar directamente sobre el metal oxidado, sin necesidad de eliminar el óxido antes de aplicar el producto. Así que protege y decora en un mismo producto.

¿Qué acabado quieres elegir para pintar tus objetos metálicos?

Las pinturas para hierro y metales y van a proteger nuestros elementos de la oxidación y los podemos encontrar en distintos acabados: colores lisos, mates, brillos o satinados o acabado en forja o martelé.

- Efecto liso

  • Ofrecen un acabado sencillo.
  • Son pinturas especiales con tratamiento especial antióxido.
Cómo elegir pintura para hierro

- Efecto forja

  • Estas pinturas proporcionan a la superficie un efecto decorativo de metal envejecido o similar al hierro sin tratar.
  • El acabado forja proporciona un aspecto metálico natural, con un toque de textura y rugosidad una vez que la pintura se seca. El acabado final de la pintura es mate y áspero al tacto que lo hacen menos recomendado para aplicar en mobiliario de jardín como sillas y mesas.
Cómo elegir pintura para hierro

- Efecto martelé

  • Estas pinturas también proporcionan a la superficie un efecto muy decorativo. El martelé es un efecto metálico que aporta un acabado con cierto relieve, como martillado, dando la sensación de que el metal está ligeramente abollado o como que la superficie tiene pequeñas burbujas o cráteres uniformes por toda la zona. Es el efecto típico que suelen tener las puertas de los ascensores.
  • El acabado martelé es ideal para camuflar pequeñas imperfecciones en la superficie.
Cómo elegir pintura para hierro

Lo último que debes elegir en cuanto al acabado, es escoger el color que quieres que tengan tus elementos.

Elige el formato de tu pintura para metales

Esta decisión es meramente personal y su elección viene determinada por sus diferentes formas de aplicación.

La pintura en bote permite un total aprovechamiento de la pintura dado que no se pierde pintura por efecto de la evaporación mientras se aplica. Se suele emplear para superficies grandes como puertas, mobiliario, etc. Se necesitan útiles de pintar como brochas, rodillos, pinceles… que, una vez acabado el trabajo, habrá que limpiar.

Con la pintura en spray o aerosol no se necesita utilizar ni manchar ningún otro utensilio de aplicación -como brochas o rodillos- puesto que se aplican directamente desde el producto. Por eso facilitan y agilizan el tiempo que se emplea en su aplicación y tiempo posterior. La pintura en spray suele usarse para realizar trabajos rápidos, en superficies pequeñas o medianas o sobre aquellos elementos que presentan difícil acceso para un rodillo o brocha.

En ambos casos hay que agitar bien el producto antes de su uso y dejar pasar el tiempo recomendado por el fabricante antes de aplicar las capas de pintura.

Cómo elegir pintura para hierro

¿Cuánta pintura necesitas?

Es importante que calcules bien la cantidad de pintura que necesitas para cubrir todo tu trabajo por completo. Para ello debes hacer estos cálculos:

- Multiplica el ancho por el largo de la superficie que vas a pintar. El resultado obtenido serán los metros cuadrados que quieres cubrir.

- Divide ese resultado (que indica la superficie total a pintar) entre el rendimiento que indique la pintura que escojas: ese dato viene señalado en el envase de la pintura. Esos serán los litros de pintura que debes comprar.

Ten en cuenta que, si la superficie a pintar es rugosa o tiene textura, gastarás más pintura, por lo que te aconsejamos que añadas un 20% más al resultado final.

HAZLO TÚ MISMO

Sigue los pasos y pinta tus elementos metálicos fácilmente

Ver consejo