Cómo elegir pintura para suelos

Cambiar radicalmente el aspecto de tus suelos sin obras y en menos de una semana es posible gracias a la pintura de suelos. Es perfecta para lugares incluso con un tránsito intenso y se aplica muy fácilmente. En la elección es fundamental tener en cuenta el tipo de pavimento (hormigón, madera, cerámica, piedra…) así como su ubicación en interior o exterior.

Cómo elegir pintura para suelos

Ventajas de la pintura de suelos

  • Te permite renovar el suelo sin obras.
  • Aporta soluciones aptas para todo tipo de soportes, desde madera hasta garajes, de interior y exterior: madera, suelos de garaje, terrazas,etc.
  • Es resistente al desgaste, al rayado y al tránsito intenso.
  • Se aplica fácilmente con con rodillo y brocha.

¿Qué tipos de pintura para suelos puedo encontrar?

  • Acrílica (o al agua). Se diluye con un 5% de agua y secan muy rápido (en media hora la tacto y en 3 horas entre capas). Solo hace falta agua para limpiar las brochas y rodillos utilizados para su aplicación.
  • Sintética. Compuestos a base de resinas alquídicas, se diluyen con disolvente sintético o aguarrás mineral. Indicada especialmente para garajes, superficies asfaltadas, almacenes y naves industriales. La limpieza de las brochas y rodillos utilizados también se hace con disolvente. Seca en unas 6 horas al tacto y 24 horas entre capas.
  • Resinas bicomponentes. Se llaman así porque la base de resina epoxi se mezcla con un endurecedor en el momento de uso. Indicadas para interior, no necesitan imprimación previa. Los utensilios se lavan con agua y jabón antes de que se sequen.

El material del suelo, clave para elegir la pintura

Madera y laminados de interior

  • Acrílica
  • Resinas bicomponentes

Madera y laminados de exterior

  • Sintética

Cemento, ladrillo y hormigón de interior y exterior

  • Acrílica
  • Sintética
  • Resinas bicomponentes

Baldosas porosas (barro cocido, piedra natural...)

  • Acrílica
  • Sintética

Baldosas no porosas (porcelánico, vidrio...)

  • Resinas bicomponentes Resinas bicomponentes

Garajes, sótanos, naves industriales

  • Sintética
  • Resinas bicomponentes

Pintura de señalización

Para marcas viales (vados, pasos de cebra…) sobre hormigón o asfalto utiliza productos específicos para la señalización a base de resinas acrílicas. Disponible en blanco, rojo, negro y amarillo, permite el tránsito a las 2-4 horas desde su aplicación.

Preparación de la superficie ¿nueva o antigua?

La correcta preparación del suelo es esencial para conseguir éxito en el resultado. Esta tarea previa no se realiza de la misma manera si la superficie es nueva o antigua.

  • En pavimentos de cemento u hormigón nuevos debes esperar 3 meses antes de pintar y cepillar con un cepillo de cerdas duras.
  • En los suelos antiguos tienes que aspirar, lavar y eliminar las manchas de grasa antes de aplicar la pintura.

Verifica la porosidad

La pintura para suelos necesita de una superficie porosa para que agarre bien. Antes de empezar, comprueba la porosidad del suelo con la prueba de la gota de agua. Consiste en echar una gota de agua sobre la superficie. Si la gota no es absorbida, el pavimento no es poroso, por lo que necesitará que apliques una imprimación

Cómo pintar suelos de madera y laminados

  1. La preparación de la superficie es imprescindible para garantizar la adherencia de la pintura. Limpia el suelo a fondo antes de empezar. Lo mejor es aspirarlo y fregarlo con una solución de agua con un poco de vinagre para eliminar todas las manchas. 
  2. Una vez seco, coloca cinta de carrocero en todo el perímetro de la superficie pegada al rodapié para que la pared no se manche.
  3. Aplica una imprimación para suelos y déjala secar el tiempo que indique el fabricante.
  4. Empieza a pintar con brocha y rodillo, empezando por el extremo más alejado de la puerta.
  5. Una vez seco, aplica una segunda capa.

Pintar suelos de cemento

  1. Si el suelo es de hormigón o cemento, lávalo con un champú para suelos y un cepillo de cerdas duras. Enjuaga con abundante agua y deja secar.
  2. Mezcla bien la pintura y aplica con una brocha en los bordes y esquinas y un rodillo de pelo medio en el resto de la superficie. Respeta el tiempo de secado indicado en el envase.
  3. Aplica una segunda capa.

Pintar suelos de hormigón, madera bruta, barro cocido, asfalto…

  1. Aspira y limpia bien el suelo. Deja secar.
  2. Coloca cinta de carrocero en todo el perímetro para que las paredes no se manchen.
  3. Si el suelo es de cemento o de hormigón, aplica imprimación y deja secar.
  4. Aplica una capa de pintura diluida con un 5% de agua. Pinta con brocha el perímetro y después con rodillo, empezando por el extremo más alejado de la puerta.
  5. Deja secar 3 horas y aplica una segunda mano de pintura. En suelos muy porosos o que vayan a ser muy transitados puede ser necesaria una tercera capa.

Pintar suelos no porosos

  1. Aspira y limpia bien el suelo con acetona. Cepilla las juntas con una lana de acero.
  2. Mezcla la resina con el endurecedor y añade agua en la proporción que indique el fabricante. Remueve con una espátula durante 3 minutos y deja reposar 5 minutos antes de su aplicación.
  3. Aplica en el plazo de una hora con rodillo o pistola de pintar.
  4. Deja secar 6 horas y aplica una segunda mano de pintura si el color de base es muy intenso.
Cómo elegir pintura para suelos