¿Cómo elegir pintura de suelos?

● 7 minutos de lectura        ● Cómo elegir    

 

¿Tienes unas baldosas anticuadas, un parqué deteriorado o simplemente tu suelo está desgastado y luce apagado? Es el momento de apostar por un cambio que te resultará sencillo, económico y sin obras: la pintura de suelos. Vamos a contarte todo lo que necesitas saber para elegir bien la mejor solución para tu casa.

Cómo elegir pintura para suelos

La pintura para suelos cubre y protege una amplia diversidad de suelos: de hormigón, cemento, cerámica, suelos de madera o laminados, piedra… Además de mejorar su estética, permite hacer resistentes los suelos al tránsito intenso, al ser válido tanto en interiores como exteriores. 

Ventajas de la pintura de suelos

- Solución muy versátil que permite renovar el suelo sin obras, de forma rápida, sin tener que sustituirlo por uno nuevo.

- Aporta soluciones aptas para todo tipo de soportes, desde madera hasta garajes, de interior y exterior: madera, suelos de garaje, terrazas, etc.

- Destaca por su alta resistencia al desgaste, al rayado, a los rayos UV…

- Resistente a las manchas, incluso de disolventes y aceites, y se puede limpiar fácilmente con detergentes o con hidrolimpiadora.

- Pintura impermeable de fácil aplicación con rodillo o brocha.

Pintura de suelos según su composición

- Pintura acrílica o al agua. Es la pintura de secado rápido que se diluye en agua. Las brochas y rodillos usados tras su aplicación se limpian fácilmente en agua.

- Pintura suelo sintética. Compuesta a base de resinas químicas, se diluye con disolvente sintético o aguarrás, y destaca por su durabilidad. Indicada especialmente para garajes, superficies asfaltadas, almacenes y naves industriales. La limpieza de las brochas y rodillos utilizados también se tiene que hacer con disolvente. Su secado es más lento.

- Resinas bicomponentes. Se llaman así porque la base de resina epoxi necesita mezclarse con un endurecedor para su uso. Los utensilios hay que lavarlos con agua y jabón antes de que se sequen.

HAZLO TÚ MISMO

¿De madera, hormigón o azulejo? Sea cual sea, aprende a pintar tu suelo

Ver consejos

¿Qué tipo de pintura es recomendable para cada suelo?

Para comprobar qué tipo de pintura acepta tu suelo, debes saber si es poroso. Haz la prueba de la gota de agua: echa una gota de agua sobre la superficie, y, si no la absorbe, el pavimento no es poroso. La pintura para suelos necesita de una superficie porosa para que agarre bien, por lo que si has comprobado que tu suelo no es poroso tendrás que aplicar una imprimación previa a la pintura.

Pintura para suelos de exterior

- Pintura para señalización en suelo. Compuesta a base de resinas acrílicas. Disponible en varios colores para adaptarse a las necesidades de la marcación.

- Pintura fotoluminiscente. Debe usarse cuando se quiere que brille y se vea en la oscuridad. Se recomienda aplicar sobre un suelo de color blanco o de tono claro para que resalte más. Suele usarse por seguridad para alertar de la presencia de algún obstáculo como un escalón, una salida, etc.

- Barniz para suelos y antideslizante. Barniz protector específico de alta durabilidad y resistencia a los golpes, al tránsito, al rayado, a las marcas de las ruedas… Actúa como protector para impedir el deslizamiento en zonas en las que hay riesgo de resbalones por la presencia de agua, lluvias, etc. y zonas de tránsito rodado.

- Imprimación para suelo. Sirve para preparar el suelo antes de recibir la pintura de acabado, para endurecer el pavimento y mejorar la adherencia entre el suelo y la pintura de acabado.

- Marcador de suelos antideslizante. Se usa para señalizar y hacer indicaciones en el suelo. Se puede aplicar en madera, hormigón, hierro y acero, escayola…

- Renovador de suelos. Barniz que funciona como protector, idóneo para suelos porosos como cemento, hormigón impreso, piedra natural, terracota, barro cocido y microcemento. Aporta gran dureza, impermeabilidad y protección a la superficie, además de renovar la apariencia del suelo. El renovador es ideal para usar principalmente en suelos de terrazas, piscinas y entradas exteriores a la vivienda.

Pintura para suelos de interior

- Pintura para azulejos. Las resinas son adecuadas para homogeneizar el pavimento cubriendo incluso las juntas de unión entre baldosas. Estas pinturas suelen ser hidrófugas e impermeables por lo que se pueden emplear en cocinas y baños.

- Pinturas para hormigón, cemento y piedra. Son válidas cualquiera de las pinturas -acrílicas o resina bicomponente-. Es recomendable aplicar una imprimación antes de pintarlos. Si son nuevos, hay que esperar 3 meses antes de pintarlos.

- Suelos de madera o laminados. Puedes usar pintura acrílica o resina bicomponente. Su poder de cubrición hace que sea idóneo cuando el parqué está dañado y se quiere ocultar. Es recomendable dar una imprimación previamente para que, cuando pintes, se adhiera mejor, de forma más resistente y duradera.

¿Necesitas pintar un garaje?

La pintura para garajes permite renovar el aspecto del pavimento del aparcamiento o taller de tu vivienda de forma económica, añadiéndole una protección adicional al suelo antiguo. Dentro de las pinturas para garajes debes elegir entre unos aspectos concretos:

- Si necesitas que sea especialmente resistente para soportar un alto nivel de tránsito, incluso al tráfico intenso de coches, o si puedes usar una pintura preparada de tránsito moderado.

- Si necesitas que sea antideslizante.

- Color y del acabado: brillante, satinado o mate. El acabado brillante refleja más la luz y acentúa la viveza del color que elijas, pero también las posibles imperfecciones que tenga el suelo. Es muy fácil de lavar. El acabado satinado es una opción intermedia, porque refleja ligeramente la luz y resulta más limpio que el mate. El mate disimula las imperfecciones y unifica las irregularidades, pero se recomienda para uso moderado por la limpieza.

HAZLO TÚ MISMO

Te damos las claves para pintar el suelo del garaje de forma sencilla y presumir de una renovación completa.

Ver paso a paso

¿Qué pintura es mejor para pintar pistas deportivas?

Los pavimentos deportivos necesitan una pintura especial para poder soportar las exigencias de uso y desgaste que tienen las pistas dedicadas a practicar actividades severas. Las características de esta pintura son una elevada resistencia a la abrasión, dureza y durabilidad, incluso a la intemperie. Es acrílica, antideslizante y apta para diferentes suelos entre los que se encuentran los del hormigón, cemento, ladrillo y piedra. Está disponible en diferentes colores.