Cómo elegir pintura para piscinas

Cómo elegir pintura para piscinas

La pintura para piscinas es aconsejable aplicarla sobre el vaso de las piscinas hechas de hormigón o de cemento porque necesitan ser protegidas de la exposición al sol, del desgaste que provoca el continuo contacto con el agua, de agentes externos -como el moho- y de internos -propios de la piscina, como el cloro, entre otros productos químicos-. Lo recomendable es repetir la aplicación de la pintura cuando sea necesario.

También existen pinturas específicas para aplicar sobre piscinas prefabricadas de fibra de vidrio. Puedes preguntar por ellas en tu tienda LEROY MERLIN más cercana.

Este tipo de pinturas son resistentes al agua, al cloro y a otros productos que se usan para tratar el agua de la piscina (consulta la ficha técnica de la pintura para comprobar los productos de conservación del agua adecuados a esa pintura) y cuentan con propiedades impermeabilizantes. Las pinturas para piscinas destacan por su dureza y gran adherencia, así como por su alta resistencia a los agentes químicos presentes en el agua de las piscinas.

Además, hay posibilidad de elegir el color del acabado entre el blanco y el azul. El azul es el color más común. El blanco ofrece un aspecto muy luminoso y un mayor calentamiento del agua.

Lo primero que tienes que tener en cuenta antes de comprar pintura para piscinas es el estado en que se encuentra la superficie a pintar y el tipo de pintura de piscina que se ha utilizado previamente. Esta información determinara qué tipo de pintura utilizar para la piscina. La pintura adecuada para la piscina puede ser la de clorocaucho o a base de agua. En cualquiera de los dos casos es de vital importancia respetar los tiempos de secado de la pintura, aunque aparentemente parezca que la superficie está seca.

Pintura para piscinas

Estrena piscina renovando la pintura del vaso

Ver productos

Tipo de pinturas para piscinas

Estas pinturas se emplean sobre los muros y pavimento de piscinas, ya sean de cemento u hormigón. Hay dos tipos de pintura para piscinas: de clorocaucho y con base de agua.

1. Pintura de clorocaucho (al disolvente)

Las características propias de la pintura de clorocaucho son:

- Se trata de una pintura al disolvente, que seca por evaporación.

- El clorocaucho es un material impermeable, totalmente resistente al agua, a algunos productos químicos habituales en las piscinas y a la alcalinidad (que es la capacidad para neutralizar los ácidos, de gran importancia en el agua de las piscinas para evitar la corrosión y que la superficie se estropee).

- También destaca por su rapidez de secado: puede oscilar entre 30 y 60 minutos al tacto (no se pega) y más de 3 horas el secado total, siempre dependiendo de la información del fabricante. Esta cualidad obliga a que este tipo de pintura no se aplique con temperaturas superiores a 28ºC, ya que el rápido secado no facilita la aplicación correcta con un calor mayor. Una vez pintada la piscina, es obligatorio esperar dos semanas (dependiendo del clima que haga) para proceder a su llenado de agua y poder utilizarla.

2. Pintura al agua

Las características propias de la pintura al agua son:

- La mayor de las diferencias radica en que es inodora, que no huele, dado que no contiene disolventes y, por tanto, es la opción más saludable, ecológica y cómoda de aplicar.

- La pintura a base de agua se caracteriza y distingue de la de clorocaucho por ser impermeable al agua -por lo que el agua de la piscina no puede penetrar en la superficie pintada-, pero permeable y transpirable al vapor que puede haber en la superficie. Esta cualidad evita posibles desconchones y ampollas en la pintura.

Cómo elegir pintura para piscinas

 

¿Qué pintura puedo aplicar en mi piscina?

Ambos tipos de pintura (de clorocaucho y al agua) son incompatibles. Esto implica que si es una piscina que se va a repintar hay que utilizar el mismo tipo de pintura que se aplicó la primera vez.

- Si tu piscina estaba anteriormente pintada con pintura al clorocaucho tienes 2 opciones: puedes pintar ahora o con pintura al agua o pintura al clorocaucho.

- Si tu piscina estaba anteriormente pintada con pintura al agua solo puedes pintarla con pintura al agua.

- Si desconoces qué tipo de pintura tenía anteriormente, elige la pintura al agua para prevenir que el disolvente estropee la superficie.

- Si la piscina es nueva y la vas a pintar por primera vez, una buena opción es elegir pintura al disolvente por su mayor capacidad de penetración en el soporte.

En los casos en los que la piscina sea antigua y ya haya sido pintada anteriormente, es necesario quitar totalmente la pintura anterior -con cepillo de acero- y el posible moho -con agua y lejía-.

Otro criterio a tener en cuenta al elegir la pintura de la piscina es el tiempo de secado que necesita dejar entre una capa y otra capa de repintado habiendo algunas pinturas que son de secado ultra rápido y otras con el secado normal.

Cómo elegir pintura para piscinas

 

¿Qué debes saber antes de aplicar la pintura en tu piscina?

Antes de pintar, se deben seguir ciertas precauciones, entre las que se encuentran las siguientes instrucciones:

- La pintura hay que almacenarla en un lugar seco, resguardado de las heladas y de la exposición directa al sol.

- No aplicar la pintura con tiempo inestable, riesgo de lluvia ni en horas de pleno sol, ni tampoco sobre superficies cuya temperatura supere los 30ºC.

- Respetar las normas de seguridad descritas por el fabricante en el envase.

- Si la piscina es nueva hay que llenarla de agua durante dos meses antes para que se elimine el salitre de la piscina y pasado ese tiempo se procederá a su vaciado.

- Siempre, tanto si la piscina es nueva como antigua, se tiene que limpiar a fondo el vaso de la piscina con tres partes de agua y una de salfumán (conocido como agua fuerte o ácido clorhídrico) y, después, enjuagar con abundante agua.

- Antes de pintar, hay que arreglar los desperfectos si los tuviera para que la nueva pintura se adhiera correctamente.

- Cuando el vaso esté completamente seco (normalmente se recomienda dejar 48 horas como mínimo), protege con cinta de papel aquello que no quieres pintar como los bordes.

Cómo elegir pintura para piscinas

Consejos para aplicar la pintura de piscina

- Remueve la pintura para homogeneizarla antes de su aplicación.

- Diluye la pintura en la proporción que indique el fabricante; habitualmente hay que diluir con un 20% de agua en las pinturas al agua y con un 15% de disolvente las pinturas de clorocaucho.

- Pinta con brocha o rodillo.

- Espera 24 horas y vuelve a aplicar otra mano para cubrir por completo la superficie. En este caso, diluye en menor proporción que la primera vez: si es al agua diluye al 10% con agua y si es de clorocaucho diluye al 5% aproximadamente con disolvente.

- Deja secar durante 7-8 días antes de llenar la piscina. Es muy importante respetar estos tiempos.

Cómo elegir pintura para piscinas
HAZLO TÚ MISMO

Todo lo que debes saber sobre cómo pintar tu piscina

Ver paso a paso

Completa la renovación de tu piscina

Para una renovación completa de la piscina, también se pueden pintar las orillas. Para ello existen los renovadores de bordes de piscina que permiten dejar como nuevos los bordes de piedra que ya están sucios por el uso y el paso del tiempo, mejorando el aspecto de la piedra y manteniendo la rugosidad, textura y porosidad como el primer día. Es un producto resistente a los mismos agentes químicos y condiciones que las pinturas para piscinas. En este caso, el renovador de bordes es un producto al agua y puede ser reaplicado, cuando sea necesario, sin necesidad de eliminar la capa anterior. Ten en cuenta que requiere de 7 días sin mojarse para su correcto secado.

Cómo elegir pintura para piscinas