Cómo elegir reparación de superficies

Si estás animado a arreglar las paredes de tu casa debes saber que es fundamental prepararlas antes de pintar. Solo así conseguiremos el acabado deseado y que nos quede la pared perfectamente lisa.

Debemos analizar la superficie a tratar ya que, según las características de la casa, la decoración, el uso que se le ha dado a la habitación... nos vamos a encontrar con unas paredes, más o menos sufridas,  y según el tipo de daño o defecto vamos a aplicar un tipo de producto u otro.

En definitiva, realizar un buen tratamiento de los desperfectos va a condicionar el resultado posterior de la pintura que apliquemos a la pared.

  • Diagnostica y evalúa el tipo de desperfecto a reparar. Revisa las paredes y detecta las grietas (estables o en movimiento), localiza los agujeros, clavos, huecos… y el tamaño de los mismos.
  • Ten en cuenta el tipo de superficie a tratar. Si es de exterior o de interior y el material: madera, hormigón, pintura plástica, papel pintado… elije el producto específico que mejor se adapte a cada material.
  • Usa las herramientas apropiadas. Espátulas, lijas, llanas, rodillos… para conseguir el acabado deseado.
Cómo elegir reparación de superficies

Encuentra la solución adecuada al problema de tu pared

Mantener las superficies de nuestra casa lisas, sin desperfectos y con la pintura en buen estado hace que transmitamos un hogar sano y limpio, con una cuidada decoración y una atmosfera agradable y confortable.

Motivos por lo que antes de pintar debemos esmerarnos en preparar correctamente la superficie, ver qué tipo de tratamiento previo debemos aplicar y cuáles son los productos adecuados.

¿Qué problemas nos podemos encontrar y qué productos debemos aplicar?

Reparar, rellenar y alisar superficies agrietadas, con hendiduras, picotazos...

Cuando veamos que nuestra pared o techo tiene una grieta, debemos averiguar si se trata de un defecto estructural de la casa o si es debido a la dilatación y contracción de los materiales. Para este tipo de problemas debemos utilizar cinta tapagrietas o masillas especiales.

Cinta tapagrietas: La usamos cuando aparecen grietas por la dilatación y contracción de los materiales. Esta cinta adhesiva es fácil de usar, cortamos a medida y la pegamos encima de la grieta, empastamos, dejamos secar y lijamos.

Para pequeñas obras de exterior y de interior

Superficies en las que los defectos son más pequeños como hendiduras, picotazos, agujeros, fisuras… en madera, hormigón, placas de porexpan… tienen fácil y rápida solución usando pastas, cemento, masillas especiales… con ellos podremos arreglar fácilmente este tipo de problemas aplicándolo cuidadosamente con una espátula.

  • Masillas para pequeñas grietas y agujeros: Con este tipo de pastas podremos rellenar y reparar fácilmente las grietas, agujeros, fisuras, hendiduras… que tengamos en la pared. Las masillas universales son las más recomendadas para usar en el exterior, aunque también las puedes aplicar sobre cualquier tipo de superficie. Para superficies interiores aplica una capa fina o gruesa según la grieta o agujero, de masilla universal, ten en cuenta que para aplicar el producto la grieta tiene que superar los dos milímetros para rellenarla y una vez seca líjala para alisar la superficie. También hay productos específicos para hormigón, madera… o incluso reforzadas con fibra de vidrio para grietas en movimiento o dilatación.
  • Pastas para exteriores e interior: Indicadas para pequeñas reparaciones con las que vamos a poder enlucir y reparar los defectos de las paredes, igualar y rellenar las irregularidades antes de pintar. Están indicadas para grietas fijas o estáticas y nos permiten un acabado fino y de alta calidad.
  • Cemento blanco y gris: Lo podemos usar tanto en interior como en exterior. Para sellar, reparar y rellenar. Lo podemos usar sobre hormigón, ladrillo… 
  • Yeso: Para pequeñas obras de interior. Nos sirve para sellar y revestir paredes de ladrillo, piedra, pasillón… para grandes agujeros o grietas. La ventaja es que el yeso es de sellado rápido.
  • Cemento cola: Para todo tipo de trabajo: pegar, sellar, rellenar… está indicado para reformas en zonas de interior.
  • Escayola: Para trabajos de interior, especialmente decoración y molduras. Nos permite realizar trabajos de gran calidad con acabado muy finos.
  • Mortero: Indicado para todo tipo de trabajo en el exterior. Con el mortero podemos revestir paredes, proteger juntas, elevar paredes…

Cubrir el gotelé

Si lo que queremos es eliminar el gotelé de nuestra pared para dejarla lisa, lo primero que debemos hacer es identificar con el tipo de pintura que se ha realizado, si es al temple o plástica. Si se desprende fácilmente entonces es al temple y lo eliminaremos con una espátula, solo es necesario humedecer la pared y raspar. Si por el contrario está realizado con pintura plástica, la solución más fácil es aplicar pasta cubre gotelé o pintura de renovación, esto nos va a permitir cubrir toda la superficie y alisarla.

Pastas cubre gotelé: Conocidas también como pastas de renovación. Nos ayudan a cubrir el gotéele y/o picados para conseguir una superficie lisa sin necesidad de raspar.

Cómo elegir reparación de superficies

Rellenar fisuras en grandes superficies de exterior:

Cuando nos encontramos con grandes superficies dañadas debemos utilizar pastas o masillas reforzadas con masillas universales, mortero o plastes de exterior, que además de permitirnos rellenar bien el hueco, son de alta resistencia a las altas temperaturas y a la humedad.

  • Masilla de fibra de vidrio o resina: Nos permiten reparar daños grandes, con problemas de oxidación o que estén sometidas a grandes desgastes. Indicadas para metal, madera, hormigón o morteros etc.
  • Universal de aguaplast, son plastes de alta tecnología que se aplican en cualquier espesor y sobre cualquier superficie. Con ella podemos reparar, pegar y reconstruir cualquier elemento de obra o superficie de exterior. Sin retracción.

Ten en cuenta:

  • Una vez que la pasta tapagrietas se seca tiende a disminuir su volumen y debemos evitar que se desprenda. La forma correcta de aplicarlo es echar pequeñas cantidades con la ayuda de una espátula sobre la grieta en forma de finas capas. Antes de aplicar la masilla debemos abrir la grieta, creando una especie de V e introducir bien la pasta.
  • Se dice que una grieta tiene movimiento cuando vuelven a aparecer una vez las hemos tapado. Tras asegurarnos de que no son un problema estructural de la casa, podemos taparlas definitivamente con cinta tapagrietas.
  • Una vez que eliminemos el gotelé es muy importante sellar la pared antes de pintarla. Puedes optar por aplicar una imprimación o dar una primera capa de pintura blanca muy diluida y posteriormente lijar para quitar los fallos. Con la imprimación sellamos la pared y nos aseguramos que la pintura agarre bien.
  • Aplica los productos cuando la superficie esté completamente limpia, seca y firme.
  • Utiliza siempre equipamiento de seguridad: guantes, mascarillas, mono desechable o ropa vieja. Así te protegerás del roce de los productos y evitarás posibles reacciones alérgicas.