Cómo elegir escaleras de interior

Si necesitas instalar una escalera fija para subir a una planta, a un altillo, bajar a un sótano o acceder a una terraza exterior puedes optar por una escalera  prefabricada de madera o metal o por una de obra. Las encontrarás de diferentes anchos y de altura regulable, para adaptarlas al hueco del que dispones.

Cómo elegir escaleras de interior

¿Cómo me decanto por una escalera?

Existen diferentes diseños de escaleras: rectas, cuarto de giro o de U, caracol y escamoteables (plegables). En primer lugar ten en cuenta el lugar donde vas a colocar la escalera (en el interior o en el exterior de tu casa) y el uso que le vas a dar, para elegir la opción más adecuada.

Las escaleras comunican dos espacios distintos en altura. Debes tener en cuenta los siguientes aspectos.

Cómo elegir escaleras de interior

¿Dónde vas a instalar la escalera?

El primer aspecto que hará decantarte por una escalera es su lugar de instalación.

Interior

Para interior puedes decantarte por: las de madera -una opción resistente que aporta calidez al espacio y que destaca por su poder decorativo-; por las metálicas –muy decorativas e ideales para estilos modernos-; y por las que combinan madera y metal.

Exterior

Las estructuras que se sitúan en el exterior deben ser resistentes a la humedad, la lluvia, la incidencia de los rayos UV del sol… Por todo ello te recomendamos elegir una solución de aluminio o acero inoxidable que soporte el desgaste al que le someta la intemperie.

Escaleras en función del espacio disponible

1. Escaleras idóneas si tienes poco hueco

- Caracol: se caracterizan por su trazado en giro, ya que los peldaños giran en torno a un eje. Cuanto más ancho tenga la escalera más accesible será, pero como suelen colocarse en lugares donde se dispone de poco espacio se pueden instalar escaleras de caracol desde 1,20 m de diámetro.

Cómo elegir escaleras de interior

- Escamoteable: son las escaleras plegables para instalar en una buhardilla o trastero, cuando el acceso es demasiado pequeño o insuficiente para colocar una escalera fija. Están pensadas para acceder de abajo a arriba, cuando se despliega la escalera. Permite ahorrar espacio porque no quita sitio el piso inferior. La estructura solo se despliega cuando la necesitas; el resto del tiempo la escalera permanece guardada y oculta en la trampilla.

Cómo elegir escaleras de interior

- Recta ahorra-espacio: escalera cuyos peldaños tienen más profundidad de un lado que de otro para asegurar la comodidad al subir y bajar al tiempo que se aprovecha al máximo el espacio.

Cómo elegir escaleras de interior

2. El espacio no es un problema.

- Rectas: son las más prácticas y funcionales. Se trata de la escalera que se sube o baja en línea recta, es decir, de una escalera de un solo tramo recto, sin ningún descansillo como interrupción. Puede ser suficiente un ancho de 90 cm y 3 m de largo, dependiendo del número de escalones. De ahí en adelante lo grande que te puedas permitir.

Cómo elegir escaleras de interior

- Cuarto de giro o en forma de U: diseño que cuenta con un primer tramo en línea recta seguido de un segundo tramo que gira en L; también puede tener un tercer tramo en el caso de las escaleras en forma de U. El diámetro recomendado mínimo es de 1,40 m.

Cómo elegir escaleras de interior

Complementos para una escalera de interior

Para darle el toque final a tu escalera debes elegir una serie de complementos, entre los que están el tipo de peldaños, la barandilla y el material que más se adapte a tu estilo.

  • Tipos de peldaños: los hay de madera (de haya, pino o roble), cristal, vidrio transparente u opaco y metal o acero, etcétera. También hay peldaños volados (que solo están sujetos por la estructura pero no tienen barandilla ni soporte adicional por los laterales). Se aconseja que lleven material antideslizante para evitar caídas en los escalones.
  • Barandilla: se coloca en el perímetro de la escalera para evitar caídas mejorando la seguridad de la escalera. Con cable, balaustres o con tubo. Si optas por una con cable, puedes elegir entre distintas maneras de entrecruzarlos con lo que se consiguen diversos diseños.
  • Vallas de seguridad: cierran el acceso a la escalera. Están indicadas para proteger a los niños o animales domésticos de caídas y para limitar su acceso a determinadas estancias de la casa.
Cómo elegir escaleras de interior

Toma medidas

Es necesario conocer el hueco que tienes para colocar la escalera. Para ello:

  1. Mide la altura desde el suelo hasta el inicio del piso superior.
  2. Mide el largo y ancho del hueco superior.
  3. Mide el espacio disponible en el suelo de inicio.

Existen unos datos estándar para las escaleras que debes tener en cuenta:

  • La escalera debe dejar libre el acceso a cualquier puerta o ventana que esté situada en el lugar donde la vas a colocar.
  • La altura estándar de la contrahuella (la parte vertical de cada escalón, la altura de los peldaños) es 18 cm.
  • La medida de profundidad de una huella (donde se pisa) oscila entre 25 y 30 cm.
  • La medida que debes tener en cuenta es que 2 contrahuellas (la parte vertical de cada escalón, la altura de los peldaños) + 1 huella (donde se pisa) deben sumar 64 cm.
  • La altura de la barandilla debe ser de 90 cm.
  • La escalera debe ser capaz de soportar, como mínimo, un peso de 150 kg.
  • Un tramo de escalera recto no debe tener más de 15 peldaños seguidos, ya que se desplazaría mucho hacia el frente y ocuparía demasiado espacio en la estancia.

Una vez sabemos estos datos imprescindibles llega el momento de calcular nuestra escalera en particular.

¿Cuántos peldaños necesitas?

El número de peldaños se calcula dividiendo la altura total a salvar desde el suelo hasta el techo, entre el tamaño de la contrahuella. Hay que tener en cuenta que una escalera en kit puede tener una contrahuella variable para ser más adaptable.

Ejemplo: para una altura de 2,80 m (es la altura entre el piso inferior y el superior que va a conectar la escalera) dividiremos 280 cm (hay que hacer el cálculo con la altura en centímetros) entre 18 cm (que el tamaño estándar de una contrahuella) y el resultado es que se necesitarán 15 huellas y 16 contrahuellas (siempre se redondea hacia arriba).

Cómo elegir escaleras de interior

¿Cuánto medirá la huella?

Aplicando la norma que hemos apuntado antes de que 2 contrahuellas (la parte vertical de cada escalón, la altura de los peldaños) + 1 huella (donde se pisa) deben sumar 64 cm. Lo aplicamos a nuestra escalera: 2 (contrahuellas) x 17,50 cm (lo que mide cada contrahuella) + 1 huella = 64 cm. Despejado la huella y da como resultado 29 cm.

¿Cuánto se va a desplazar la escalera hacia delante?

El espacio que se va a desplazar la escalera hacia delante es determinante a la hora de elegirla. Al igual que el ancho de hueco necesario, estos dos datos se indican en la ficha técnica de cada escalera.