Cómo elegir puertas de entrada

Cómo elegir puertas de entrada

No hay nada tan importante como tu seguridad y la de los tuyos. Saber que tu casa es tan fiable como acogedora es esencial para disfrutarla al máximo: las puertas de seguridad te ofrecen ese plus que necesitas para tu tranquilidad. Además, es el lugar por donde entras a la casa tú y tus invitados de ahí que sea tu carta de presentación y la impresión que obtienen tus seres queridos al llegar a casa, por eso es lógico que también quieras cuidar su estética. Descubre qué debes tener en cuenta a la hora de elegir la mejor.

Elegir unas buenas puertas de entrada es vital porque es el primer elemento que protege el hogar, a los miembros de la familia y los enseres y, además, ofrece un efecto disuasorio. Vacaciones, fines de semana, viajes familiares o por trabajo… Estar tranquilos cuando estamos fuera, sabiendo que nuestra casa está a salvo de intrusos, hará mucho más agradables nuestros días de descanso. Y aún más importante es poder disfrutar de nuestro hogar sin miedo a los intrusos. Si tenemos en cuenta que en la mayoría de los casos los ladrones acceden por la entrada, merece la pena reforzarla con una buena puerta de seguridad. Si la tuya tiene ya unos cuantos años o no estás seguro de su resistencia, tal vez merezca la pena valorar cambiarla por un modelo con mayores prestaciones. Descubre qué ventajas ofrecen las puertas de seguridad, qué debes valorar a la hora de elegirlas y por qué constituyen la mejor inversión para tu tranquilidad.

PUERTAS DE ENTRADA

¿Acorazada, blindada, metálica o maciza? Garantiza la seguridad del acceso a casa

Ver productos

Puertas de entrada: guardianas de la seguridad del hogar

La familia y los seres queridos están por encima de cualquier otra cosa. Las posesiones materiales, el trabajo, el ocio… Todo pierde importancia cuando queremos proteger a que la gente que nos rodea. Párate a pensar: ¿es tu casa lo suficientemente segura? Si bien España es uno de los países más seguros del mundo, lo cierto es que cada año se producen más robos en viviendas. Está claro: no conviene jugar con algo tan importante como la seguridad en el hogar. 

En la mayor parte de los casos, los robos no son planificados, sino que obedecen a la oportunidad. ¿Qué significa esto? Pues que si se dan ciertas condiciones (la casa está vacía, no hay vigilancia, la calle está desierta, la puerta parece fácil de forzar…), los delincuentes profesionales pueden intentar forzar una puerta. Las claves para saber si la tuya tiene posibilidades para ser atacada son:

  • Tipo de vivienda. Hay más robos en viviendas unifamiliares y aisladas que en edificios de pisos. En estos últimos es más probable que los ladrones intenten entrar en casas con pocos vecinos por descansillo, portales que dan directamente a la calle y en edificios sin portería ni conserje.
  • Tiempo de forzado. Es un factor clave. Con tiempo suficiente y medios adecuados, todas las puertas se pueden forzar. Las puertas más seguras se tardan más en abrir, necesitan herramientas especializadas y se hace más ruido. Frente a una puerta de este estilo, lo normal es que los intrusos desistan de su intento.
  • Ocupación de la vivienda. Las casas de vacaciones y segundas residencias son más fáciles de robar porque permanecen vacías durante mucho tiempo. Además, suelen estar situadas en zonas que en las que solo hay gente durante las vacaciones o los fines de semana (urbanizaciones en la costa, el campo…). También hay casas rurales o de montaña que se encuentran aisladas durante todo el año.

Siempre es importante tener en cuenta el tipo de vivienda a la hora de elegir una puerta de entrada. Si por ejemplo vives en un edificio céntrico con portal exterior, conserjería y vigilancia 24 horas, puedes optar por un modelo con menor grado de seguridad que si se trata de una casa con un solo portal, sin conserjería o unifamiliar.

Cómo elegir puertas de entrada

Invierte en tiempo y en tranquilidad

Una buena puerta de seguridad te consigue "tiempo": un tiempo de resistencia esencial frente a los ataques, que hará desistir a los intrusos. Es una garantía de tranquilidad, la mejor manera de asegurarte de que nada ni nadie amenazará a tu familia o a tus objetos más queridos.

Puertas de entrada: niveles de seguridad

No todas las puertas de entrada aportan la seguridad necesaria para una vivienda. Para saber qué nivel de resistencia al ataque tiene una puerta, existe una norma oficial con distintos grados que mide la resistencia de cada puerta a la efracción. Se trata de la Norma UNE EN 1630,  que define este concepto como "la capacidad de un producto para resistir intentos de entrada forzada, utilizando la fuerza física y con la ayuda de herramientas predefinidas en una sala o área protegida".

Esta capacidad se mide en tiempo: cuanto más tiempo aguante una puerta la efracción, mayor será su Clase de Resistencia (RC).  Las RC van desde el 1 (resistencia nula) a la 6 (resistencia máxima, a partir de 20 minutos). 

Cómo elegir puertas de entrada

Las puertas definidas como “de seguridad” son las que tienen RC3 en adelante. Para viviendas, las puertas más indicadas son las de RC3 y RC4; las RC5 y RC6 son para negocios con necesidades especiales de seguridad (bancos, joyerías, etc.). Las puertas de seguridad RC3 resisten los ataques durante 10 minutos, y las RC4, durante 15 minutos. Para elegir entre ambos niveles, deberás tener en cuenta las características de tu vivienda:

  1. ¿Está en un edificio de vecinos?
  2. ¿Está en una zona céntrica y concurrida?
  3. ¿Hay varios pisos por planta?
  4. ¿Tiene doble portal?
  5. ¿Cuenta con servicio de conserjería?
  6. ¿Tiene vigilancia 24 horas?

 

Cómo elegir puertas de entrada

Resultados:

  • Si tu casa cumple tres o más de estas condiciones, puedes escoger una puerta de seguridad RC3. 
  • Si solo cumple dos o menos, será mejor elegir una puerta clase RC4.  
  • ¿Cumple más de tres? Escoge una puerta sin clasificación de seguridad, pero siempre de calidad.

¿Cómo es una puerta de seguridad? Puntos en los que te debes fijar

Las puertas de seguridad (con clase de resistencia RC 3, 4, 5 y 6) tienen una serie de características que las diferencian de cualquier otra puerta de entrada. Estas características vienen dadas por su construcción: los materiales, los elementos de refuerzo e incluso la instalación. Cada puerta está formada tres partes esenciales cuya configuración está directamente relacionada con la seguridad que ofrecen.

  • Marco. Es el elemento que se encastra en la pared, al que se fija la hoja de la puerta mediante las bisagras. En él está también la parte externa de la cerradura. Los intrusos suelen atacar esta parte mediante el método del apalancamiento, que consiste en hacer palanca con una barra hasta extraer el marco de la pared.  Los marcos más resistentes al ataque con palanca son los de acero o aluminio, seguidos por los de madera maciza. Y los más débiles, los de MDF.
  • Estructura interna. La hoja de la puerta es otro de los puntos susceptibles de ser forzados mediante la técnica del butrón (hacer un agujero para atacar una propiedad). En este caso, cuanto más fuerte sea la estructura interna, mejor resistencia tendrá. Las más débiles están fabricadas en madera con refuerzo de chapa de acero, seguidas por las de madera maciza. Con un grado medio de resistencia tenemos las puertas con chapa de metal y espuma de poliuretano, siendo las más resistentes a los ataques las estructuras de acero reforzado.
  • Sistema de cierre. La mayoría de los ataques a las puertas de entrada se hacen forzando el sistema de cierre (cerca del 87%). Es fundamental que la puerta tenga un sistema de cierre específico y de calidad para evitar los ataques con ganzúas, taladros u otras herramientas. Debe contar con llaves con copia controlada, o llave incopiable protegida con patente, un número mínimo de puntos de cierre (bulones), un bombín o cilindro de seguridad que tapona el acceso y obliga a usar una llave de seguridad para girar los cerrojos. Para proteger al cilindro también es necesario ponerle delante un escudo de seguridad: se trata de una tapa que protege su cuerpo contra los ataques violentos, cuya principal función es proteger al cilindro y proteger el acceso al mecanismo interno de la cerradura. Cuanto más resistentes son el cilindro y el escudo, más protegido está el sistema de arrastre de la cerradura.

Dentro de estos sistemas de cierre, debes tener claros los componentes claves, cada uno de los cuales dispone de opciones más o menos seguras:

- La cerradura es el corazón que da movimiento a los puntos de cierre. Las hay estándar, de seguridad y de alta seguridad.

- Los puntos de cierre es el conjunto de bulones. Cuantos más puntos de cierre (5 es el máximo, 3 el medio y 1 el mínimo), mayor seguridad ofrece la puerta.

- Los bulones son las piezas cilíndricas que unen la puerta con el cerco y permiten el cierre de la puerta con llave.

- El cilindro, más conocido como bombín, es la pieza que acciona los puntos de cierre mediante la llave y protege la cerradura. Los hay estándar, de seguridad y de alta seguridad.

- El escudo protege el cilindro y la cerradura. Su función es evitar que la puerta se abra con un simple destornillador. Pueden ser escudos simples o de seguridad (abocardados) -que son los que tienen las puertas acorazadas-.

- Las llaves más seguras son las llaves incopiables protegidas con patente y las de seguridad media las llaves con copia controlada.

Cómo elegir puertas de entrada

Tipos de puertas: la estructura interna condiciona el nivel de seguridad

- Acorazadas. Son las puertas que ofrecen mayor seguridad. Se destinan tanto a  chalés como a pisos y apartamentos. Para poder ser instalada en exterior, el panel de madera se sustituye por un panel de chapa.

- Blindadas. Su utilización se adapta mejor a las viviendas de interior. Están compuestas de un marco de MDF revestido de una chapa de madera. El interior va reforzado con 2 chapas de acero de 0,7 mm.

- Macizas. Son ideales para viviendas rurales o casas donde priman los materiales rústicos. Si se escoge este tipo de puerta, es aconsejable aplicar un protector de la madera exterior.

- Metálicas. Su marco es de acero de 1,5 mm. La hoja está formada por una doble chapa de acero galvanizado de 1 mm de espesor rellena de espuma de poliuretano en su interior.

Cómo elegir puertas de entrada

Ten en cuenta la importancia de la instalación

Para que una puerta de seguridad cumpla con su función, es básico que la instalación esté hecha correctamente. De nada sirve comprar la mejor puerta del mercado si no está bien colocada: solo un instalador profesional puede garantizar la máxima seguridad, duración y resistencia. Según el peso de la puerta, su tipo constructivo, y la pared sobre la que se instale, requerirá un tipo de instalación más idóneo: puede ser una instalación de dos tipos:

- Instalación con esparto y escayola.

- Instalación con tornillos.

Un buen montaje confiere a la puerta de una seguridad mayor debido a que se integra perfectamente con su paramento fijo formando un único conjunto. Por el contrario, una instalación deficiente devalúa la seguridad de la entrada. En LEROY MERLIN instalamos tu puerta de entrada con todas las garantías. ¡Consúltanos y te informaremos sobre todo lo que necesitas saber!

Sistemas de cierre para puertas de seguridad: lo que debes saber

Para que una puerta de entrada sea calificada como “puerta de seguridad” debe cumplir varias condiciones. Una de las más importantes es que incluya un sistema de cierre de seguridad, que proteja a la puerta de técnicas de forzado como el bumping, la ganzúa, etc. Las partes de que constan estos sistemas son:

  • Cerradura. Es el “corazón” del sistema. De la misma manera que nuestro corazón bombea la sangre para poner en marcha el resto del cuerpo, la cerradura mueve el resto de los elementos para hacer funcionar todo el sistema. El elemento más importante de la cerradura es el cilindro o bombín. Los bombines de seguridad están diseñados para resistir técnicas de ataque como el bumping, una de las favoritas de los ladrones. Esta técnica consiste en introducir una llave modificada o llave para bumping en la cerradura, y golpearla hasta hacer saltar los pines. También es importante que el cilindro sea resistente a la rotura, el taladrado, la extracción y el ataque con ganzúa. Cuantos más tipos de ataque resista el bombín, mayor será su nivel de seguridad.
  • Puntos de cierre. Son los bulones o cerrojos móviles, que se introducen en el marco cuando accionamos la cerradura. Las puertas de seguridad llevan entre 3 y 7 bulones de acero; a mayor número y/o grosor, más resistente a los ataques será la puerta. Una puerta con cinco bulones de acero proporciona un buen nivel de seguridad para la mayoría de las viviendas.
  • Escudo. Fijáte en la parte exterior de tu cerradura. ¿lleva un embellecedor circular que rodea el bombín? Ese embellecedor es el escudo. Los escudos de seguridad no solo cumplen una función decorativa, sino que protegen a la cerradura de ataques con taladro, alicates o intentos de extracción. Los que más seguridad proporcionan son los escudos con base abocardada: los cerrajeros profesionales consideran esta características como la más importante para garantizar la resistencia a los ataques.
  • Llave. Las llaves y el cilindro de seguridad  pueden estar registrados bajo una patente que debe tener una vigencia superior a 4 años. Siempre deben ir acompañados de un documento con el nombre o la referencia del modelo y la referencia del registro de la patente. Otra alternativa son las llaves conocidas como “incopiables”, cuyo auténtico nombre es llaves de copia protegida y matriz de códigos. Estas llaves están incluidas en una base de datos del fabricante, que controla todas las copias que se hacen de ellas para garantizar que nadie salvo el propietario podrá duplicar su llave. El fabricante también se compromete a no asignar el mismo código de llaves a dos instalaciones distintas.
Cómo elegir puertas de entrada

En resumen, la seguridad de una puerta de entrada lo determina la suma de la seguridad de todos los elementos que la componen, el equilibrio de calidad entre todos ellos. De hecho, se suele definir el nivel de seguridad de una puerta en función del elemento más débil: por eso de nada sirve contar con un bombín de calidad si luego el marco es débil o la instalación deficiente.

A cada casa, su puerta

En LEROY MERLIN tenemos la puerta de entrada perfecta para tu casa. 

  • La serie Basic está diseñada para pisos muy seguras, con vigilancia y situadas en zonas céntricas y concurridas. Son puertas de madera con refuerzo de acero. Puedes elegir entre marco de MDF o de madera maciza. Su escudo es simple y su cilindro, llave y cerradura son estándar. Solo puede instalarse con tornillos.
  • La serie Line es apta para viviendas tanto en bloques de pisos como casas que necesitan una eficiencia media: edificios sin vigilancia o sin conserjería, con pocos vecinos, casas más aisladas… Su diferencia con la serie Basic radica en su estructura interior -que es de espuma de poliuretano y chapa metálica- y en su marco -de acero-. Del mismo modo, su escudo es simple y su cilindro, llave y cerradura son estándar. Puede instalarse tanto con tornillos como con esparto y escayola.
  • La serie Line Plus son puertas de seguridad clasificada como clase 3 idóneas para viviendas con mayores exigencias de seguridad y sirven como puertas para viviendas de interior como de exterior (chalet, casas) proporcionando la tranquilidad que buscas en todo momento. Comparte con la serie Line el marco de acero, pero su estructura interior es de acero reforzado. Estas puertas tienen un escudo de seguridad abocardado, cilindro de seguridad, llave de copia controlada y cerradura de seguridad. Puede instalarse tanto con tornillos como con esparto y escayola.
  • La serie Line Premium es la que ofrece todas las garantías de seguridad que necesites para tu casa sea del tipo que sea. Estas puertas incluyen sistemas de cierre, marcos y hojas que proporcionan la máxima eficiencia frente a los ataques. ¡Las más resistentes! También cuenta con un marco de acero, una estructura interna de acero reforzado y un escudo de seguridad abocardado, pero se diferencia de Line Plus en que dispone de cilindro de alta seguridad, llave incopiable (protegida con patente), cerradura de alta seguridad y chapa de manganeso anti-taladro. Puede instalarse tanto con tornillos como con esparto y escayola.
Cómo elegir puertas de entrada

La entrada más bonita: puertas de seguridad que también decoran

Por encima de todo, una puerta de entrada tiene que proporcionar seguridad. Pero no hay por qué renunciar a la estética. La puerta es lo primero que vemos cuando llegamos a una casa, y nos da muchas pistas de lo que nos vamos a encontrar después. Elegir una puerta elegante, acorde con el estilo de la fachada y que sea también atractiva por el interior es fundamental para tener una casa a la última. Las puertas de seguridad se presentan en distintos estilos y acabados (exteriores e interiores) para que tengas distintas alternativas a la hora de vestir tu entrada. 

Puertas de entrada: estilos

- Rústicas. Nos recuerdan a las casas de campo y a las viviendas de los pueblos. Son de madera maciza, normalmente de especies nobles como el nogal, el cerezo o el roble envejecido. Hay diseños con entrepaños y tablas verticales, y modelos con hoja partida que dejan pasar la luz y las vistas.

Cómo elegir puertas de entrada

- Clásicas. El estilo clásico apuesta por puertas lisas en colores de madera. Son puertas con alma de acero revestidas con hojas de DM en distintos tonos. Los más populares son los colores madera: roble (claro y oscuro), sapelly y haya. Pero también hay modelos clásicos con acabados lacados en blanco o gris.

Cómo elegir puertas de entrada

- Contemporáneas. Las hay en tonos de madera, pero también con acabados lacados en distintos tonos. La última tendencia son las puertas lacadas en gris. Las hojas son lisas, a veces con finas líneas horizontales fresadas en la superficie. Para viviendas unifamiliares, hay modelos que incluyen cuadrados y/o laterales en cristal mate que aumenta la luz natural de la entrada.

Cómo elegir puertas de entrada

Personaliza tu puerta de entrada y combínala con la decoración

Las comunidades de vecinos suelen exigir que las puertas de entrada de las viviendas sean todas iguales por el exterior, tanto en color como en diseño. En este caso no podrás escoger la estética de tu puerta, pero tenemos buenas noticias: es posible personalizar el interior para que combine con el resto de tu casa e integrarla perfectamente con la decoración del recibidor. Es una fantástica solución para vivienda vertical (bloques de pisos), donde las normas de las comunidades de propietarios suelen ser bastante estrictas. Te proponemos varias opciones que te permitirán vestir tu casa con la puerta de entrada perfecta:

Exterior. Las puertas de seguridad se presentan en dos acabados distintos en madera. Puedes escogerla en sapelly, con un tono rojizo y cálido, o en roble, más clásico y neutro. 

Cómo elegir puertas de entrada

Interior. Es aquí donde podrás personalizar tu puerta para adaptarla a tu casa. Escoge entre sapelly, roble y distintos tonos de lacado en blanco. Esta opción hace posible unificar la estética de las puertas de interior de la vivienda, aportando un plus de armonía y elegancia.

Cómo elegir puertas de entrada

Además de poder personalizar la puerta de entrada con distintos acabados por dentro y por fuera, también se puede acompañar la puerta de entrada con unos fijos. Son unos paneles fijos que se colocan en el lateral de la puerta -pueden ir en uno de los laterales o en los dos-. Puedes plantearte colocar un fijo para complementar tu entrada si quieres aprovechar la entrada de luz al recibidor y aportar cierta calidez estética por la zona interior. Existen modelos lisos y también con ribetes y figuras decorativas. Es una decisión puramente estética siempre que dispongas de espacio disponible para colocarlo junto a la puerta.

Cómo elegir puertas de entrada

El sentido de la apertura

Una vez elegida la puerta en función de la seguridad y de la parte estética, es el momento de la parte meramente práctica. ¿Hacia dónde necesito que abra mi puerta? El sentido de apertura se establece desde la parte en la que se empuja para abrir la puerta hacia dentro de la casa. Sitúate frente a la puerta y observa hacia qué lado gira la puerta. Si la hoja va a la derecha es que la apertura es a derechas y las bisagras también estarán en la derecha y viceversa.

Cómo elegir puertas de entrada

Una vez que hayas elegido tu puerta de entrada, es el momento de montarla: lo puedes hacer tú mismo o delegar el trabajo en los profesionales de LEROY MERLIN que te instalarán tu puerta

HAZLO TÚ MISMO

Descubre cómo colocar una puerta de entrada

Ver consejo

Si una vez instalada tu puerta, quieres complementar la seguridad de tu hogar puedes informarte sobre los sistemas de alarma existentes y los accesorios a tu disposición para determinar cuál es el más apropiado para tu vivienda. 

PUERTAS DE ENTRADA

9 puertas que harán de tu casa el lugar más seguro

Ver propuestas