¿Cómo elegir puertas de interior?

● 9 minutos de lectura        ● Cómo elegir    

 

Las puertas son un elemento indispensable dentro del hogar. Ofrecen intimidad y son parte importante de la distribución de los espacios, así como aislantes térmicos y acústicos de los diferentes espacios de tu casa. Vamos a darte todas las claves para que aciertes con la elección.

Partes de la puerta que determinan su calidad

Por normal general, las puertas suelen cambiarse cada 15 y 20 años debido al desgaste por el paso del tiempo y su manejo constante. Los criterios más importantes para determinar la calidad de una puerta de interior son la composición interior, la terminación exterior, el material del marco. Te contamos cuáles son las partes de una puerta:

- Precerco o premarco. Estructura, normalmente de madera, formada por tres piezas -dos laterales y un travesaño- que se fija en el hueco del tabique para reforzarlo y poder recibir la hoja. Cuando se cambia una puerta se suele conservar el precerco original si está en buen estado.

- Cerco o marco. Parte de la estructura de la puerta (suele ser de madera) que se fija al precerco. Sirve para soportar la hoja con los pernios y acoger el sistema de cierre. 

- Hoja. Propiamente la parte que se abre y se cierra (lo que coloquialmente llamamos puerta). Se acopla al marco mediante los pernios o bisagras.

- Bisagras. Mecanismos que se colocan para unir la hoja con el marco y posibilitan su apertura y cierre.

- Tapetas o jambas. Piezas que ocultan la unión entre el cerco de la puerta y la pared y sirve como embellecedor.

- Manilla y resbalón. Son las partes de que consta el tirador, y el sistema de apertura y cierre de una puerta. Suelen ir incluidos en las hojas, pero se pueden cambiar. 

Tipos de puertas según su apertura

El tipo de apertura es muy importante para asegurar la funcionalidad y comodidad del uso de las puertas. Para su elección, hay que tener en cuenta el espacio disponible alrededor y en los lados de la puerta y el uso que se le va a dar. Estas son las diferentes soluciones que puedes encontrar para las puertas de interior:

- Abatibles. Se abren hacia el interior de la habitación y ocupan espacio. Pueden ser de una sola hoja o de dos y cada hoja puede ser ciega, con vidriera o de cristal.

- Correderas. Permiten aprovechar el espacio al máximo, pudiendo ahorrar hasta 1 metro cuadrado de espacio de apertura. Pueden ser sobrepuestas -se deslizan sobre la pared, sin obra- o empotradas -corren por dentro del muro y dejan la pared libre-. Puedes encontrarlas simples o dobles, ciegas o con vidriera, y también de cristal.

- Plegables. Se abren en forma de acordeón y no necesitan espacio en giro para abrirlas ni en la pared para montarlas, ya que se instalan sin obras. Son aptas para espacios muy reducidos.

Composición interior de la puerta

El acabado interno es un factor que más influye en la calidad de la puerta. Distinguimos entre dos tipos:

- Puertas macizas. Su estructura está compuesta por aglomerado de unos 35 mm, DM (densidad media) o madera maciza y ofrece una alta resistencia y aislamiento tanto térmico como acústico. Son robustas y pesadas -alrededor de los 40 kg-, fáciles de limpiar y resistentes.

- Puertas huecas. El interior de la puerta es de cartón de nido de abeja y chapa en DM de unos 3 mm. Son ligeras -su peso ronda los 20 kg, y eso ayuda a la duración de las bisagras-, y de precio asequible. Su capacidad de aislar es moderada.

- Puertas de cristal. Se basan en vidrio templado de seguridad de 8 a 10 mm de grosor. Favorecen la creación de estancias diáfanas que dejan pasar la luz solar. La luminosidad dependerá del tipo de cristal que se elija: totalmente transparentes, traslúcidos, serigrafiados... Es la solución perfecta para comunicar habitaciones o para estancias oscuras como vestidores, despensas, despachos…

Puertas según su acabado exterior

Dependiendo de la elección que hagas, lograrás crear diferentes ambientes:

- Madera natural. Fabricadas en chapa de madera natural, pueden variar con la luz y el paso del tiempo. Recomendadas para los amantes de lo natural. Cada puerta es única porque varía en función del tono y la veta de cada árbol empleado para crear cada puerta. Se pueden lijar y barnizar.

- Lacado. Fabricadas en tablero de DM sobre el que se aplican capas de laca. La cantidad de laca se mide en gramos por metro cuadrado. En función del número de capas y del gramaje, el lacado la puerta será de categoría estándar o plus -tienen un acabado más sedoso-. El lacado otorga a la puerta un acabado liso y satinado muy elegante. Aporta impermeabilidad, y es más sensible a la exposición al sol y a los golpes.

- Sintético. Fabricadas con tablero de DM sobre el que se coloca una o varias capas de papel imitando el dibujo de la madera natural. Consigue uniformidad en todas las puertas y ofrece precios más asequibles.

HAZLO TÚ MISMO

Te damos las claves para instalar tus nuevas puertas de interior

Ver pasos

Consejos para elegir el color

Aquí tienes algunas recomendaciones para decantarte por un color u otro teniendo en cuenta la luz y el espacio que dispongas:

- Estancias con poca luz. Colores claros, como los blancos y tonalidades suaves, y con vidriera para conseguir sensación de amplitud y claridad.

- Estancias con mucha luz. Cualquier tipo de puertas se adaptará a un espacio luminoso.

Si buscas un efecto de calidez, elegancia y sofisticación, las puertas oscuras transmiten esa sensación. Si quieres un aire moderno o exclusivo, decídete por puertas grises.

El marco 

La elección del marco es esencial para garantizar la durabilidad de la puerta, ya que con el tiempo la estructura absorbe humedad y provoca que el marco se hinche y las puertas cierren mal. Se distinguen 3 tipos de marcos en función de su composición y forma:

- Marco MDF. Se compone de fibras de madera prensadas (cartón). Su resistencia a la humedad es moderada. En cuanto a su forma, las tapetas o jambas que utiliza son planas y tienen una ranura que lo hace extensible mediante recrecidos que oscilan entre 2 y 6 cm.

- Marco MDF hidrófugo. Es un marco MDF, pero con un tratamiento añadido presenta una alta resistencia a la humedad. Son extensibles a ambos lados, permitiendo el uso de tapetas en forma de L, que se adaptan a diferentes anchos de pared y disimulan posibles defectos del muro. Se instalan con espuma, luciendo un acabado más estético.

- Marco de madera maciza. Se compone de contrachapado. Su resistencia a la humedad es muy alta. Al igual que los marcos hidrófugos, son extensibles a ambos lados permitiendo el uso de tapetas en L, adaptándose a diferentes anchos de pared, corrigiendo irregularidades, disimulando defectos del muro e incluso permitiendo usar una puerta con un cerco inferior al grosor del muro. Se instalan con espuma.

NUESTROS EXPERTOS HABLAN

Te ayudamos a decidir con esta selección de las mejores puertas de interior

Ver top 10

¿Conoces las series de puertas de LEROY MERLIN?

Nuestra gama de puertas es tan amplia que siempre encontrarás la solución que buscas:

- Serie Line. Puertas robustas y más herméticas que las básicas. Resisten arañazos y golpes, permaneciendo en perfecto estado con el paso del tiempo, con una garantía de 15 años. Llevan marco de MDF resistente a la humedad y sistema de tres bisagras. Puedes elegir distintos acabados estéticos: líneas sencillas en la gama Bari, estilo más clásico en la gama Málaga… ¡descúbrelas todas!

- Serie Line Plus. Hoja maciza de gran robustez y junta isofónica que evita ruidos al cerrar la puerta, ofreciendo gran aislamiento térmico y acústico, además de 25 años de garantía. Esta puerta de calidad media-alta cuenta con un marco de MDF hidrófugo. 

- Serie Premium. Si quieres la garantía más extensa, la serie Premium es tu elección: hasta 30 años. Son las puertas de más alta calidad y las más exclusivas. Hojas y marcos de madera maciza, máxima resistencia de humedad, la mayor estabilidad en la hoja y la mayor durabilidad en sus cuatro bisagras y junta isofónica.