Cómo elegir bajos de puerta

Mejora el aislamiento de tu hogar y gana en eficiencia con burletes y bajo puertas. Estos son elementos que se colocan en las holguras de puertas y ventanas para evitar las filtraciones de aire (tanto la entrada de aire del exterior como la pérdida del calor generado por estufas, radiadores, etc). Son una solución económica, sencilla y rápida de instalar que, además, te proporciona un ahorro energético de hasta el 30%. 

Cómo elegir burletes

Según el lugar de la filtración puedes encontrar burletes –para ventanas abatibles o correderas- y bajopuertas indicados para la puerta de entrada a la vivienda. Los primeros son tiras de espuma, caucho, silicona o cepillo que se adhieren a los marcos de las ventanas. Los segundos están compuestos por un listón de pvc, aluminio o madera y por material aislante de pelo, caucho o caucho reforzado, que se ajustan bajo la puerta cubriendo el hueco que hay entre esta y el suelo.

En resumen

Los burletes y bajos de puerta son una solución rápida y económica para mejorar el aislamiento de tus ventanas y puertas.

La instalación es muy sencilla. Todos los burletes y bajos de puerta son adhesivos, salvo los basculantes que van atornillados a la puerta.

Al evitar las filtraciones y mejorar el aislamiento te proporcionan un ahorro de energía de hasta el 30%.

Tipos: burletes y bajos de puertas

 Podemos distinguir dos grandes categorías: los burletes (diseñados para puertas y ventanas abatibles y correderas) y los bajos de puertas.

Burletes para puertas y ventanas abatibles y correderas

Se adhieren al hueco de la ventana o puerta que quieras cubrir y los hay de distintos materiales.

  • Espuma: Están indicados para cavidades pequeñas y medianas de entre 1 y 4 mm. Destacan por su flexibilidad y suavidad y pueden tener una vida útil de hasta 5 años.
  • Caucho: Son óptimos para huecos medianos y grandes de entre 2 y 5 mm. Este material resiste estar a la intemperie y la acción de los rayos UV. Pueden durar hasta 5 años y pueden contribuir a que reduzcas en el gasto de calentar tu hogar en un 20%.
  • Silicona: Este material está indicado para cubrir cavidades de entre 1 y 7 mm y ofrece una máxima resistencia y aislamiento. Esto se traduce en que puede ayudarte a que reduzcas hasta un 40% en el gasto de calentar tu casa. El tiempo que puede estar con sus cualidades intactas es de 10 años. 
  • Cepillo: Se adhieren a los carriles interiores de las puertas y ventanas correderas y ayudan a un perfecto sellado de estas. Tienen un vida útil de hasta 2 años.
Cómo elegir burletes
Cómo elegir burletes

Bajopuertas

Cubren el hueco que hay entre suelo y la puerta, y pueden ir sujetos de tres maneras: 

  • Basculante: El listón del burlete va atornillado a la puerta y solo toca el suelo cuando ésta se cierra, lo que permite que el azulejo, parqué o baldosa no se raye.
  • Adhesivo: De muy fácil instalación. Se adhieren a la puerta por lo que no hay que hacer agujeros.
  • Doble rollo: Se colocan en el hueco que hay entre el suelo y la puerta sin ningún tipo de adhesivo o tornillo por lo que lo puedes quitar y poner según tus necesidades. Los dos rollos situados a ambos lados de la puerta ejercen de barrera ante la posible entrada de aire y humedad. Está compuesta por una lámina flexible de PVC.
Cómo elegir burletes

Tanto los bajopuertas basculantes como los adhesivos pueden estar compuestos por un listón de PVC, aluminio o madera y por un material aislante que puede ser de:

  • Pelo: No rayan el suelo y además son los más indicados para suelos de moquetas o con alfombras.
  • Caucho: Ofrecen un alto aislamiento y son herméticos al agua.
  • Caucho reforzado: Aportan un aislamiento máximo y no desgastan el suelo.