Cómo elegir una base aislante para suelos

Las bases aislantes evitan el contacto del suelo (de madera o laminado) con el pavimento en solera. Son el accesorio para conseguir un correcto aislamiento térmico y acústico, además de cumplir una función niveladora y de protección frente a la humedad, necesario para instalar un suelo laminado o de madera.

Base aislante y capa antihumedad

Si vas a instalar un suelo laminado o de madera, es necesario colocar sobre el pavimento distintos tipos de aislante. Si es un suelo en que pueda haber cierto grado de humedad es recomendable colocar una base antihumedad. Sobre esta, y bajo el suelo laminado, debes colocar siempre una base de aislamiento térmico-acústico, que evitará, además, pequeños desniveles.

Cómo elegir bases aislantes para suelos

Base aislante: capa que ayuda a una colocación del suelo laminado y que sirve, además, para mitigar el ruido de impacto y como aislamiento térmico. Evita pequeñas irregularidades en el pavimento, con lo que se consigue una instalación más estable. Algunas capas de aislamiento incorporan barrera antihumedad. Si el suelo es proclive a cierto grado de humedad es necesario colocar bajo la capa aislante una capa específica para ello. Podemos encontrarlas en diversos espesores: 1.60 mm, 2.2 mm, 3 mm y 5 mm.

Capa antihumedad: indicada como barrera frente a la humedad que pueda transmitir la solera, se coloca sobre esta y la base aislante. Para su correcta instalación, las tiras deben solaparse unos 20 cm. y unirse con la cita de sellado antihumedad. Suelen tener un espesor de unos 0,2 mm.

Características y ventajas de una base aislante

Las bases aislantes, en su mayoría, están realizadas con espuma de poliuretano, corcho natural, poliestireno extruido o polietileno.

Entre las ventajas que nos proporciona una base aislante están: 

  • Su doble función: barrera impermeable al vapor y el aislante acústico.
  • La absorción del ruido en la estancia.
  • Proteger al revestimiento del suelo de la humedad proveniente del subsuelo.
  • Fabricada con materiales no contaminantes.
  • Resistente a la rotura
  • Compatible con la calefacción radiante por el suelo siempre que se sigan unas pautas: si quieres instalar un suelo laminado en un suelo con calefacción radiante debes colocarlo flotante (nunca encolado); tienes que evitar la condensación bajo el suelo; y siempre seguir las recomendaciones del fabricante.

¿Cómo instalar una base aislante?

Debemos seguir los siguientes pasos:

  1. En el caso de no tener capa humedad incorporada en la base aislante, cubrir el suelo con un film de plástico adicional que funcione como barrera antihumedad. 
  2. Desenrollar la base o capa aislante: la dirección de la capa aislante debe ser en perpendicular a la dirección de las lamas del suelo. Si colocas una base antihumedad, la base aislante también la debes colocar de manera perpendicular a la base antihumedad. Debes evitar que no coincidan las juntas de unas capas y otras. De tal manera que, si hay tres capas (antihumedad, capa aislante y lamas) las juntas de la antihumedad y las de las lamas irán en la misma dirección; la del medio, la capa aislante irá en dirección contraria a las otras dos. Así también se sujetan mejor los suelos.
  3. Antes de comenzar a instalar el suelo laminado o de madera, debes solapar y sellar con cinta adhesiva la capa antihumedad para evitar la que se filtre humedad por las juntas.
Cómo elegir bases aislantes para suelos

En cuanto a la capa aislante, se coloca unas capas junto a las otras (no es necesario que las unas con cinta adhesiva, ya que las lamas colocadas en dirección contraria las sujetarán).