Cómo elegir suelos vinílicos

Cómo elegir suelo vinílico

Es resistente, fácil de limpiar, se instala sin obras y ofrece una amplia variedad de diseños para elegir. Por todo ello, el suelo vinílico se convierte en la opción perfecta para cualquier espacio. Estos son los factores que has de tener en cuenta a la hora de elegirlo.

Si quieres acertar a la hora de elegir el pavimento para tu casa es importante tener en cuenta varios aspectos clave. Además de decorativo y estético, ha de ser capaz de resistir la actividad cotidiana intensa y también fácil de mantener limpio.

El suelo vinílico cumple todos estos requisitos, por lo que se dibuja como una gran alternativa. Sin embargo, son muchos los tipos, modelos y calidades que nos ofrece el mercado. ¿Sabrías cómo elegir el suelo vinílico que tú necesitas?

TODAS LAS OPCIONES

Suelos vinílicos de diversos formatos, formas de instalación y acabados

Ver productos

 

Suelo vinílico, un sinfín de ventajas

Se trata de un pavimento de PVC; es decir, un revestimiento plástico con el que transformar tus estancias sin necesidad de engorrosas obras. Tiene muchas ventajas, comenzando por su alta resistencia, lo que lo hace muy adecuado para cualquier espacio de la casa. Soporta la abrasión, el agua (por lo que es apto para cocinas y baños) y el desgaste (puedes instalarlo en zonas de alto tránsito).

Además, es antibacteriano, antiestático y puede llevar un tratamiento antideslizante, algo que resulta muy práctico en las zonas húmedas de la casa, como el cuarto de baño. 

Otro aspecto muy práctico para zonas concretas de la casa, como pueden ser la cocina o los cuartos de baño, es que es un material fácil de limpiar.

Cómo elegir suelos vinílicos

 

¿Cómo elegir suelos vinílicos?

Existen diversos criterios por los que hemos de guiarnos a la hora de elegir un buen suelo vinílico.

1. Según el formato del suelo vinílico

- Piezas estándar: puedes elegir entre el formato de lama o loseta.

Lama: las lamas son piezas longitudinales que imitan las tablas de madera. Son adecuadas para colocar contrapeadas, como los clásicos suelos de tarima. Funcionan muy bien en cualquier tipo de instalación: adhesiva, en clic o flotante.

Cómo elegir suelos vinílicos

Loseta: las losetas tienen un formato cuadrado o rectangular, pero siempre menos alargado que las lamas. Es el formato perfecto para crear suelos inspirados en las baldosas cerámicas o de estilo industrial.

Cómo elegir suelos vinílicos

- Rollo: es una opción a medida porque se adquieren al corte. Los rollos pueden ser de 2, 3 o 4 metros de ancho y tú eliges el largo que necesitas para que te lo entregen al corte. Se instalan fácilmente con un fijador de alfombra-PVC, cinta adhesiva de doble cara o cola adhesiva. La gran ventaja de este formato es que compras lo que requieras y se adapta perfectamente a la estancia en la que lo vayas a instalar.

DESCUBRE MÁS

Así se instala un suelo vinílico en rollo

Ver paso a paso

 

2. Según el lugar de instalación

Los suelos vinílicos son aptos para cualquier parte de la casa. No obstante, no todas las estancias de la casa sufren el mismo desgaste, de ahí que uno de los criterios de selección de un modelo de suelo vinílico sea elegir uno adecuado para la habitación o el espacio donde va a ser colocado.

Por una parte, el baño y la cocina necesitan un suelo más resistente porque las exigencias de limpieza y de resistencia al agua y vertidos de otros líquidos tiene que ser mayor; y, por otra parte, porque el salón por ejemplo tiene mayor tránsito que los dormitorios. 

PARA BAÑOS Y COCINAS TAMBIÉN

6 suelos vinílicos para todas las estancias de la casa

Ver inspiración

3. Según el uso

Relacionado con la estancia en la que lo vayas a colocar, está el criterio del uso que va a tener que soportar el suelo vinílico. Este es un aspecto que debes tener claro, ya que de él dependerá también que la elección que hagas sea o no la correcta. Comienza por pensar si necesitas un suelo que va a verse expuesto a un alto nivel de intensidad -porque tienes niños pequeños, mascotas, porque es para zonas públicas, espacios concurridos, zonas de paso, etc.- o si lo quieres para los dormitorios de una segunda residencia, por ejemplo.

La diferencia entre unos y otros modelos de suelos vinílicos, en relación a su nivel de uso, estriba en su resistencia. La resistencia de un vinílico lo determinan su composición.

- Por una parte, hay que tener en cuenta el espesor total del suelo. Los suelos más gruesos ofrecen mayor robustez y un mejor comportamiento acústico a la pisada, aportan estabilidad y las uniones aguantan mejor. Los espesores varían entre 2,5 y 5 mm. En relación con el tipo de instalación, los pavimentos que se colocan mediante sistema en clic son más duraderos cuanto más gruesas sean las piezas.

- Por otra parte, la capa superior (o capa de uso que es la capa más externa de todas, es transparente y protege el acabado final), que es la que determina la resistencia del suelo a las pisadas, a los roces, al desgaste. A mayor grosor de la capa de uso, mayor resistencia al uso y al impacto ofrecerá.

En función del nivel de uso al que vas a someter a tu suelo, tendrás que elegir entre los diferentes niveles disponibles en LEROY MERLIN:

- Basic: posee una capa de uso de 0.07 mm (solo para suelos adhesivos).

- Medio: apto para dormitorios y zonas de poco uso con un paso moderado. Cuenta con una capa superior de 0,15 mm (suelos adhesivos y en clic). Está destinado a espacios en los que el uso es moderado: parejas sin niños o solteros, o también para suelos de viviendas ocasionales como pueden ser segundas residencias o casas de alquiler.

- Forte: para zonas de paso habitual. La capa de uso es de 0,30 mm (suelos adhesivos y en clic). Es un buen pavimento para familias con hijos y para zonas especialmente transitadas de la casa.

- Intenso: para toda la casa y zonas de paso muy intenso, incluidos la cocina y los cuartos de baño. Cuentan con una capa de uso de 0,55 mm (solo para suelos vinílicos con sistema en clic). Están destinados a familias con niños pequeños, animales domésticos, etc.

- Intenso Extrem: su capa de uso es de 0,55 mm, la mayor, y son piezas rígidas idóneas para zonas de paso muy intenso, aptas para comercios, negocios, oficinas. Los modelos Intenso Extrem son los suelos vinílicos SPC (Solid Polymer Composite), el pavimento vinílico más resistente que hay en el mercado.

El suelo vinílico SPC, el suelo vinílico más resistente

Se trata del suelo de este tipo más resistente que existe, adecuado para zonas de uso muy intenso. Se diferencia del resto de suelos vinílicos porque, además de polímeros, está compuesto de materiales de carga mineral que le aportan una gran dureza y resistencia.

Pero, además, cuenta con otras ventajas adicionales a los suelos vinílicos tradicionales:

  • El SPC no se dilata ni se contrae con el calor, por lo que resulta adecuado para sistemas de calefacción por suelo radiante.
  • Por el mismo motivo, no necesita juntas de dilatación ni perfiles en puertas o espacios como pasillos. Es posible disfrutar de un suelo sin cortes en toda la casa.
  • Ofrece una mayor resistencia al rayado y no se calcan las superficies de soporte.
  • Como lleva la base aislante incorporada en la propia pieza, ya no hay que comprar una base aparte, y la instalación es más rápida y sencilla.
  • Muchos de los diseños cuentan con estructura sincronizada a registro, lo que redunda en un mayor realismo en las imitaciones a otros materiales como la madera.
Cómo elegir suelos vinílicos

4. Según el sistema de instalación

Una de las grandes ventajas que tienen los suelos vinílicos es que apenas es necesario hacer obras para instalarlos en un espacio determinado. Ya se trate de un formato en lamas o en losetas o en rollo, su colocación puede hacerse de varias maneras:

- Autoadhesiva: esta colocación la puedes hacer si eliges modelos de suelo vinílico autoadhesivos que se adhieren a la superficie, es decir, que el propio suelo trae incorporado el adhesivo para facilitar su colocación. Su colocación consiste en pegar al suelo de base retirando el papel protector y pegando la cara adhesiva contra la superficie. La base debe estar limpia, libre de polvo, bien nivelada y no ser porosa. Si el suelo es poroso habría que aplicar un tratamiento previo con un tapaporos y una imprimación. Estas piezas son fáciles de cortar y manejar.

Cómo elegir suelos vinílicos

- En clic: las piezas que cuentan con sistema de clic -a base de ranuras y lengüetas similar al suelo laminado- se van encajando unas con otras sin adhesivos ni otros mecanismos de unión. Se pueden colocar sobre cualquier superficie (excepto moquetas o alfombras). Si las lamas superan los 5 mm de espesor, no es necesario nivelar el suelo (siempre que no haya imperfecciones en él mayores de 1 mm). Es el sistema más rápido de colocar.

Cómo elegir suelos vinílicos

- Encolado: estas piezas se colocan sobre el suelo, pero necesitan adquirir aparte un adhesivo específico -colas sin disolventes que se aplican con rodillo- para suelo vinílico.

- Autoportante: sistema de instalación sin clic ni adhesivo. La fijación al suelo se hace a partir del propio peso y características del suelo. No requiere apenas preparación del suelo, ya que las zonas no niveladas quedan cubiertas gracias a las características del propio suelo. Es rápido de sustituir y reemplazar, lo cual facilita futuras renovaciones. 

TÚ DECIDES EL SISTEMA DE INSTALACIÓN

Sigue estos pasos y coloca fácilmente tu suelo vinílico

Ver paso a paso

5. Según su estética: el color y el diseño

Todos queremos un suelo duradero, que no se deteriore fácilmente, pero también deseamos un pavimento bonito y decorativo, que nos guste mirar y pisar. Con los suelos vinílicos no tendrás problema para conseguirlo porque hacen gala de un amplio abanico de modelos.

Mayoritariamente hay dos estilos principales.

- Imitación a suelos de madera: es una de las opciones de suelos vinílicos más populares. Estos modelos imitan maderas variadas de forma muy realista, desde la madera más lisa hasta la más veteada y donde se aprecian perfectamente sus nudos. Y de todas las tonalidades: blancas, grises, marrones claras y oscuras, rojizas…

Cómo elegir suelos vinílicos

- Imitación a otros materiales: los suelos vinílicos pueden tener un acabado de imitación cemento, piedra, hormigón... Además, hay una gran variedad de diseños especiales con acabados cerámicos, de baldosas hidráulicas, cemento, óxido, etc.

Cómo elegir suelos vinílicos

También puedes decantarte por suelos vinílicos con un acabado liso. Es una alternativa decorativa más sobria, que se adapta a cualquier decoración. En este sentido los colores disponibles en Leroy Merlin son colores blancos, grises, beiges, naturales, rojizos, oscuros, etc. 

Cómo elegir suelos vinílicos

Como ya te hemos mostrado el suelo vinílico es fácil de instalar, así que puedes colocarlo tú mismo si quieres u optar por delegar ese trabajo.

LO HACEMOS POR TI

Confía la instalación de tu suelo vinílico a los profesionales de LEROY MERLIN

Ver instalación